El puerto negocia con FCC la reanudación de las obras del nuevo muelle 9 de Raos

Vista del muelle 9 de Raos, con las instalaciones de Terquisa al fondo.
Vista del muelle 9 de Raos, con las instalaciones de Terquisa al fondo. / Roberto Ruiz

La Autoridad Portuaria reconoce que «no hay máquinas trabajando» pero dice que tampoco ha autorizado parar la construcción

Miguel Ángel Pérez Jorrín
MIGUEL ÁNGEL PÉREZ JORRÍNSantander

No hay máquinas trabajando en el tajo del muelle 9 de Raos y no las hay porque la empresa adjudicataria de las obras, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y la Autoridad Portuaria de Santander (APS) discrepan sobre puntos fundamentales del proyecto, un enfrentamiento que ha llevado a FCC a suspender, de hecho, el trabajo en el muelle y a retirar la maquinaria. Ambas partes negocian en este momento una solución al conflicto que posibilite la reanudación de los trabajos.

Aunque FCC rechazó ayer hacer declaraciones sobre el contencioso, fuentes cercanas a la empresa sí negaron que tengan intención de renunciar al contrato de 17,2 millones de euros que supone la construcción del muelle. La constructora logró la adjudicación el pasado 20 de diciembre con una baja del 32% sobre el precio inicial de licitación, de 25 millones de euros. La primera piedra que marcó el inicio oficial de las obras se colocó el pasado 24 de abril, hace escasamente tres meses, por lo que la ejecución está en sus comienzos y a 15 meses del final estimado.

En una nota pública, la Autoridad Portuaria reconoció ayer los problemas que atraviesa la principal infraestructura que se lleva a cabo en el puerto de Santander, que han llevado a su paralización efectiva en este momento y desde hace ya varios días. «Hemos recibido una solicitud de suspensión temporal parcial de la obra por parte de FCC, lo que no significa que haya sido aceptada por parte de la APS ni que oficialmente los trabajos estén parados». A renglón seguido, la APS anota la evidencia: «En estos momentos, no hay maquinaria trabajando sobre el terreno», pero asegura que «continúan el resto de trámites administrativos así como las reuniones semanales de obra».

Las discrepancias se centran en la forma de hacer los necesarios rellenos de grava

Las discrepancias entre FCC y la APS son de calado y afectan a un aspecto esencial de los trabajos en curso que impide que puedan continuar sobre el terreno las siguientes fases. Es, además, un ‘camino crítico’ como sostiene la APS; es decir, una parte del proyecto cuya demora supondrá un retraso en la fecha final de ejecución de la obra. La dirección del puerto asegura que esta eventualidad aún no se ha producido y que «el plan de obra de FCC no ha sufrido retrasos».

Mejora del terreno

La discrepancia se refiere a los rellenos de grava que se tienen que abordar para mejorar el terreno y asentar posteriormente los cajones prefabricados de cemento que conformarán el muelle. Según fuentes cercanas al proyecto, hay un enfrentamiento entre empresa y administración por las técnicas y pasos a emplear en la obra. FCC quiere ceñirse exclusivamente a los que figuran en el proyecto y la APS no parece estar de acuerdo y contempla algún tipo de cambio que ha provocado el enfrentamiento.

Hay que destacar que la adjudicación del proyecto a la baja por parte de FCC limita drásticamente sus márgenes de maniobra a la hora de abordar la obra. Fuentes cercanas a la compañía aseguraron ayer que «la baja está controlada», pero el margen para cambios y modificaciones no existe sin un modificado del proyecto. En el comunicado emitido ayer, la APS circunscribe las discrepancias a este punto en concreto y asegura que se «está trabajando» para resolverlo.

La APS asegura que todavía no hay retraso en el calendario de la obra

Los rellenos de grava son esenciales para el proyecto en su fase inicial. Según indicó la APS el día del inicio oficial de las obras, «previamente a la construcción del muelle debe abordarse el dragado de la zanja para la cimentación de los cajones. La obra contempla la mejora del terreno bajo la cimentación de los cajones con columnas de grava, para lo cual se construirá un acceso provisional de acceso a la zona de tratamiento con equipos terrestres. Posteriormente se retirará para reutilizar el material en rellenos de explanada». Los rellenos requerirán el empleo de 393.000 metros cúbicos de materiales para ganar a la bahía 10.000 metros cuadrados que, junto a otros 8.000 metros cuadrados de terreno firme, conformarán los 18.000 metros cuadrados disponibles de la plataforma del nuevo muelle de traque.

Muelle clave

Raos 9 es un muelle clave para el futuro del puerto de Santander, según el presidente de la Autoridad Portuaria , Jaime González. La nueva infraestructura incrementará el tráfico ‘Ro-Ro’ (embarcaciones que transportan automóviles y camiones) e intentará posicionar a Santander en el mercado europeo de contenedores, una histórica asignatura pendiente de la comunidad. La ampliación permitirá que dos buques transoceánicos atraquen al mismo tiempo (ahora sólo puede hacerlo uno) y también añadirá espacio para almacenamiento y para la llegada de nuevas líneas de coches, un negocio en el que Santander quiere acrecentar su liderazgo tras batir el año pasado su récord con 456.000 vehículos.

El nuevo muelle de Raos

291 metros
El nuevo atraque de Raos 9 sumará una superficie pavimentada de 18.000 metros cuadrados, de los que 10.000 metros se ganarán al mar.
Nueve cajones de cemento
El muelle estará formado por 9 cajones de hormigón armado, que se construirán en el uerto en un dique cajonero.
Dragado
Se dragarán más de un millón de metros cúbicos para trazar una canal de navegación a una cota de -11,5 metros y un atraque a -13 metros.

La exportación de automóviles en líneas Ro-Ro transoceánicas (destino Sudáfrica, Australia, América), exige cada vez más longitud de atraque para prestar servicios a buques de gran eslora (superior a 200 metros). Con el nuevo atraque en el muelle Raos 9 aumentará la oferta actual y el Puerto de Santander mantendrá la calidad de servicio sin provocar pérdidas de tiempo por fondeos en buques de línea regular».

Fotos

Vídeos