El Museo Marítimo ya tiene su propio sello

Cantabria

Correos edita 228.000 unidades que tienen como protagonista el esqueleto de la gran ballena que preside el centro

El Museo Marítimo ya tiene su propio sello
Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

La gran ballena del Museo Marítimo del Cantábrico se asomará a partir de ahora a las cartas de los españoles y el museo navegará por los sobres de España. El esqueleto del rorcual común ocupa el espacio central del centro la imagen de un sello del que Correos ha editado 228.000 unidades. Tras la ballena se ve una fragata y de ese modo el diseño recoge dos de las líneas maestras del museo santanderino, la biología y la historia naval y marinera de las costas cántabras.

Esta estampilla se enmarca en la colección filatélica sobre museología española que lleva editando la entidad desde 2014. Además, contará con un pliego 'Premium', que es un conjunto de 12 sellos iguales que otorga un valor extra del conjunto para los coleccionistas filatélicos.

El sello se ha presentado este jueves en un acto en el Museo Marítimo donde su director, Gerardo García Castrillo, ha destacado que el diseño del sello «recoge la doble vocación de esta institución, tanto su faceta biológica como la náutica». Entre las múltiples opciones existentes, se optó por el emblemático esqueleto de rorcual común y el modelo de fragata, ambas piezas ya centenarias y «símbolos» del patrimonio acogido en este centro, ha apuntado Castillo. Correos ha trabajado sobre la fotografía de Miguel de Arriba, fotógrafo de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte.

El director de Filatelia de Correos, Modesto Fraguas, ha comentado que las piezas filatélicas «contienen elementos que nos hablan de nuestra historia y patrimonio». En cuanto a la colección dedicada a los museos, donde se incluye este sello, ha afirmado que se han emitido un total de 30 series «tanto de museos muy conocidos como de otros que no lo son tanto», y ha enfatizado el hecho de que la distribución de los mismos «es mundial». En este sentido, el director general de Juventud de Cantabria, Jorge Gutierrez, ha subrayado que el valor «artístico» de los sellos, además de resaltar su capacidad de ser «vehículo de trasmisión» del patrimonio de nuestra región.

Ana Rodríguez

El tamaño del sello es de 74,6 x 28,8 mm y tiene valor nominal de 0,65%. En este caso, el Museo Marítimo del Cantábrico se incorpora este año a la colección sobre museología española junto con otros centros de referencia como el Guggenheim de Bilbao, que en 2017 cumplió 20 años, y el Cuerpo de Conservadores de Museos. Todos ellos se suman a esta serie que, desde hace años, lleva por todo el mundo en forma de sellos los museos de nuestro país.

Cantabria ha sido protagonista de otras colecciones filatélicas como las dedicadas a las Estelas Gigantes de Cantabria, representante del patrimonio histórico material en una hoja bloque bajo el epígrafe Patrimonio Artístico, presentada el año pasado en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria; el sello del Año Jubilar Lebaniego, el 75 Aniversario del Incendio de Santander, el Centenario del Real Racing Club, la Casona Montañesa en la serie de arquitectura rural o el 700 Aniversario del Culto a la Virgen del Mar, así hasta un total de 15 sellos en el período 2014-2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos