El PGOU de Santander no permite hacer un museo en la parcela de Puertochico

Los tres solares de Puertochico que acogerán el futuro Mupac. /Roberto Ruiz
Los tres solares de Puertochico que acogerán el futuro Mupac. / Roberto Ruiz

El Plan de 1997 no contempla el uso específico para dotaciones culturales | El Gobierno del PP puso a la venta estos terrenos al descartar la construcción del Moneo y lo valoró en más de 28 millones de euros

G. BALBONA/ E. MUNÁRRIZ SANTANDER.

La espada de Damocles que pende sobre el urbanismo de Santander puede afectar a la construcción de la sede del Museo de Prehistoria y un edificio administrativo en el solar de Puertochico. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2012 contemplaba esta zona como una unidad urbanística y, en concreto, «para equipamiento para sede administrativa del Gobierno». Pero la anulación del PGOU por el Tribunal Supremo ha obligado a la ciudad a volver a usar el que data de 1997.

El documento de hace 21 años dividía este suelo en cinco unidades urbanísticas independientes, calificaba el suelo para uso administrativo y no contempla los usos culturales, lo que obligará a realizar algún cambio administrativo. Los técnicos del Ayuntamiento de Santander tendrán que analizar ahora qué tipo de cambios tienen que hacer. Entre los escenarios que se barajan está una modificación puntual del PGOU, una modificación del equipamiento -como ocurrió en el Palacio de Festivales- o, lo que parece más improbable, que sólo sea necesaria una licencia.

A día de hoy, el solar de Puertochico se divide a su vez en tres. La parcela de la antigua Diputación mide 1.621,4 metros cuadrados y está destinado a aparcamiento libre. Las otras dos más pequeñas miden 751,56 metros cuadrados y 795,28 metros cuadrados. Ambas se destinan al parque móvil del Gobierno y personal funcionario.

Ver más

Las tres juntas, sumando las calles intermedias (calle Antonio del Puerto y Barcelona), forman un área en cuya ficha urbanística se preveía un edificio administrativo. Según el PGOU, todo el solar conjunto son 4.291 metros cuadrados y se permite una edificabilidad de 19.200 metros cuadrados. Ahí se iba a levantar la gran sede diseñada por Moneo.

La crisis acabó con la idea y dejó los solares sin destino seguro. Tanto es así que en la pasada legislatura el PP puso a la venta los terrenos. El entonces presidente Ignacio Diego colocó el cartel de «se vende», llegó a incluirlo dentro del programa Invercantabria, una iniciativa para fomentar la inversión estratégica en la región y los valoró en unos 28,7 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos