«Siempre seré socialista, pero no volveré a la primera línea política»

DM
PUERTO GALLEGO | EXDIPUTADA DEL PSOE

Satisfecha tras el archivo de la causa que la tuvo ocho años en jaque, siente que «se ha hecho justicia, aunque muy tarde»

CONSUELO DE LA PEÑASantander

A Puerto Gallego (Santoña, 1963) la exculpación le ha llegado después de permanecer ocho años bajo sospecha de haber prevaricado cuando era alcaldesa de su pueblo. Bajo escrutinio judicial, tuvo que entregar su acta de diputada nacional y ahora no quiere ni oír hablar de su vuelta al ruedo político.

–¿Aliviada?

– Muy satisfecha, aunque tengo sentimientos encontrados. Respiro tranquila porque esto ya se ha acabado y siento que se ha hecho justicia, aunque muy tarde.

–Ahora que sabe que la Justicia ha dado carpetazo al proceso, ¿se arrepiente de haber dimitido?

–No. Hice lo que debía y no me lo pensé ni un minuto aun sabiendo que era totalmente inocente, pero no quería someterme al escarnio público, ni a mí ni a mi familia, que es lo que desgraciadamente está ocurriendo en esta sociedad, donde se aplica el mismo rasero y parece que todos los políticos son iguales.

–¿Se lo pidió el partido?

–Ni me lo pidió el partido, ni Eva Díaz Tezanos. En todas las campañas electorales escuchaba la misma canción: ‘esta señora está imputada’, aunque no era cierto, pero no había freno. Me comprometí a dimitir si me investigaban y fui coherente con lo que dije .

«Me hubiera gustado declarar. A mí el aforamiento me ha perjudicado»

–¿Se ha sentido víctima de una cacería política?

– He sido una víctima colateral del PP, que me eligió como chivo expiatorio en el rifirrafe político ante sus numerosos casos de corrupción. Cuando yo dimito, el asunto de Gürtel y de Rita Barberá (exalcaldesa de Valencia) están en plena ebullición. Días antes, incluso Barberá aludió el caso de Santoña para defenderse ella, y cuando el Supremo dijo que había que investigar, el PP utilizó el asunto de Santoña en el ‘y tú más’.

–¿Cómo se restituye ahora el daño moral y político? Tuvo que entregar su acta de diputada nacional.

– Mis compañeros y mi familia van restituyendo el daño moral, pero el perjuicio político no se puede paliar. Cuando dimites de un cargo de ese tipo, lo haces con todas las consecuencias, sabiendo que vas a pagar un alto precio. Pero el precio que iba a pagar si me quedaba era muy alto.

El exconcejal recurrirá y el PP se lo está pensando

El exconcejal de Santoña del Movimiento Falangista Leoncio Calle Pila ha anunciado a través de su abogado que recurrirá el auto judicial que acuerda el archivo de la querella contra Puerto Gallego y los ocho concejales de su equipo de gobierno. Calle les acusó de un presunto delito de prevaricación administrativa relacionado con el fraccionamiento de contratos en el Ayuntamiento de Santoña, en el que Gallego gobernó con mayoría absoluta entre los años 2003 y 2009. El PP, que se sumó después al proceso, aseguró ayer que sus servicios jurídicos están estudiando el auto y todavía no ha decidido si recurrirá.

–Y, ahora, ¿se plantea el viaje de vuelta a la vida política?

– Quiero vivir el presente. Estoy viviendo un momento muy bonito para mí porque he vuelto a mi profesión de pediatra. En octubre me reciclé y ahora tengo mi puesto de trabajo en el centro de salud, con el que disfruto mucho. Siempre seré socialista, pero estoy apartada de la política del partido.

–¿Volvería a ser alcaldesa de Santoña?

–No, hay épocas en la vida que deben cerrarse y segundas partes nunca fueron buenas. Trabajé muchísimo y se transformó el pueblo, pero me ha quedado una experiencia muy amarga con todo este lío judicial. Además, no me veo con la ilusión ni las ganas para volver a liderar en Santoña un nuevo proyecto.

–¿Y como diputada nacional?

–Es otra etapa que he vivido muy intensamente, pero que ha pasado. Doy por cerrado estar en primera línea política, quiero centrarme en mi trabajo. Tengo otras ilusiones y otros proyectos.

–¿Cree que los partidos deben replantearse dónde situar los límites a la hora de exigir la dimisión de un político inmerso en un proceso judicial?

–Esta ola del mal llamado populismo lo confunde todo y arrastra a los partidos y a la sociedad. Debería de haber una reflexión por parte de todos y de la sociedad misma sobre este asunto, pero está todo tan enfangado por la corrupción que a los ciudadanos no les puedes decir que los partidos tienen que replantearse esos límites. Inmediatamente dirán que esos ladrones se han llevado el dinero a Suiza.

–El exconcejal falangista Leoncio Calle dice que va a recurrir el archivo, y el PP se lo está pensando. Todavía no está a salvo.

–Que hagan lo que crean conveniente, no les voy a dedicar ni un segundo. A cada uno le definen sus actuaciones; las mías las sé, las de los demás ya se verán. El tiempo pone a todos en su sitio.

–¿Su caso pone en entredicho a la Justicia? Ocho años para decidir un archivo no es muy modélico.

–Hay que hacer una profunda renovación de las estructuras de la Justicia. La Justicia tiene que ser totalmente independiente, pero también se la tienen que dar los medios necesarios. Hay que dar un tiempo prudente para investigar, pero ocho años parece excesivo.

–¿Le hubiera gustado declarar?

–Sí, a mí el aforamiento me ha perjudicado. Me hubiera gustado no ser aforada para haber podido declarar como todos mis compañeros porque no tenía nada que esconder. Habría que revisar esta figura.

Fotos

Vídeos