Real afirma que en el 'caso Ruiz Sisniega' «no se ha cometido ninguna ilegalidad»

Real afirma que en el 'caso Ruiz Sisniega' «no se ha cometido ninguna ilegalidad»
María Gil Lastra

La consejera de Sanidad defiende en su comparecencia en el Parlamento que «no existe responsabilidad alguna que depurar»

NACHO GONZÁLEZ UCELAY

La consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, María Luisa Real, aseguró este lunes que en el caso del gerente de la Fundación Marqués de Valdecilla, el socialista Joaquín Ruiz Sisniega, quien presentó su dimisión después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria declarara incompatible ese cargo con el cobro de una pensión por incapacidad permanente total, «no se ha cometido ninguna ilegalidad». De modo que, dijo, «no existe ninguna responsabilidad que depurar». Real se pronunció en estos términos durante su comparencia ante el Pleno del Parlamento, donde acudió para someterse a una interpelación presentada por el PP y responder a algunas preguntas al respecto formuladas por Podemos.

Por orden de intervención, los populares preguntaron a la consejera por las razones que llevaron a nombrar y mantener en el desempeño del puesto de la Gerencia de la Fundación Valdecilla a Ruiz Sisniega. En su exposición de motivos, la popular Isabel Urrutia criticó que el ya exgerente de la institución «haya estado ejerciendo tres años y haya estado recibiendo tres años dos ingresos de dinero público de dos administraciones públicas diferentes irregularmente a pesar de tener una incapacidad total». Molesta, porque «nunca supimos que un alto cargo del Gobierno regional estaba desempeñando un trabajo en estas circunstancias», Urrutia pidió a la consejera de Sanidad «que lo explique y que asuma su responsabilidad».

Cumplía los criterios

En su turno de réplica, Real aseguró que Ruiz Sisniega fue nombrado «porque cumplía todos los criterios para desempeñar ese puesto», aunque después admitió que si hubiera conocido el recurso del exgerente contra la sentencia judicial que declaraba esa incompatibilidad, «se lo habría impedido por el nivel de exigencia en el comportamiento atribuible a los cargos públicos», según aseguró.

Real, que piensa que este asunto no tendría mayor importancia en cualquier otro lugar de trabajo, ni en el sector privado ni en el pública, «porque se habría considerado que estaba defendiendo legítimamente sus derechos y discrepancias con la Seguridad Social», repitió en varias ocasiones que en este caso concreto, el de Ruiz Sisniega, «no se ha cometido ninguna ilegalidad ni ningún fraude». Y opinó que este caso está «a años luz» de la situación de algunos miembros del PP «dentro y fuera de Cantabria», algunos de ellos en la propia Ejecutiva regional. Así, citó al secretario de Sanidad y exgerente de Valdecilla, César Pascual, imputado en calidad de alto cargo de la Consejería de Sanidad de Madrid por irregularidades en la adjudicación del contrato de ambulancias.

En la hora de las dúplicas, la popular y la socialista protagonizaron una trifulca verbal en la que la primera acusó a la segunda de pertenecer a «un gobierno tabernero» y la segunda a la primera de «mentir» e «intentar sacar rédito político» de esta situación. Antes de quedar ese fuego sofocado, el podemita Alberto Bolado volvió con más leña asegurando que «la infracción sí se ha producido, porque un alto cargo no puede recibir dos retribuciones a cargo de los Presupuestos Generales del Estado» y criticando que su declaración de bienes se haya publicado «en blanco» en el Boletín Oficial de Cantabria cuando anteriormente fue presidente de la Comisión de Control de Caja Cantabria. «No es ilegal, no estamos hablando de ningún fraude», insistió Real.

Vuelta Ostrera: sin preferencias

La vicepresidenta de Cantabria y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, aseguró esta tarde que el Gobierno de Cantabria no tiene ninguna preferencia a la hora de ubicar la instalación que sustituirá a la depuradora Vuelta Ostrera y apostó porque en esta elección prevalezcan «las justificaciones técnicas sobre los criterios políticos».

Díaz Tezanos respondió así a una interpelación de Podemos sobre «los motivos por los que se valora como más óptima la opción económicamente más gravosa» para la nueva depuradora.

«Yo no he tomado partido a favor del emplazamiento de las canteras de Cuchía», dijo la vicepresidenta, quien en este sentido reconoció que «tiene puntos a favor y ventajas aunque también otros en contra», como por ejemplo el coste económico.

El Parlamento de Cantabria da la espalda a los Presupuestos Generales del Estado

. El Pleno del Parlamento de Cantabria rechazó una proposición no de ley presentada por el PP para reclamar el apoyo de los partidos con representación en las Cortes a los Presupuestos Generales del Estado para el presente año 2018.

La iniciativa popular, que tan sólo obtuvo el respaldo de Ciudadanos, descarriló en la votación ante la oposición de PRC, PSOE, Podemos y el diputado del Grupo Mixto Juan Ramón Carrancio, quienes mostraron su desconfianza en las promesas realizadas por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Llevando a la tribuna de oradores «cifras contundentes que expresan con nitidez el compromiso del Gobierno de España con Cantabria», la popular Cristina Mazas, que repasó las más importantes inversiones que contempla el documento, intentó convencer al resto de los parlamentarios de que los Presupuestos Generales del Estado para 2018 no sólo «van a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de la región» sino que, además, «van a satisfacer gran parte de las demandas históricas de Cantabria» sobre todo en materia de infraestructuras.

Pero salvo Rubén Gómez (Ciudadanos), que coincidió con ella en que «la inversión por habitante es la más alta de todas las comunidades autónomas», ninguno más se adhirió a su discurso.

Así, Pedro Hernando (PRC) aseguró que estos presupuestos son «un engaño, más falsos que Judas»; Víctor Casal (PSOE) puso en duda «la lluvia de millones prometida para Cantabria por Íñigo de la Serna»; José Ramón Blanco (Podemos) afirmó que son «totalmente antisociales», y Carrancio añadió que no le parecen «buenos para Cantabria».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos