La presidenta nacional del PSOE defiende en Santander la «plurinacionalidad»

La presidenta nacional del PSOE, Cristina Narbona, con Pablo Zuloaga a su derecha y Pedro Casares a su izquierda./Celedonio
La presidenta nacional del PSOE, Cristina Narbona, con Pablo Zuloaga a su derecha y Pedro Casares a su izquierda. / Celedonio

Cristina Narbona responde a Susana Díaz sin citarla: «¿Qué parte no entendieron estos compañeros del artículo que en 2010 firmaron Felipe González y Carme Chacón, en el que se expresaba que la fuerza de España era la de ser una nación de naciones?»

Álvaro San Miguel
ÁLVARO SAN MIGUELSantander

Susana Díaz ha salido reforzada del Congreso andaluz de este fin de semana. Tras su derrota a manos de Pedro Sánchez, el abrumador apoyo que ha obtenido en su tierra le ha dado pie para criticar al PSOE de Sánchez. «Las personas por delante de los territorios, somos socialistas, nunca fuimos nacionalistas». Al otro extremo del país, en Santander, la nueva presidenta nacional del PSOE, Cristina Narbona, ha respondido este domingo a la confianza depositada en ella hace un mes por Pedro Sánchez para mandar un recado al 'susanismo': «No sé qué parte no entendieron estos compañeros -a los que no cita- del artículo que en 2010 firmaron Felipe González y Carme Chacón, en el que se expresaba que la fuerza de España era la de ser una nación de naciones, en plural, es decir, naciones». Poco más se puede sacar en limpio de la presencia de Narbona en el Congreso regional del PSOE cántabro.

«Una nación de naciones, que yo sepa, significa plurinacionalidad. ¿Qué parte no hemos entendido? Porque en el año 2010 y, después tampoco, no oí ni una sola palabra contra Felipe González, a quien tanto le debe el PSOE y toda la sociedad española», ha continuado.

Cristina Narbona ha declarado ser «bastante plurinacional» por su propia trayectoria vital, según ha relatado, al nacer en Madrid, criarse en Italia, vivir en Sevilla diez años, regresar a la capital de España y llevar 30 años compartiendo su vida, ha remarcado, con un catalán, en una relación que empezó, precisamente, en Santander.

Por ello, ha pedido «no perderse en discusiones semánticas» y ha considerado que «los que lo hacen son los que no quieren que se avance, que no se vuelva a tener esa conexión que tenía el PSOE con la ciudadanía, y que se perdió hace algunos años, igual que sucedió en otros países de la Unión Europea».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos