Sanidad clasifica a los 5.700 pacientes más frágiles para agilizar su asistencia

Este sistema podría reducir las colas en las Urgencias. /DM .
Este sistema podría reducir las colas en las Urgencias. / DM .
Cantabria

El servicio telefónico de Consejo Sanitario, que se encarga también del control de estos casos, atiende en su primer año apenas 700 consultas para resolver dudas de los ciudadanos

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

Si se construyera una pirámide poblacional ordenada por el consumo de recursos sanitarios, la punta de la estructura la coparían los pacientes pluripatológicos, aquellos que acumulan más de una enfermedad crónica, casi siempre ligadas a la longevidad. Un colectivo reducido en número, pero gigante si se traduce su peso en gasto sanitario. El plan de atención a la cronicidad de 2015 cifraba este segmento de población en alrededor de 32.000 cántabros, protagonistas del 60% de las hospitalizaciones. No en vano, uno de cada cuatro pacientes que ingresa a diario en Valdecilla tiene más de 75 años. Con los datos en la mano, hace tiempo que las administraciones sanitarias buscan cómo adaptar el sistema a las necesidades crecientes de una población cada vez más envejecida y, sobre todo, que resulte más barato, porque es evidente que el presupuesto no aguanta ese ritmo.

Desde el Servicio Cántabro de Salud (SCS) se puso en marcha hace un año 'la ruta del paciente pluripatológico', que camina en esa dirección. «El primer paso ha sido clasificar los casos susceptibles de entrar en el programa, es decir, localizar con nombre y apellidos a aquellos pacientes frágiles que empeoran con frecuencia y tienen mayor riesgo de acudir a urgencias y ser hospitalizados», explica Iñaki Lapuente, director de la Oficina de Cronicidad y Pluripatología de la Consejería de Sanidad.

Fruto de la valoración que se ha realizado en Atención Primaria, con la participación conjunta de médicos, enfermeras y trabajadores sociales, se han etiquetado 5.754 cántabros que responden a este perfil (3.328 en el área de salud de Santander, 1.084 en el de Laredo y 1.342 en el de Torrelavega y Reinosa).

«Este sistema reduce el paso por Urgencias, los reingresos y las consultas externas, pero el resultado se verá con el tiempo» Iñaki Lapuente, Director de Cronicidad

El objetivo es que tengan un seguimiento más específico que permita agilizar su atención en cuanto se identifiquen síntomas de inestabilidad para evitar que tenga que acudir al Servicio de Urgencias y acaben siendo ingresados. «Para que la relación entre Atención Primaria y el servicio hospitalario de Medicina Interna sea más estrecha, cada centro de salud tiene un internista de referencia, y cada hospital, una enfermera de enlace centrada en coordinar la asistencia a estos pacientes. Si el médico dice que requiere hospitalización, ese paciente será remitido directamente a la planta designada para estos casos, que en Valdecilla es la quinta del edificio 2 de Noviembre, donde se le puede estabilizar en cuestión de horas y volver a casa en el día», señala Lapuente.

Seguimiento estrecho

A su juicio, «este sistema reduce el paso por Urgencias, los reingresos y las consultas externas, aunque por ahora los resultados no son llamativos porque el plan lleva poco tiempo funcionando». Esta estrategia destinada al colectivo de mayores pluripatológicos se completa con el servicio de Consejo Sanitario, que acaba de cumplir su primer año con un balance de 1.771 llamadas telefónicas, de las cuales 1.074 han sido realizadas por el personal de enfermería que lo gestiona. «Se encargan, por ejemplo, de comprobar que un paciente que ha recibido el alta el viernes, al que le han cambiado el tratamiento durante el ingreso, toma adecuadamente la medicación el fin de semana. Lo que se busca es dar continuidad a la asistencia hasta que el lunes puede acudir a la consulta de su médico o enfermera de Atención Primaria», destaca Lapuente.

1.771 llamadas se han realizado a través del teléfono de Consejo Sanitario (942 315 888), habilitado por el Servicio Cántabro de Salud hace justo un año.

El responsable del plan de cronicidad recuerda que «el Consejo Sanitario está abierto también a resolver dudas de los ciudadanos en general», a través del teléfono 942 315 888, aunque matiza que «esto no es un sistema para gestionar urgencias (de eso se encargan el 061 y el 112), sino que lo que se ofrece es orientación sobre el sistema sanitario o consejos relacionados con la salud». En este primer balance anual, las consultas de este tipo apenas llegan a las 700 -a una media de dos al día-, 655 formuladas a través de llamadas y 42 por correo electrónico (consejosanitario@scsalud.es).

En general, las preguntas más frecuentes se refieren a fiebre y diarrea, aunque también hay un 30% de las consultas que tienen que ver con el propio sistema, como recordar las instrucciones que le había dado su médico de cara a la realización de alguna prueba diagnóstica o los requisitos para participar en un programa de cribado. «Pensamos que la demanda irá a más a medida que la gente conozca la función de este servicio, porque así ha ocurrido en otras comunidades que lo han implantado antes», señala el director de Cronicidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos