La petición de Vidal de la Peña de hablar en el Parlamento divide a los partidos

Andrés Fernández

El PRC tacha su pretensión de intervenir en el Pleno de «ilógica» e «ilegal», y emplaza al líder de la CEOEa acudir a la Comisión de Economía

Mada Martínez
MADA MARTÍNEZSantander

El presidente de CEOE-Cepyme, Lorenzo Vidal de la Peña, registró en el Parlamento autonómico, el pasado 5 de julio, un escrito pidiendo comparecer ante el Pleno de la Cámara para exponer su diagnóstico de la situación global de Cantabria, y, de paso, comentar ante los diputados el plan ‘Cantabria 2030’: una herramienta de planificación a largo plazo de la que, como ha lamentado en foros y en varias ocasiones, la comunidad carece. Vidal de la Peña, de hecho, ha acusado al Gobierno PRC-PSOE de inacción. En declaraciones a este periódico, el líder de la CEOE ha justificado su comparecencia –algo inédito hasta la fecha, no ha ocurrido en ningún parlamento autonómico– por la situación «excepcional» que vive Cantabria.

Ayer, representantes de los grupos parlamentarios opinaron en la UIMP –reunidos en un curso sobre el Brexit– sobre esta petición. Pedro Hernando, portavoz del PRC en la Cámara, fue el más contundente. Consideró que el Pleno no es lugar para que el empresario exponga los planes de la patronal, es más, relacionó su pretendida comparecencia con el populismo. «El Pleno del Parlamento representa a los ciudadanos que han votado, cada cuatro años, expresando su opinión.

«Sustituir la labor de los diputados ni beneficia a la institución ni a la democracia ni a Cantabria», afirma Pedro Hernando, del PRC

«Podría celebrarse una comisión sin ningún problema; esto dependerá de la Mesa del Parlamento», cree Pedro Casal, del PSOE

«Vidal de la Peña también tiene cabida para hablar ante los diputados que estamos allí presentes», explica Rubén Gómez, de Ciudadanos

El presidente de la patronal es un legítimo representante de un sector de esta sociedad, pero que yo sepa, hasta el día de hoy, no se ha presentado a las elecciones, no tiene ninguna cualificación representativa electoral de los ciudadanos de Cantabria, y, por lo tanto, entiendo que su petición de comparecer en el Pleno, aparte de ilegal, puesto que no está prevista en el reglamento parlamentario –Vidal de la Peña se acoge al artículo 57.4–, es una comparecencia que no tiene ninguna lógica», expuso. El diputado recela de las intenciones de Vidal de la Peña y le emplaza a comparecer en la Comisión de Economía, «donde tienen hueco él y cualquier miembro de la sociedad que venga a aportar».

27 de julio

Víctor Casal, representante del PSOE, también deslizó que una comisión es el lugar idóneo para que Vidal de la Peña haga su diagnóstico y sus recomendaciones, aunque sin calificar su pretensión de acudir al Pleno. «Podría celebrarse en una comisión sin ningún problema, yo creo que cualquiera que tenga una responsabilidad puede venir a exponernos su visión del tema;esto dependerá de la propia Mesa del parlamento». La diputada popular Cristina Mazas se remitió a la Mesa y a la Junta: «El Parlamento es un órgano de transparencia y tenemos que contar, en la medida de lo posible, con todas las opiniones de los ciudadanos». Y es que la cuestión se decidirá en la Mesa y la Junta de Portavoces. Según Vidal de la Peña, le harán llegar su parecer después de su reunión del 27 de julio.

«El Parlamento tiene que estar abierto para él, pero también para otros movimientos sociales», cree Alberto Bolado, de Podemos

«Tenemos que contar, en la medida de lo posible, con todas las opiniones de los ciudadanos», afirma Cristina Mazas, del PP

El diputado de Ciudadanos, Rubén Gómez, lamentó ayer que su grupo no esté representado en la Mesa, aunque aprobó la comparecencia: «El Parlamento es la casa de todos los cántabros», señaló, «por nuestra parte no habría ningún problema. Él también tiene cabida para hablar ante los diputados que estamos allí presentes». Alberto Bolado, diputado de Podemos, esgrimió el mismo argumento al entender que lo que exponga Vidal de la Peña es de interés general. «El Parlamento debe de ser la ‘casa de los ciudadanos’; cualquier persona tiene que tener la capacidad para expresarse con la mayor de las libertades, mantener un debate». De hecho, recordó la propuesta de su partido de crear un «escaño ciudadano» para que la sociedad se exprese.

Fotos

Vídeos