El último viaje de José Manuel

Los compañeros de José Manuel recibieron la noticia de su fallecimiento cuando se encontraba de visita en Santander / Foto: Sane
Cantabria

Fallece uno de los turistas malagueños intoxicados por una fuga de gas en el hotel de Isla | Su mujer y tres personas más siguen graves en la UCI de Valdecilla, aunque evolucionan favorablemente | El grupo de excursionistas andaluces regresa este sábado a Rincón de la Victoria

Mariña Álvarez | José Carlos Rojo
MARIÑA ÁLVAREZ | JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Su visita a Cantabria estaba llamada a ser un viaje de hermandad, como el de todos los años. José Manuel Calleja, un malagueño de 62 años, prejubilado en una importante empresa cementera, era uno más de los vecinos de la pedanía malagueña de La Cala del Moral (Rincón de la Victoria) que, junto a su mujer, no había faltado a ninguna de las últimas citas turísticas organizadas por las asociaciones Azalea y Amuaxa. Este año se habían fijado en la oferta de la agencia de viajes ‘España Visión’: seis días por el norte de España, con visitas a San Sebastián, Bilbao y Santander y varias localidades cercanas a las tres capitales (Guernica, Comillas, Bermeo, Santillana del Mar, Castro Urdiales, etc) por el módico precio de 265 euros. La estancia estaba fijada en el hotel Campomar, en Isla, junto a la espectacular playa de La Arena. Sin embargo, el viaje de José Manuel se truncó el jueves. Un fatídico escape de gas debido a la mala combustión de la caldera del hotel, que provocó un escape de gas , ha terminado con su vida.

José Manuel falleció este viernes en el hospital Valdecilla de Santander. No pudo superar la intoxicación sufrida al inhalar monóxido de carbono pese a los intentos de los médicos que, incluso, habían logrado reanimarle de la parada cardiorrespiratoria que sufrió en la misma habitación del hotel. Sus compañeros de viaje se enteraron de la noticia cuando visitaban Santander y trataban de olvidar lo ocurrido un día antes en el hotel de Isla. Su mujer permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro sanitario, con pronóstico grave, aunque responde bien al tratamiento, según el último parte médico. Sus dos hijas se trasladaron este viernes hasta la capital cántabra para hacerse cargo del cuerpo de su padre y con la esperanza de que su madre tenga la fortaleza física suficiente para superar el trance.

En la UCI de Valdecilla permanecen aún, además de la mujer de José Manuel, otras dos personas cuyo pronóstico es grave, aunque en las últimas horas la evolución de todos ellos ha sido favorable e incluso a dos de ellos ya les ha sido retirada la respiración asistida. En el hospital está también ingresado uno más en la Unidad de Alta Resolución Hospitalaria y el resto ya han sido dados de alta.

De los 49 afectados por este escape que fueron atendidos en Valdecilla, 21 han recibido tratamiento en la cámara hiperbárica , ya que todos ellos estaban intoxicados con monóxido de carbono. En el Hospital de Laredo, donde fueron tratadas otras 43 personas afectadas por este escape de gas, ya no hay ninguna persona ingresada ni en observación: las últimas 17 que estaban por en la tarde del viernes en el centro hospitalario fueron dadas de alta por la noche.

Andalucía ofrece sus recursos a los afectados

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Málaga, Ana Isabel González, se ha desplazado este viernes a Santander para coordinar la ayuda sanitaria a los malagueños afectados por el escape de gas ocurrido ayer en un hotel de Cantabria.

Desde que se conoció el hecho, responsables de la Junta de Andalucía en la provincia de Málaga han estado en contacto con las autoridades sanitarias de Cantabria para realizar un seguimiento de la situación sanitaria de los afectados, según ha señalado la Junta en un comunicado.

La delegada de Salud de la Junta en Málaga se desplazará a lo largo de la mañana al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, donde están ingresados los afectados más graves, para ofrecer a sus familias los recursos necesarios de la Junta de Andalucía.

El hotel Campomar permaneció ayer cerrado por la investigación en curso para esclarecer el origen del escape de gas. / Antonio 'Sane'

El viaje

José Manuel y sus 38 compañeros de las asociaciones Azalea y Amuaxa llegaron a Cantabria el lunes por la noche, procedentes de Madrid, donde habían llegado desde Málaga. Bilbao y Comillas fueron sus primeros destinos en la jornada del martes, para recorrer el miércoles San Sebastián, Guernica y Bermeo. A su llegada al hotel, José Manuel y su mujer, tras la correspondiente cena, ocuparon su habitación en el hotel Campomar, sin saber el fatídico destino que les esperaba. El jueves, a primera hora de la mañana, la mala combustión de la caldera (según los primeros informes de los técnicos) provocó un escape de monóxido de carbono que se filtró por la rendijas de respiración de los cuartos de baño. La habitación del matrimonio fue una de las más afectadas.

La alarma saltó cuando varios turistas echaron en falta a sus compañeros a la hora del desayuno. Primero se les llamó por teléfono, pero no hubo respuesta. Después, golpeando las puertas... Fue la responsable de la agencia de viajes la que subió con la llave maestra y empezó a abrir todas las habitaciones. El panorama que se encontró fue desolador, con gente que yacía inconsciente, semiconscientes o vomitando.

A José Manuel lo encontraron tendido en parada cardiorrespiratoria. Los efectivos del 061 lograron reanimarlo y trasladarlo de urgencia hasta el hospital Valdecilla, donde quedó ingresado en la UCI. Ayer, el Servicio Cántabro de Salud informaba de su fallecimiento.

Antes de recibir este viernes la triste noticia, sus compañeros de viaje tomaron la decisión de continuar con el itinerario de visitas previsto a la espera de que la recuperación de los afectados dejara el accidente en un susto. Conocido el desenlace, decidieron poner fin al paseo para regresar a Isla y replegarse en el hotel Estrella del Norte. Este sábado emprenderán viaje de vuelta hasta Rincón de la Victoria, donde llegarán a última hora de la noche para reunirse con sus familiares. El Ayuntamiento del municipio malagueño ha decretado tres días de luto y ha suspendido las fiestas que se celebran en la villa durante estos días. El alcalde, Francisco Salado, declaró que el Consistorio va a ofrecer «asistencia y apoyo psicológico a todas las personas afectadas que la requieran por este suceso».

El Gobierno de Cantabria y la presidenta andaluza, Susana Díaz, mostraron sus condolencias por el fallecimiento de José Manuel Calleja.

Leer más

Fotos

Vídeos