Ocho meses de cárcel para un ganadero que disparó al coche de un vecino durante una riña por unos pastos

Ocho meses de cárcel para un ganadero que disparó al coche de un vecino durante una riña por unos pastos

La Audiencia confirma una sentencia inicial y considera probado la discusión y los disparos de escopeta

EFESantander

La Audiencia de Cantabria ha confirmado la pena de un año y ocho meses de cárcel que un Juzgado impuso a un ganadero que amenazó con dos disparos a un vecino con el que se enzarzó en una discusión sobre los pastos donde pacían sus vacas. La Audiencia ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal, tras rechazar el recurso que interpuso la defensa del acusado.

La sentencia explica que los hechos ocurrieron en octubre de 2014, en Tezanos (Villacarriedo), donde tuvo lugar la discusión entre los dos hombres.

El acusado se encontraba en su finca cuando apareció en su vehículo el propietario de un terreno colindante junto a su hijo menor de edad, para quejarse de que sus vacas habían entrado en sus terrenos.

El acusado, nada más salir del vehículo, efectuó dos disparos de escopeta a una distancia de 200 metros, con munición semiautomática de percusión central. Y, según la sentencia, dirigió los disparos a donde estaban su vecino y su hijo. Los cartuchos disparados impactaron contra el vehículo del vecino, que tuvo que protegerse junto a su hijo.

La sentencia también explica que el acusado carece de licencia de armas en vigor para disparar la escopeta.

Tras los hechos, el juzgado de instrucción decretó la prohibición para el acusado de acercarse a su vecino a menos de cien metros y a comunicarse con él. Y después del juicio, el Juzgado de lo Penal le condenó a un año y ocho meses de cárcel por sendos delitos de tenencia ilícita de armas y amenazas, y le impuso la prohibición de acercarse y comunicarse con su vecino durante dos años.

La defensa del acusado recurrió la sentencia y alegó error en la valoración de la prueba y también la nulidad del registro de la finca e infracción del derecho a la presunción de inocencia.

La Audiencia rechaza esos argumentos y confirma las conclusiones a las que llegó la juez de instancia, entiende que hay pruebas suficientes para la condena y rechaza que se haya vulnerado el derecho a la presunción de inocencia.

El tribunal y la juez dan validez a la versión de tres testigos que, según la sentencia, manifestaron «con rotundidad» que el acusado «sacó una escopeta y disparó hasta en dos ocasiones». Además, en la sentencia consta que el acusado tenía restos de disparo.

La Audiencia también sostiene que el registro de la finca no es nulo, dado que es un espacio abierto que no se puede considerar una morada o domicilio a efectos constitucionales.

Contra esta sentencia solo cabe recurso extraordinario de casación por infracción de ley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos