Los plumeros y la avispa asiática centran el plan contra las especies invasoras

Los plumeros y la avispa asiática centran el plan contra las especies invasoras
María Gil Lastra

El Gobierno prevé destinar 24 millones en 10 años en su batallá contra estos 'invasores', de los que 300.000 se consignan en las cuentas para 2018

EFESantander

El Plan Estratégico Regional de Gestión y Control de Especies Exóticas Invasoras de Cantabria señala el plumero, la avispa asiática y el mejillón cebra como especies prioritarias, entre las 141 que hay detectadas en la comunidad autónoma.

Entre la flora de Cantabria hay otras especies a las que se prestará especial atención: la chilca, el bambú japonés y la uña de gato; mientras que en el caso de la fauna, la atención se centrará en la avispa asiática, el mejillón cebra, el visón americano, el cangrejo señal, el cangrejo americano o la tortuga de Florida.

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, acompañado por el director general del Medio Rural, Antonio Lucio, ha dado a conocer este proyecto, que prevé una inversión de 24 millones de euros en los próximos diez años y que contará con una partida de 300.000 euros en los Presupuestos de 2018.

Con este plan se pretende, según Oria, «componer una herramienta regional de información», «crear conciencia» de la situación en Cantabria y «determinar las prioridades para la gestión, control y posible erradicación» de las especies exóticas invasoras, en función de la «gravedad de la amenaza» que cada una de ellas pueda representar y de su «grado de establecimiento» en la región.

Además, se prevé sentar las «directrices básicas» que orienten y ayuden a planificar, coordinar y tomar decisiones a todos los organismos, administraciones y sectores regionales implicados, así como reunir un catálogo de las especies invasoras consideradas especies objetivo en Cantabria, que incluya información básica y descriptiva de las mismas y de su comportamiento o las formas de gestión más recomendables en cada caso.

El listado

El consejero ha explicado que en Cantabria existen 141 especies exóticas invasoras o con potencial invasor, de las que 125 son de flora y 16 de fauna, «lo que muestra la amplia diversidad de especies a la que se debe hacer frente y también la variedad de sus consecuencias».

El plumero, la chilca, el bambú japonés o la uña de gato son las que se abordarán con mayor urgencia, mientras que las especies «de actuación prioritaria» de la fauna son la avispa asiática, el mejillón cebra, el visón americano, el cangrejo señal, el cangrejo americano o la tortuga de Florida.

Según ha explicado Oria, las plantas exóticas invasoras abundan más en las zonas costeras de Cantabria que en el interior y están más presentes en aquellos puntos en los que actividad humana es mayor, como autovías o zonas de acopio de tierras, y en áreas de alto valor ecológico como los sistemas dunares. Por su parte, la mayor parte de las especies animales invasoras viven en medios acuáticos, especialmente en los ríos.

El consejero ha valorado el esfuerzo que han realizado los agentes del medio rural en los últimos años en la lucha contra estas especies y ha destacado las medidas y actuaciones que se han llevado a cabo desde 2004, que siguen en marcha y que hasta ahora han supuesto una inversión de cerca de dos millones de euros.

Líneas de actuación

El plan presentado hoy está estructurado en torno a diferentes líneas de actuación en función de las distintas etapas del proceso de invasión.

Así, la primera de ellas es la alerta temprana y respuesta rápida, referida a las «acciones inmediatas que deben acometerse cuando las especies se han introducido».

Le siguen las acciones de control, cuando la especie ha alcanzado «los más altos grados de invasión», y la erradicación, que es «la estrategia más deseable pero por lo general la más compleja».

La contención, cuya finalidad es «mantener a las especies dentro de una zona geográfica limitada», y la mitigación, o el «aprender a convivir con ellas», completan las líneas de actuación contempladas por el plan.

Oria ha cifrado cerca de los 2,3 millones de euros anuales el presupuesto necesario para desarrollar esta estrategia, si bien ha puntualizado que el Ejecutivo regional no aportará esa cantidad en solitario.

El consejero ha anunciado también que en la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad que se celebró ayer, de forma coordinada con Asturias, se propuso la elaboración de una estrategia nacional de lucha contra el plumero y la revisión de la estrategia nacional de lucha contra la avispa asiática, adoptada en 2015.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos