«Un presupuesto solo será válido si incluye una renta social universal»

La diputada de Podemos Rosana Alonso, junto al secretario de Análisis Estratégico del partido, Íñigo Errejón, en Santander./Javier Cotera
La diputada de Podemos Rosana Alonso, junto al secretario de Análisis Estratégico del partido, Íñigo Errejón, en Santander. / Javier Cotera

El diputado de Podemos Íñigo Errejón defiende en Santander que es la única forma de luchar contra la desigualdad, «el principal problema económico»

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

El secretario de Análisis Estratégico de Podemos, Íñigo Errejón, advirtió ayer en Santander que los presupuestos de Cantabria para 2018 «solo serán válidos y estarán a la altura de las necesidades» de los ciudadanos si incluyen una Renta Social Universal, que es la única forma de luchar, a nivel de gobierno local, autonómico o estatal, contra la desigualdad. La desigualdad es el «principal problema económico» que enfrentan hoy los españoles, señaló.

El diputado por Madrid de Podemos participó en La Moraduca –la sede santanderina de la formación– en una jornada sobre la renta básica universal, en la que culpó a la desigualdad de «destruir nuestras posibilidades de crecimiento». Y, por tanto, un ingreso mínimo sería la única oportunidad «de construir un modelo de crecimiento razonable, sólido y estable». España no levantará cabeza, auguró, «hasta que los ciudadanos no recuperen la renta y la capacidad adquisitiva que tenían antes de la crisis» y eso «es imposible de conseguir bajando salarios como hasta ahora».

«Si pulverizas las condiciones laborales de los nietos, no se pagan las pensiones»

Entre duras críticas al Gobierno de Mariano Rajoy, Errejón argumentó que «nos dicen que una retribución de este tipo sería cara. Pero no lo es porque esta clase de renta no se va a Panamá, se queda de inmediato en el negocio de la esquina y eso supone más consumo, más riqueza y más ingresos al Estado que, a su vez, no tendría que recurrir a la financiación internacional».

Según explicó ante más de un centenar de miembros del partido y simpatizantes, Finlandia ya tiene una experiencia piloto en este sentido «y allí la gente dedica el tiempo que no está trabajando gracias al desarrollo tecnológico, a innovar. Así que no dejemos que nos digan que los ajustes hay que hacerlos por abajo, recortando salarios. Si queremos que nuestra economía compita por arriba, necesitamos salarios altos. Eso lo sabían bien nuestros abuelos».

Pero quien fuera número 2 de Podemos afirmó que en España «se ha roto el contrato social que estuvo vigente en su época» que venía a suponer que si una familia se reventaba a trabajar, «el que venía detrás viviría algo mejor».

El diputado predijo que esto ya no será así en el futuro «porque en este país los ricos se han colocado por encima de la ley» y han roto el acuerdo-contrato social por cuatro partes. Por un lado, han acabado con la transparencia de las instituciones, «que ahora se dedican a la rapiña y el que gana las elecciones sabe que le ha tocado la bonoloto para cuatro años». Por otro, «han quebrantado el pacto de la igualdad de oportunidades» entre quien nacía con posibles y quien no.

Además, le parece «urgente recuperar el acuerdo intergeneracional», puesto que, hace décadas, los trabajadores mantenían con sus nóminas las pensiones de sus mayores. Ya no sucede –expuso– porque «si pulverizas las condiciones laborales de los nietos, el sistema no logra pagar las pensiones a los abuelos. Por eso, la reforma pasa porque los trabajadores recuperen la capacidad adquisitiva». Finalmente, habló de la ruptura del acuerdo territorial. «Claro que hace falta un nuevo modelo de financiación autonómica, pero donde ellos ponen un techo de gasto, nosotros tenemos que poner un suelo de ingresos que permita enfrentar la próxima crisis a los que menos tienen».

Reforma constitucional

Íñigo Errejón también avisó de que, cuando se abra el debate sobre la reforma constitucional, deberá llevar «en su mismo corazón, la defensa de los derechos sociales erosionados durante la crisis». De no ser así, «será una reforma vacía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos