Revilla: "Yo no debería presentarme más a liderar el PRC, pero nunca se sabe"

Imagen de Revilla el pasado sábado durante la fiesta del PRC junto a Javier López Marcano, Rosa Díaz, Jesús Gutiérrez Castro, José de la Hoz y Pedro Hernando.
Imagen de Revilla el pasado sábado durante la fiesta del PRC junto a Javier López Marcano, Rosa Díaz, Jesús Gutiérrez Castro, José de la Hoz y Pedro Hernando. / Javier Cotera

El presidente de Cantabria cree que ha cumplido "sobradamente" con su "compromiso", y destaca que aunque Cantabria avanza, es una región "acosada" por el Gobierno central

EFE

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla (PRC), ve difícil a dos años del final de la legislatura que pueda volver a presentarse para liderar su partido, porque cree que ha cumplido "sobradamente" con su "compromiso", y destaca que aunque Cantabria avanza, es una región "acosada" por el Gobierno central.

Revilla habla en una entrevista con Efe de su futuro político y de sus dos años en el Gobierno cántabro tras salir reelegido después de las elecciones autonómicas y municipales, hoy hace dos años, el 3 de julio de 2015.

El líder regionalista insiste en que el objetivo que se ha marcado su partido para las próximas elecciones es ganarlas, y destaca que ya es el primero de Cantabria en representación municipal y cuenta con 9.000 militantes que en año y medio decidirán quiénes los dirigirán en el futuro.

"Creo que el PRC por fin en las próximas elecciones será el partido más votado de Cantabria. Va a ser una realidad", asegura.

Frente a la situación de división interna en gran parte de los partidos del arco parlamentario de Cantabria, Revilla subraya la "unanimidad total" en el PRC. "No atisbo yo en este partido ningún tipo de enfrentamiento. Veo el panorama de los demás y no es nada envidiable", señala.

Pero lo que no ve claro es que siga estando al frente del PRC. "Yo en principio no debiera ya presentarme más, pero nunca se sabe", añade.

Explica que el que él vuelva o no a estar al frente del Partido Regionalista no está en su mano, sino que lo decidirán los militantes, porque "su peso unánime" tiene mucho valor. "Yo ya no dependo de mí. Pero creo que he cumplido ya sobradamente con mi compromiso", abunda.

Revilla no cree que las primarias en el PSOE cántabro para la elección del secretario general, un proceso al que se presenta la vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, influya en el pacto de gobierno con el PRC.

"Nosotros negociamos con partidos políticos", resalta, antes de agregar que está convencido de que "gane quien gane" en el PSOE la "estabilidad" en el Ejecutivo está "garantizada".

"El Gobierno de Mariano Rajoy no paga a Cantabria partidas recogidas en los presupuestos del Estado y compromisos plasmados por escrito por valor de más de 80 millones de euros" "hostigamiento" del gobierno central

Cuando se cumple la mitad de la legislatura, Revilla afirma que la región está mejor y que avanza, pero lamenta el "hostigamiento" del Gobierno de Mariano Rajoy, que "no paga" a Cantabria partidas recogidas en los presupuestos del Estado y compromisos plasmados por escrito por valor de más de 80 millones de euros.

Como prueba de la buena marcha de la región, el presidente apunta que hay 13.000 desempleados menos que al inicio de la legislatura, y agrega que para cuando termine esta etapa de gobierno el objetivo es que la tasa de paro en la comunidad esté en un 10 ó un 11 %.

Pero Revilla se queja del Gobierno de la nación, que "acosa" y "bloquea" a Cantabria, y que últimamente ha añadido a los "impagos" "algún hostigamiento más", como la prohibición de captar agua del pantano del Ebro.

A ello se suma el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), de que el objetivo de déficit para las comunidades autónomas se mantenga en un 0,3 %, una muestra "de política dictatorial de quien tiene la sartén por el mango", denuncia el presidente de Cantabria.

"Es intolerable. Cantabria va a hacer valer sus derechos", advierte el presidente regional, que reitera que la comunidad va a requerir al Estado el pago de las cantidades adeudadas y, si no se cumple, recurrirá "a la vía judicial".

En esta situación, Revilla lamenta que el PP de Cantabria "en lugar de protestar y sublevarse se pliega al boicot" a la región.

En su opinión, no hay diferencias entre el Partido Popular de su actual presidenta, María José Sáenz de Buruaga, y el de su predecesor en el cargo, Ignacio Diego.

"Tienen en la cabeza tener al PRC como enemigo. Tienen una inquina (...), y si no aceptan que el PRC está aquí para quedarse y que en condiciones normales sin el Partido Regionalista no se gobierna, tienen un problema", dice.

Fotos

Vídeos