Sanidad abre la puerta a un acuerdo para atender la reivindicación de SUAP y 061

Profesionales de SUAP y 061 en la concentración celebrada ayer a las puertas de la Gerencia del SCS. ¡/Antonio 'Sane'
Profesionales de SUAP y 061 en la concentración celebrada ayer a las puertas de la Gerencia del SCS. ¡ / Antonio 'Sane'

Frena el ultimátum de los trabajadores con el compromiso de presentar antes del 15 de diciembre una propuesta que incluya la compensación salarial por trabajar festivos, domingos y noches

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

Entre escépticos y esperanzados. Así salieron los representantes de la plantilla de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y del 061 de la reunión mantenida ayer por la mañana con la Gerencia del Servicio Cántabro de Salud (SCS). Los cinco sindicatos de la mesa sectorial (UGT, CC OO, CSIF, Satse y ATI) se unieron para reivindicar la cuenta pendiente con estos profesionales: la equiparación salarial comprometida hace dos años para compensar el trabajo en festivos, domingos y noches, conceptos que no tienen reflejo en sus nóminas.

El comité de acción del colectivo llegaba dispuesto a plantear un ultimátum a la Administración antes de anunciar las medidas de presión acordadas en la asamblea del pasado lunes -incluida la posibilidad de una huelga a partir de enero-. Pero, tras una tensa negociación, que arrancó con los trabajadores concentrados a las puertas del SCS, el subdirector de Recursos Humanos, Alfonso Romano, logró una prórroga. Les emplazó a un nuevo encuentro, en la semana del 11 al 15 de diciembre, en la que «por primera vez la Administración se compromete a presentarnos por escrito una propuesta», destacaron los sindicatos.

En ella, se contemplará «un nuevo acuerdo con un marco legal válido, reconociendo los conceptos de nocturnidad y festividad, históricamente demandados», así como la disposición a «agilizar los plazos para la consecución de las demandas». Cabe recordar que el tiempo corre en contra de los trabajadores de SUAP y 061, puesto que si no se firma un convenio antes de fin de año, tampoco habrá dinero en la ley de acompañamiento de los Presupuestos para cumplir con lo que se les prometió, que es lo que ya ocurrió el año pasado.

Ayer, las organizaciones al frente de la negociación confiaron «en las buenas intenciones» de la Gerencia, que accedió a recoger en su propuesta «el abono del complemento con carácter retroactivo a 1 de enero de 2018». Celebran que se abra una puerta a la resolución de este conflicto, aunque no echan las campanas al vuelo. A nadie se le olvida la negativa explícita de la consejera, María Luisa Real, que en su última intervención en el Pleno del Parlamento sobre este asunto (a mediados de octubre) zanjó que era «imposible realizar este incremento, tanto desde el punto de vista económico, como normativo y legal». El Sindicato Médico, que durante el conflicto de los pediatras de Atención Primaria, expresó su apoyo al colectivo SUAP y 061, criticó su «exclusión» del encuentro de ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos