Montoro bate el récord de multas a los contribuyentes cántabros con 20,8 millones

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda / EFE

La Agencia Tributaria recaudó el año pasado un 85% más que el ejercicio anterior y triplicó el ingreso por intereses de demora

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Cuando un contribuyente paga sus impuestos fuera del plazo obligatorio, Hacienda le va a reclamar, además de la deuda principal, recargos, intereses de demora y, según los casos, sanciones. Gracias a estos contribuyentes morosos, la Agencia Tributaria ingresó 20,8 millones de euros el año pasado. En total, en un año toda esa recaudación ejecutiva ha engordado casi un 85% , cuando el conjunto de tributos en la comunidad cayó un 5,6%. Esto se explica, sobre todo, por el volumen generado por los intereses de demora cobrados por Hacienda, que han aumentado casi un 300% en un solo ejercicio, según el informe anual que acaba de hacer pública la Agencia Tributaria

Es el porcentaje que sube la recaudación por intereses de demora en tan sólo un año.

.

Los ingresos que proporcionó el recargo de apremio, esto es, al que se enfrentan los contribuyentes que no pagan sus deudas y son descubiertos por Hacienda, se situaron en 6.985.000 euros, lo que supone un aumento de un 1,2 millones de euros y un 21% más respecto al año anterior. Se trata de un procedimiento de ejecución forzosa a través del cual la Administración procede a cobrarse una deuda mediante una ejecución sobre el patrimonio del deudor, por ejemplo, sobre la nómina. Se puede interpretar como algo similar a un embargo, con un interés de hasta el 20 %.

La recaudación por intereses de demora, que es el recargo que impone Hacienda en los casos de morosidad o retraso en los pagos, ascendió en 2015 a 3,6 millones de euros y el pasado curso prácticamente se triplicó hasta alcanzar los 11.483.000 euros. En cuanto al importe recaudado por sanciones (2,28 millones de euros), se elevó un 21,9% respecto de el último año.

Unos datos todos ellos que redundan en la tesis mantenida desde el Ejecutivo por reducir la cantidad de dinero que escapa del Estado, el cual va desde el gran fraude fiscal hasta los pequeños evasores o las personas que no han podido negociar sus deudas con Hacienda. A la vez, esta es una manera de reducir el déficit, uno de los grandes lastres de España.

Cantabria es una de las regiones donde más aumenta esa persecución del fisco. En Valencia, por ejemplo, los intereses de demora el incremento está en el 175 %; en Extremadura es de otro 62 %. La propia Agencia Tributaria recuerda en su memoria anual que los intereses de demora subieron un 8,9 % de media «tras dos años de caídas». A pesar de que la cifra parece desorbitada por el fuerte incremento, especialmente para aquellos que las tienen que pagar, lo cierto es que son insignificativas dentro de toda la recaudación, ya que no suponen ni el 1 % del total. Sólo entre IRPF e IVA desde Galicia se aportan 1.790 millones.

Las cifras

6,9
Millones de euros corresponden al recargo de apremio por no pagar las deudas.
11,4
Millones son por las multas por los retrasos o los casos de morosidad, que se han disparado en un curso.
2,28
Millones son de recaudación directa por las sanciones que pone en marcha la Agencia Tributaria, que crecieron un 21%.

Descenso de otras tasas

Ese repunte en el capítulo de multa es uno de los mayores en la cuenta general de recaudación de Hacienda. Pero también hay un descenso considerable en el capítulo de otras tasas, que pasan de 16,1 millones a 8,4 millones, con un descenso del 47,1%. La propia Agencia Tributaria achaca esta reducción a «cambios normativos». Así, por el Canon por la utilización de las aguas continentales en la generación de energía eléctrica. «Esto se debe a que en 2015 se ingresó el importe de dos años, correspondientes a los ejercicios 2013 y 2014 (el canon se aprobó en 2012 y una vez al año se debe liquidar el pago correspondiente al año natural anterior), mientras que en 2016, ya regularizado el tributo, sólo se ingresó la liquidación de 2015», se explica en el documento marco. Asimismo, gran parte de la desviación se debe al Impuesto sobre transacciones financieras , incluido en el Presupuesto, pero que finalmente no entró en vigor. Asimismo también es consecuencia por el Impuesto sobre la Producción de la Energía Eléctrica, debido a la caída de precios ya comentada en el mercado de producción.

Fotos

Vídeos