Oídos sordos a un desahucio

Los bomberos de Camargo acudieron al rescate de José Luis, que fue desalojado por una ventana/DM
Los bomberos de Camargo acudieron al rescate de José Luis, que fue desalojado por una ventana / DM

Una persona con discapacidad auditiva se queda encerrada en su casa al no oír entrar a la comisión judicial

NACHO GONZÁLEZ UCELAYCamargo

Efectivos del Parque de Bomberos de Camargo tuvieron que rescatar el jueves al inquilino de una vivienda de Muriedas al que la comisión judicial que había acudido a ejecutar un desahucio dejó encerrado dentro sin llegar a sospechar que si el hombre no respondió a sus reiteradas llamadas no era porque no estuviera en casa –tal y como interpretó la comisión– sino porque es sordo.

Según explicó ayer la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), colectivo al que pertenece el afectado, José Luis, el incidente se produjo a primera hora de la mañana, cuando personal del Servicio Común de Notificaciones y Embargos acudió a una vivienda de Muriedas para ejecutar una orden de desahucio por precario dictada por el Juzgado de Primera Instancia Nº8 de Santander.

Los funcionarios procedieron al lanzamiento convencidos de que no había nadie dentro

Una vez allí, y tras llamar en repetidas ocasiones a la puerta de entrada sin obtener respuesta alguna, la comisión accedió al inmueble, donde, tras inspeccionar la vivienda y no ver a nadie en el interior, dio la orden al cerrajero de que cambiara la cerradura. Y, tras concluir el lanzamiento, los funcionarios abandonaron la casa absolutamente convencidos de que allí no había nadie.

Un lamentable error que descubrieron algunas horas más tarde, al enterarse de que dentro de la casa se habían dejado al desahuciado. Sordo, ciego parcialmente y sin posibilidad ninguna de salir de aquella vivienda por sus propios medios –ya de por sí bastante limitados–, José Luis, de 65 años de edad, en- tró en pánico al descubrir que le habían dejado encerrado y telefoneó a la PAH pidiendo socorro.

El hombre fue trasladado aun centro de salud «desorientado» y «nervioso»

Llegados a la carrera, cuatro integrantes de la asociación antidesahucios se presentaron en el inmueble, donde a la una de la tarde se personó también una patrulla de la Guardia Civil de Camargo y, poco después, un equipo del Parque de Bomberos del municipio que, ocho horas después de producirse el lanzamiento, lograba desalojar a José Luis sacándole por una de las ventanas de la vivienda.

«Desorientado», dicen los agentes, y «nervioso», asegura la PAH, el hombre fue trasladado hasta el Centro de Salud de Camargo, donde se hizo cargo un familiar.

Versiones distintas

Hasta aquí, la síntesis de un desagradable incidente para el que existen, como era de esperar, dos versiones distintas.

De su lado, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca sostiene que «era imposible que los allí presentes (en el momento del desahucio) no se hubieran percatado de la presencia de José Luis si hubiesen entrado en la vivienda y revisado bien todas las habitaciones de la casa», por lo que considera que se produjo «un fallo muy grave en la actuación de la comisión, que ni tan siquiera dejó una copia del acta del acto de levantamiento».

La PAH, que está segura de que «José Luis no se enteró de que le estaban cambiando la cerradura de la puerta» y cree por ello irracional «pensar que, en sus circunstancias, este hombre pudiera estar escondiéndose de nadie», reclamó ayer «una mayor coordinación judicial para evitar que hechos como este se vuelvan a repetir».

Del suyo, el juez decano de Santander, Jaime Anta, que indicó que la orden de desahucio por precario le había sido notificada a José Luis hace cuatro meses (el 6 de marzo) y que, en consecuencia, el hombre sabía con suficiente antelación el día y la hora en que iba a ejecutarse, precisó que la comisión judicial «revisó la vivienda tal y como procede y no vio a nadie dentro porque en ese momento el hombre debía estar en el sótano del inmueble». «¿Que debieron mirar también ahí? Pues, visto lo visto, sí», reconoce. «¿Qué hacía allí en ese momento? Pues... lo desconozo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos