Educación destina 710.000 euros a 20 proyectos de Cooperación al Desarrollo

Refugiados sirios en un campamento a las afueras de Baalbek, en Líbano. /Michael Goldfarb / efe
Refugiados sirios en un campamento a las afueras de Baalbek, en Líbano. / Michael Goldfarb / efe

Las subvenciones del Gobierno a las ONGDs, que crecen un 37%, permitirán realizar labores humanitarias en Líbano, Cisjordania, Camerún o Bolivia y fomentar acciones educativas en la región

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

La protección y rehabilitación de viviendas para la población siria en Líbano y la mejora de su atención médico-social; la dotación de agua potable a la comunidad quechua de San José, en Colomí (Bolivia); la construcción de módulos residenciales para niños en Mekong (Camerún); o la mejora de las condiciones de vida y el desarrollo sostenible de distintas comunidades palestinas de Cisjordania, son algunos de los objetivos y destinos de las subvenciones en materia de Cooperación al Desarrollo que acaba de conceder la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria.

La veintena de ayudas otorgadas a otros tantos proyectos alcanzan un montante total de 709.322 euros, un 37% más que en 2016, y benefician a distintas Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo (ONGD) que trabajan y colaboran en intervenciones de acción humanitaria y promoción y defensa de los Derechos Humanos, en proyectos de cooperación en países de desarrollo y en acciones educativas en la región.

Las subvenciones, convocadas por la Dirección General de Juventud y Cooperación al Desarrollo, que conduce Jorge Gutiérrez, a través de un proceso de libre concurrencia y resueltas recientemente, se enmarcan dentro del objetivo de «apoyar la labor de estas organizaciones para impulsar y hacer realidad proyectos que son esenciales para mejorar, en lo posible, la vida de muchas personas», destaca el consejero del área, Francisco Fernández Mañanes. En su opinión, esta inversión de más de 700.000 euros es una «prueba clara» del compromiso solidario de Cantabria con el «desarrollo sostenible», cumpliendo con el objetivo de mostrar el «apoyo y solidaridad» de la ciudadanía de Cantabria con los numerosos problemas que se dan en las zonas y pueblos del mundo más desfavorecidos. «Los proyectos impulsados por el Gobierno en este 2017 pretenden intensificar la colaboración con las ONGDs cántabras y contribuir a hacer un mundo mejor y más justo para todos, especialmente para aquellos que más lo necesitan».

Tres tipos de órdenes

La primera orden de ayudas, cifrada en 400.000 euros, se destina a proyectos de cooperación internacional que potencien el desarrollo humano y sostenible. Entre ellas destaca el proyecto de mejora de las condiciones de vida de las comunidades palestinas en distintos territorios ocupados de Cisjordania, para el que la ONGD Asamblea de Cooperación por la Paz ha recibido 58.100 euros del Ejecutivo regional. La inversión se utilizará para paliar el grave problema de aguas residuales que tienen en la ciudad de Salfit mediante la construcción de una parte de la red de aguas residuales -sólo el 65% de las viviendas están conectadas a ésta-, en concreto la correspondiente al barrio de Al-Mezza. Así, se construirán 300 metros de red de recogida de aguas residuales y se conectarán 15 viviendas -en las que residen 75 personas- que actualmente sólo cuentan con pozos negros, que además tienen filtraciones y desbordes que crean problemas ecológicos y sociales.

La inversión aumentará en 2018 hasta 1,8 millones

La inversión en Cooperación al Desarrollo del Gobierno cántabro ha crecido este año un 37%, pasando de los 445.000 euros aportados en 2016 a los 709.322 actuales, un impulso que se multiplicará de forma exponencial a lo largo de 2018. Así, los proyectos de cooperación recibirán el próximo año 1.855.000 euros, lo que significa un incremento del 161,27%, el mayor de los últimos 12 años, tal y como aparece recogido en los Presupuestos. «Estas cifras son una expresión clara de una voluntad política: hacer de la cooperación uno de nuestros ejes de actuación y ser también un reflejo de la generosidad que siempre ha demostrado la ciudadanía de esta región cuando se les ha requerido ayuda para diferentes causas», destaca el consejero Francisco Fernández Mañanes.

En este apartado también se subvencionan proyectos como el de la implementación de una oferta de educación técnica especializada, contextualizada y permanente en el territorio autónomo indígena de la Nación Monkoxi de San Antonio de Lomerío, en la Chiquitanía Boliviana (que desarrollará la ONG Entreculturas); o el desarrollo de la base productiva y fomento de la participación ciudadana en el Caribe colombiano (que impulsa el Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad), entre otros.

Por su parte, la orden para financiar intervenciones de acción humanitaria ha repartido sendas ayudas de 55.000 euros a Acnur y Cruz Roja, que las invertirán en el Líbano. La primera se utilizará para la protección y rehabilitación de viviendas para la población siria refugiada, mientras que la segunda se dirige al programa de salud de Atención Primaria que desarrolla Cruz Roja desde 2013 para promover de manera gratuita y universal estos servicios tanto a población refugiada, como a comunidades de acogida libanesa en situación de vulnerabilidad. Los mismos se realizan a través de unidades móviles que se desplazan cada día de la semana a una localización concreta.

Por último, diez ONGDs se reparten los 199.322 euros de la partida de subvenciones dirigida a realizar tareas de Educación para el Desarrollo en Cantabria con el objetivo de «sensibilizar» a la sociedad y concienciarla de que la solidaridad es «un trabajo de todos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos