Desaparecen las retenciones en Castro y Torrelavega

Sane

La Operación Salida ha provocado problemas en los enlaces de comunicación con la Meseta y Vizcaya | Un accidente a las tres de la tarde en Ontón, sentido Santander, ha obligado a cerrar el carril izquierdo de la A-8

DMSantander

La 'operación salida' en Cantabria ha dejado retenciones kilométricas esta mañana en los puntos habituales de la red viaria, pero al llegar la tarde las caravanas han desaparecido. La normalidad ha vuelto poco a poco a las autovías cántabras tras registrarse caravanas en el entorno de Castro (conexión con Vizcaya) y Torrelavega (enlace de las dos autovías, la de la Meseta y la del Cantábrico).

El nudo de Torrelavega ha sido el primer afectado de la operación salida en Cantabria. Según informaba la Dirección General de Tráfico, al mediodía ya había unos cinco kilómetros de retenciones entre Riocorvo y Tanos, en dirección Santander. Una retención provocada fundamentalmente por los vehículos que se dirigían a la costa cántabra desde la Meseta. Pasadas las 13.00 horas, el atasco en torno a la capital del Besaya fue remitiendo hasta formar una caravana de poco más de un kilómetro que desapareció minutos después de las dos de la tarde.

El principal problema circulatorio se concentró desde media mañana en torno a Castro Urdiales, concretamente entre Cerdigo y Ontón y, como en el caso anterior, en dirección Santander. Los vehículos procedentes de Vizcaya formaban a las doce de la mañana una caravana de unos seis kilómetros que se ha ido ampliando hasta la decena pasadas las 13.00 horas. La intensidad del tráfico fue cayendo a la hora de comer hasta desaparecer casi por completo después de las dos.

A las tres de la tarde, un accidente en el kilómetro 141,7 de la A-8 (Ontón), en sentido Santander, ha obligado a cerrar el carril izquierdo de la autovía. Por el momento no se han producido retenciones por esta causa gracias a la reducción de la intensidad de tráfico en las horas centrales del día.

Operación salida

Durante los cuatro días previstos de Operación Salida, un dispositivo especial, integrado por 200 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, vigilará si se cumplen los límites de velocidad y el resto de normas de tráfico. Tolosa explicó que se pondrá especial atención en los accesos a las playas, donde la densidad de tráfico se incrementa significativamente en esta época, y de manera especial en la zona oriental de Cantabria, desde Laredo a Castro Urdiales, dado que el hecho de que el lunes sea festivo en la comunidad vecina prolonga un día el retorno del fin de semana.

El jefe provincial de Tráfico de Cantabria subrayó que dentro de las medidas especiales adoptadas con motivo de la operación especial queda restringuido el tráfico para vehículos pesados y de mercancías peligrosas por la autovía del Cantabria, la A-8, y por la de la Meseta, la A-67, durante la tarde del viernes y del domingo, día 30. Esta restricción se aplica habitualmente los domingos.

Fotos

Vídeos