El sector termal cántabro genera 27 millones de euros al año

Balneario de Puente Viesgo./DM
Balneario de Puente Viesgo. / DM

El estudio realizado por la Universidad de Cantabria asegura que la actividad supone casi un 7% del valor añadido bruto de todo el ámbito turístico de la región

EFESantander

El sector termal de Cantabria, con unos 360 empleos estables, genera un impacto económico global al año de 27 millones de euros, tanto en términos directos como indirectos, lo que supone casi un 7% del valor añadido bruto de todo el ámbito turístico en la comunidad autónoma.

De esos 27 millones de euros, 12 se corresponden al impacto directo derivado de la actividad de los seis balnearios de la región (Las Caldas, Corconte, La Hermida, Liérganes, Puente Viesgo y Solares) y cada euro que se invierte en el sector termal genera prácticamente otro en el resto de sectores de la economía regional. Estos son algunos de los datos dados a conocer el miércoles en el balneario de Puente Viesgo, que ha acogido la presentación de las conclusiones del estudio del sector termal, solicitado por la Asociación de Balnearios de Cantabria con la colaboración de la Consejería de Turismo del Gobierno regional y que ha elaborado la Universidad de Cantabria.

En declaraciones a los medios de comunicación, el consejero del área, Francisco Martín, ha explicado que el estudio ha revelado, entre otras cuestiones, que la estancia media en balnearios es «muy superior» a la de un turista que no recurre al turismo termal (7,5 días frente a 3).

Martín ha destacado que el estudio ha servido para caracterizar al turista termal, que está más días de media que otro, que hace un gasto medio diario de entre 100 y 120 euros y que tiene una edad media comprendida entre los 50 y los 55 años. Además, ha remarcado que en 2017 el turismo termal ha mostrado un incremento respecto al número de pernoctaciones ligeramente superior al del resto de establecimientos del sector turístico, con unas 200.000 al año. Uno de los retos de futuro es llegar a edades medias y bajas, especialmente a menores de 50 años, para que el turista joven empiece a conocer Cantabria también por sus balnearios.

El investigador responsable del estudio, Jesús Collado, ha destacado que este análisis se sustenta en dos fuentes, que son la información proporcionada por las empresas que gestionan los balnearios y el desarrollo de una serie de encuestas entre los usuarios y clientes.

Collado ha asegurado que el sector termal tiene «un peso reseñable y notable» en la economía de Cantabria, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo. Entre otros sectores beneficiados, ha apuntado la industria y la energía, el ocio y el comercio y los servicios sociales y la sanidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos