Los socialistas toman partido

Los equipos del PSOE/David Vázquez MataGráfico
Los equipos del PSOE / David Vázquez Mata

Tezanos cuenta con el poder institucional y Zuloaga se apoya en los secretarios generales | Pedro Casares y los miembros del Comité Federal apuestan por un cambio en la Secretaría General mientras que la mayoría de alcaldes respalda a Eva Díaz Tezanos

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Nadie en el PSOE pone la mano en el fuego por el resultado del choque entre Eva Díaz Tezanos y Pablo Zuloaga. «Hay que ser prudentes, la cosa va a estar muy ajustada», repiten desde los equipos de los dos aspirantes a la Secretaría General mientras apuran las últimas 72 horas para visitar cada agrupación y arañar votos. La cúpula del partido ha roto esa prudencia extrema que se había convertido en marca de la casa para posicionarse sin complejos porque, a diferencia del Congreso Federal, aquí todos se juegan su futuro de cara a las elecciones de 2019. Como en una partida de ajedrez, todos los dirigentes ya se han colocado a ambos lados del tablero a golpe de fotos de familia con el puño en alto, mensajes cruzados en las redes sociales y la firma de los respectivos avales. Del lado de Díaz Tezanos, el cargo institucional de vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y el control de un aparato, el de Bonifaz, que se ha mostrado más fiel de lo que muchos se pensaban ante la 'ola sanchista'. Del de Zuloaga, la dirección federal representada por Pedro Casares, los integrantes del Comité Federal y la aspiración de movilizar a la aplastante mayoría del PSC, un 70%, que apostó por Pedro Sánchez en las primarias del 21 de mayo.

La actual secretaria general del PSC-PSOE ya midió hace diez días sus fuerzas con el alcalde de Bezana en un primer round. El aspirante se impuso por 66 avales en el asalto. La muestra de los apoyos puede servir de termómetro de la contienda, pero nunca se puede traducir de manera literal como los votos finales que recibirá cada uno de los aspirantes. Es más, en ocasiones, falla estrepitosamente. El último antecedente resulta la mejor prueba de que hay afiliados -y no pocos- que defienden a un candidato (Susana Díaz) y luego votan a su rival (Pedro Sánchez). Así de incomprensible y de cruel es la naturaleza humana.

La 'guardia de corps' de la secretaría de general la componen la práctica totalidad de su equipo en el Ejecutivo, las mismas personas en las que hace dos años depositó su confianza, ya sean consejeros, directores generales o responsables de empresas públicas. El titular de Educación, Ramón Ruiz, su hombre de confianza desde hace más de una década, se mantiene como uno de los principales apoyos. Junto a él, en el círculo más cercano que promueve su candidatura entre los militantes y las juntas locales, están la directora general de Igualdad, Alicia Renedo, que se ha encargado de controlar los avales; la portavoz parlamentaria, Silvia Abascal, que hace cinco años pertenecía a una corriente crítica que pedía la renovación de la formación; el alcalde de Colindres y secretario de Organización, Javier Incera; o la exconcejala de Vega de Pas Leire Díez.

Los equipos de los dos aspirantes creen que «la victoria va a estar muy ajustada». Los históricos de UGT están con el alcalde de Bezana y los altos cargos con la vicepresidenta

Consciente de que las bases quieren una renovación, la secretaria general se ha rodeado durante toda la campaña del poder local que dirige y gestiona los ayuntamientos y «cambia la vida de la gente». En una exhibición de músculo ayer se reunió de los regidores de 12 de los 19 ayuntamientos gobernados por los socialistas, demostrando que tiene más de la mitad del poder local de su parte. Cuenta con el respaldo de los seis primeros ediles que alcanzaron el bastón de mando con mayoría absoluta -Suances, Andrés Ruiz Moya; Santillana del Mar, Isidoro Rábago; Tresviso, Javier Campo; Val de San Vicente, Roberto Escobedo; Peñarrubia, Secundino Caso; Colindres-, de algunos destacados regidores 'sanchistas' -Santoña, Sergio Abascal; Limpias, María del Mar Iglesias; y Molledo, Teresa Montero; así como Piélagos, Verónica Samperio; Rasines, Jaime Bonachea; y Laredo, Juan Ramón López Visitación. También está en sus filas la secretaria general de Torrelavega, Lidia Ruiz Salmón, quien saltó del equipo de Zuloaga al romperse la lista de integración entre las dos candidaturas.

La 'vieja guardia' tampoco la ha abandonado. Se mantiene muy cercana, aunque entre bambalinas, su antecesora en el cargo y actual presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga; el consejero de Economía, Juan José Sota; la de Sanidad, Luisa Real; el presidente del PSOE, Ángel Agudo; el responsable de Acción Electoral, José Guerrero, que ya ha anunciado su retirada; la directora de MARE, Rosa Inés García, que durante años estuvo enfrentada a la dirección, o del expresidente el Parlamento y actual director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio.

En la otra parte de la balanza, Zuloaga tiene como aliado indiscutible a Pedro Casares, secretario de Transportes en la Ejecutiva nacional de Pedro Sánchez y un fiel amigo desde que ambos militaban en las Juventudes Socialistas. El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Santander, que también meditó dar este paso, es uno de los principales apoyos del líder nacional desde que llegó a la Secretaría General en julio de 2014. Él no dudó en referenciarse como afín a Sánchez incluso cuando los barones territoriales empezaron a hacerle la cama.

Su núcleo duro, además de la baza de la militancia y de cada persona es un voto, lo conforman la que hasta hace unos días fuera alcaldesa de Cabezón de la Sal, Isabel Fernández, y los actuales regidores de Cartes, Agustín Molleda; Los Corrales de Buelna, Josefina González; y Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero; los dos últimos fueron designados como miembros del Comité Federal del PSOE durante el último Congreso.

Entre los mandos medios, cuenta con un nutrido grupo de secretarios generales de agrupaciones como El Astillero, Salomón Martín; Villaescusa; Javier Santamaría; Castro Urdiales, Pablo Antuñano; Suances, José Luis Plaza, que también es miembro del Comité Federal; Reocín, Mario Iglesias; Laredo, Rosario Losa; Rionansa, José Luis Hierro; Ampuero, Víctor Gutiérrez; así como la integrante del Comité Regional Noelia Cobo o la teniente de alcalde de Santillana, Mariluz Barquín.

Zuloaga ha encontrado su 'vieja guardia' en UGT. Le respaldan el exsecretario general Luis Ángel Ruiz Cardín, el responsable de Servicios del sindicato, Luis Clemente, así como Luis Conchas, Cristina Pereda o Gustavo García. También históricos dirigentes como el magistrado Santiago Pérez Obregón, primer candidato socialista a la Alcaldía de Santander, o el exalcalde de Colindres, José Ángel Hierro.

En un limbo entre ambas facciones se encuentra un grupo de dirigentes que ha preferido mostrar una aparente neutralidad como el diputado Víctor Casal y el director general de Juventud, Jorge Gutiérrez, aunque entre el equipo de la vicepresidenta les posicionan junto a su rival. También se mantienen en esta posición la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, que prefiere guardar silencio al encontrar su agrupación completamente dividida; y el diputado Ricardo Cortés, aunque fuentes del partido les sitúan, a día de hoy, con Eva Díaz Tezanos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos