«No necesitamos palabras, sino políticas de igualdad efectivas dotadas de presupuestos»

«No necesitamos palabras, sino políticas de igualdad efectivas dotadas de presupuestos»
Javier Cotera

Los colectivos feministas de Cantabria esperan que los responsables políticos «tomen nota» del clamor social y «respondan» a las reivindicaciones

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

«Espero que los responsables políticos, los Gobiernos de todos los niveles, la Administración en general, tomen buena nota de todo lo que hemos denunciado durante estas 24 horas y actúen en consecuencia. No vale sólo con que se pongan el lazo morado u organicen minutos de silencio por la última mujer asesinada, se trata de hacer políticas efectivas de igualdad y de dotarlas de presupuesto para que sean reales, para que no se queden en papel mojado». El mensaje de Ana Bolado, veterana activista y portavoz de la Comisión 8 de Marzo de Cantabria, era claro el día después de la histórica manifestación feminista que reunió a más de 22.000 personas en las calles de Santander en defensa de la plena igualdad de derechos entre hombres y mujeres y para decir basta a las violencias machistas, a la brecha salarial, a la precariedad laboral, a los techos de cristal...

«La empresa privada, la pública, las instituciones y la política son reproductoras de la brecha de género, son todas responsables. Vamos a estar vigilantes para que todo lo que hemos reivindicado se cumpla, porque nos hemos levantado la mitad de este país, las mujeres, y hemos dicho qué es lo que queremos y qué es lo que hace falta. Los políticos, locales, autonómicos y nacionales, deberán responder o seguiremos en las calles», advierte Bolado, que asegura que hay que «intervenir» en la Educación, la Sanidad, la Justicia... «Hay muchísimo que hacer, muchas cosas que cambiar. Desde el 8M de 2018, las cosas no pueden ser iguales, no deben ser iguales. Este día marca un antes y después, la marea feminista es imparable y todos los días van a ser 8 de marzo», señala la activista, a quien el jueves le costó conciliar el sueño después de un día «repleto» de emociones.

Está orgullosa porque «no ha habido ninguna movilización de tal magnitud desde hace al menos dos décadas -la Policía indicó que se podía comparar con las realizadas contra la guerra de Irak o el asesinato de Miguel Ángel Blanco-. La asistencia nos desbordó, era mucho más de lo que soñábamos». Orgullosa porque por primera vez en más de 30 años -la conmemoración del Día Internacional de la Mujer nació en 1975- «nuestra pancarta que abre siempre las manifestaciones, con el lema 'Todas las mujeres. Todos los derechos. Todos los días' fue portada por un montón de jóvenes, adolescentes en muchos casos, mujeres que saben perfectamente lo que quieren, que son conscientes del problema que supone ser mujer en nuestro país y que aseguran el relevo», destaca Bolado. «Ha sido una muestra de que el momento feminista es intergeneracional, transversal y está muy vivo», subrayó.

«Debemos fomentar desde los partidos políticos la presencia de la mujer en los cargos de responsabilidad de las instituciones» Leticia López, PRC

Por su parte, las asambleas abiertas feministas de Cantabria, convocantes de muchas de las movilizaciones desarrolladas a lo largo del jueves, sienten como un éxito no sólo la multitudinaria manifestación vespertina, sino también las acciones derivadas de toda la jornada. «La sensación de que se estaba poniendo en la agenda tanto la necesidad de reivindicar ese derecho como las propias demandas del movimiento feminista a nivel mundial, ha sido la que ha impregnado el día después», destacan.

La Ley de Igualdad

La pelota ahora está en el tejado de los responsables políticos, obligados tomar nota ante la contundencia de las manifestaciones en distintas ciudades de España. Un clamor, alejado de planteamientos partidistas, ante el que ya no cabe ponerse de perfil. Aunque ayer, los dirigentes cántabros prefirieron destacar la histórica jornada vivida el jueves que abordar, con mayor o menor detalle, los necesarios cambios a los que se ven comprometidos con la magnitud del presente movimiento social.

«No vamos a parar hasta conseguir una sociedad donde no tengan cabida la discriminación, las actitudes machistas o la desigualdad» Noelia Cobo, PSOE

Cuando salga adelante, Cantabria dejará de ser una de las únicas cuatro comunidades autónomas, junto con Aragón, Navarra y La Rioja, que no contaba con una legislación autonómica en este ámbito, una norma que se desarrolla a partir de la correspondiente ley nacional que lleva ya más de una década en vigor.

El problema es que la Ley de Igualdad llega siete años tarde, los que lleva este compromiso del bipartito PRC-PSOE guardado en un cajón. En su periodo anterior al frente del Ejecutivo (2007-2011) también se tuvo redactado un anteproyecto de ley que fue aprobado por el Consejo de Gobierno y llegó al Parlamento, aunque todo se hizo tan al filo de los plazos que la normativa no completó la tramitación parlamentaria antes de que concluyera la legislatura. Una demora que llamó la atención. La entonces diputada del PP Tamara González no entendió cómo, si las políticas de igualdad eran vitales para el tándem de gobierno, se hubiera tardado tanto en gestionar la propuesta.

Con la llegada al poder del Partido Popular en 2011, no se volvió a tocar el asunto. Ni un paso adelante. Y con el regreso del bipartito al Gobierno en 2015, la Ley de Igualdad volvió a anunciarse entre las prioridades de esta legislatura, pero no ha sido hasta 2018, justo una semana antes del 8M y cuando restan sólo 14 meses para que termine el actual ciclo político, cuando ha obtenido la aprobación gubernamental. Ahora queda la parlamentaria, con un plazo que es difícil de prever. La Cámara tiene ahora mismo en cartera siete leyes en un estado de tramitación más avanzado que la Ley de Igualdad, que acaba de ponerse a la cola mientras el reloj apremia.

«Es necesario incidir en las políticas para reducir la brecha salarial y aumentar la tasa de ocupación femenina» María Luisa Peón, PP

Leticia López, secretaria de la Mujer del PRC, fue ayer más ambiciosa que su 'jefe' Revilla y aseguró que «desde los partidos políticos debemos fomentar la presencia de la mujer en los cargos de responsabilidad de las instituciones, ya que son las diferentes Administraciones las que tienen la posibilidad de llevar a cabo las acciones que marquen el cambio de rumbo». Un mensaje que suena contundente si se tiene en cuenta que el presidente cántabro nunca ha nombrado consejera a una mujer del PRC en las diferentes etapas que ha estado en el Gobierno. López consideró que los «objetivos» marcados en las reivindicaciones feministas «se conseguirán, como en su día se consiguió el derecho al voto».

Por su parte, la vicepresidenta regional Eva Díaz Tezanos (PSOE) afirmó ayer que este 8 de marzo «va a quedar en la memoria de Cantabria y de la ciudad de Santander» y confió en que «marcará un antes y un después» en las reivindicaciones de las mujeres. «Como mujer, más que como vicepresidenta», aseguró que sintió «un tremendo orgullo por ver las calles de Santander llenas de mujeres de todas las edades, pero especialmente de mujeres jóvenes», que «han cogido la bandera de la igualdad, algo que estoy segura que va a suponer que vayamos dando pasos firmes y a mayor velocidad en esas reivindicaciones que llevamos muchísimo tiempo con ellas».

Mientras, la secretaria de Organización del PSOE de Cantabria, Noelia Cobo focalizó su mirada en el Gobierno central de Mariano Rajoy, ante el que los socialistas exigen «que se continúen impulsando acciones positivas que nos permitan avanzar más en materia de igualdad». Cobo recuerda cómo el PSOE ya ha registrado en el Congreso una Ley de Igualdad Salarial y otra de Igualdad Laboral que «sin duda van a ayudar a erradicar las situaciones de discriminación que tienen las mujeres en el acceso al empleo y a combatir la brecha salarial, que junto a la precariedad y la temporalidad, conforman el eje principal de la desigualdad laboral de las mujeres».

«Es hora de legislar y presupuestar con perspectiva de género para acabar con la desigualdad» Verónica Ordóñez Podemos

Cobo criticó el «retroceso» en materia de igualdad experimentado en los últimos años «por los recortes impuestos por el PP» desde que llegó a la Moncloa. «Los socialistas no vamos a parar hasta conseguir una sociedad más justa, igualitaria donde no tengan cabida ni la discriminación, ni la desigualdad, ni los estereotipos de carácter sexista, ni los comportamientos y actitudes machistas», aseguró.

Desde la oposición

Desde el PP, principal partido de la oposición, fue María Luisa Peón, que entre 1997 y 2003 fue la primera directora general de la Mujer que tuvo el Gobierno de Cantabria, quien señaló que «debemos continuar» con las políticas a favor del empleo femenino y contra la violencia machista; y «profundizar» en las dirigidas a la conciliación de la vida laboral y familiar, «como las anunciadas por el presidente Rajoy para que la jornada laboral concluya a las seis de la tarde». En lo que respecta a Cantabria, Peón indicó que «es necesario incidir en las políticas para reducir la brecha salarial, que crece en lugar de reducirse, y aumentar la tasa de ocupación femenina, que también se ha reducido en esta legislatura».

La concejal popular en el Ayuntamiento de Torrelavega y presidenta de la Junta Local valoró que el éxito de la movilización ha radicado en que «en esta ocasión todas las mujeres nos hemos sentidos implicadas e identificadas con la convocatoria», por lo que subrayó que «es importante dejar a un lado las cuestiones ideológicas» en un reto que «requiere la presencia de todas las mujeres. El feminismo no es patrimonio de la izquierda y hemos podido comprobar que cuando se cuenta con todas las mujeres el éxito de las reivindicaciones está garantizado», destacó Peón.

«Hay que apostar por una mejor educacion en materia de igualdad, desde los colegios hasta las empresas» Rubén Gómez, Ciudadanos

Verónica Ordóñez, diputada de Podemos en el Parlamento de Cantabria, aseguró que este 8M se ha mandado «un mensaje clarísimo al Gobierno y a aquellos partidos que no han entendido nada de la lucha feminista. Es hora de legislar y presupuestar con perspectiva de género para acabar con la desigualdad del 50% de la población. Y esta es una obligación que no se puede seguir posponiendo». Desde la formación morada, añadió Ordóñez, «seguiremos trabajando para que el feminismo sea la columna vertebral de toda la acción política». Así, recordó que «hemos presentado y aprobado propuestas en Cantabria esta última semana como la proposición no de ley para erradicar la brecha salarial o la proposición de ley del estatuto de la mujer rural y de la mar». Y en el Congreso, desde su grupo confederal, han presentado una proposición no de ley sobre cuidados y han registrado 273 preguntas al Gobierno. «El feminismo es una constante en nuestra acción política cotidiana y lo seguirá siendo hasta conseguir una sociedad plenamente democrática entre iguales», concluye.

Educación

«Histórica» es también el adjetivo elegido por Rubén Gómez (Ciudadanos) para calificar la multitudinaria manifestación que recorrió el jueves las calles de Santander como colofón a una jornada repleta de movilizaciones feministas que «obliga» a las instituciones a «tomar medidas», sostiene el portavoz de la formación naranja en el Parlamento cántabro. «Los representantes de los ciudadanos tenemos el deber de continuar trabajando en varios frentes. Uno de ellos es la conciliación familiar: si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado de 2018, el permiso de paternidad se aumentará hasta cinco semanas», señala.

Gómez defiende que «hay que apostar por una mejor educación en materia de igualdad, porque hay demasiadas actitudes machistas entre los jóvenes, que siguen dando normalidad al acoso, no tiene lógica ninguna». Una educación que también considera que se debe trasladar a las empresas. «Sólo desde la educación se puede cambiar el paradigma cultural que perdura en el ámbito laboral de preferir contratar a hombres en vez de mujeres con las mismas condiciones o formación; o de promocionarles solo a ellos a los puestos directivos», aseguró al respecto. El diputado pide también dotar a la Inspección de Trabajo de todas las herramientas necesarias para que «actúen con todo el peso de la ley» cuando detecten diferencias salariales entre hombres y mujeres por realizar el mismo trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos