El sabor de la leche se paga

José Luis Pérez, redactor jefe de El Diario, moderó el debate en el que participaron Gaspar Anabitarte, Ana Villar, Ivón Entrecanales, José Ángel Sainz y Álvaro Ortiz., / Celedonio
Cantabria

La leche cántabra está considerada como la de mejor calidad a nivel nacional. Los ganaderos y productores piden que «se dignifique el producto»

MARTA GUTIÉRREZ SANTANDER.

Si hay un producto básico en la cesta de la compra y por ende en la alimentación es la leche. En Cantabria 'la cultura láctea' se mama -nunca mejor dicho- desde la cuna. Se convive en un entorno natural donde las vacas son un elemento que forma parte de la historia y de la identidad del territorio. Precisamente, las características de la tierra, y más concretamente las de los pastos, elevan la categoría de la leche de Cantabria a la cabeza del ranking de calidad nacional.

Hay un regreso a los orígenes por parte de los ganaderos que ahora valoran y creen en la producción de leche ecológica como fuente de vida y negocio. Se ha vuelto a convertir en la materia prima de la elaboración de la cadena de derivados del lácteo, con el extra del sello de la denominación de origen de Cantabria.

Precisamente, la leche en Cantabria y su industria agroalimentaria fueron ayer el tema central del segundo debate del ciclo 'La agroalimentación del siglo XXI: producto, nutrición y gastronomía', que organiza El Diario Montañés, a través del suplemento Cantabria en la Mesa y que cuenta con el patrocinio de la Universidad Europea del Atlántico y la colaboración de Grupo Consorcio.

«El pasto es la principal fuente de producción de Cantabria, hay que cuidarlo», afirma Gaspar Anabitarte, representante de UGAM-COAG

José Luis Pérez, redactor jefe de El Diario Montañés, moderó un debate en el que se trató el momento por el que atraviesa el sector. En las instalaciones de la sede del periódico se contó con la presencia de José Ángel Sainz, de la ganadería ecológica El Andral; Ivón Entrecanales, representante de la Granja Cudaña; Gaspar Anabitarte, ganadero y secretario general de UGAM-COAG; Álvaro Ortiz, de 'El Buen Pastor' y Ana Villar, técnico-investigadora del Centro de Investigación y Formación Agraria (CIFA).

Ver más

Hablar del sector lácteo en Cantabria representa un debate que siempre está de actualidad y abierto. Las condiciones que rodean al sector desde la normativa, con las indicaciones que marca Europa, hasta el precio que se fija, siempre son objeto de controversia.

«La leche en base a pasto y forrajes naturales tiene una calidad excelente, supone un valor añadido», explica Ana Villar, técnica de CIFA

Ivón Entrecanales lanzó un alegato para pedir que se «dignifique la leche» ya que según quiso matizar «ahora mismo la leche está desprestigiada como alimento».

En cuanto al precio, Álvaro Ortiz quiso dejar claro que «la innovación en el sector lácteo tiene de freno al consumidor que es quien va a pagar el producto final, ya que si no paga el precio que valen los productos la cadena se rompe». Por su parte, José Ángel Sainz, como ganadero ecológico desde 2011, indicó que «si no hay mercado es porque no se fomenta y porque no se cuida y defiende el producto como ocurre en otras regiones y países».

La clave del sabor de la leche procede del aporte que el ganado recibe al nutrirse de los pastos cántabros, una seña de identidad que la hace única. Productores y consumidores la valoran y reivindican su consumo al tiempo que recuerdan que «el sabor de la leche se paga», en relación a los productos que se encuentran en los lineales de los supermercados y su variedad de precios, en función también de su calidad.

Gaspar Anabitarte dejó claro que «el pasto es el principal diferencial de la producción de Cantabria, por lo que hay que cuidarlo». Ana Villar apoyó esta afirmación con base científica ya que «la leche analizada en base a pasto y forrajes naturales tiene una calidad excelente, lo que supone un valor añadido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos