La telecabina de Cabárceno deja pérdidas de 90.000 euros en su primer año

La telecabina de Cabárceno ofrece una nueva forma de recorrer el recinto. /Javier Cotera
La telecabina de Cabárceno ofrece una nueva forma de recorrer el recinto. / Javier Cotera

El Gobierno cántabro hace un balance «tranquilizador» y cree que se despeja cualquier riesgo financiero para Cantur

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

En cualquier traspaso de poderes al producirse un cambio de gobierno en Cantabria siempre quedan asuntos pendientes de diversa importancia. En julio de 2015, cuando Francisco Martín se puso al frente de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio no ocultaba desde el primer momento cuáles eran dos de sus principales tribulaciones en materia turística, con repercusión directa en la empresa pública Cantur. Problemas que, por contra, habían sido vendidos la legislatura anterior por el Partido Popular como proyectos estrella de la gestión encabezada por Ignacio Diego. El primero, el plan para construir en Vega de Pas un teleférico, quedó relegado al cajón al entender que el contrato era muy gravoso para las arcas públicas. El segundo, en cambio, ya había avanzado en su desarrollo y, a pesar de que el Gabinete PRC-PSOE entendía que las condiciones de adjudicación y explotación también iban a lastrar a la Administración, Turismo solo pudo adoptar medidas preventivas para no descuadrar los balances, como subir el precio para acceder al Parque de la Naturaleza de Cabárceno.

A finales de septiembre se cumplió el primer año de la puesta en funcionamiento de la telecabina que permite recorrer la joya turística de la Comunidad a vista de pájaro a cargo de la empresa mexicana Transportes Alternativos de Cabárceno, que desembolsó cerca de 15 millones. El Gobierno ya ha echado sus cuentas: unas pérdidas de casi 90.000 euros pero que a tenor de la preocupación previa y permanente de los últimos dos años la Consejería ha recibido con alivio.

LAS CIFRAS

2,8
millones de euros ha pagado el Gobierno regional a la compañía de procedencia mexicana.
2,47
millones ha ingresado el parque de Cabárceno por la diferencia respecto a los precios actuales y los pasados.
un 6,6% más de visitantes registró el parque en estos 12 meses
El 70,4% utilizó la telecabina.

Así lo transmite el propio Martín. «Se puede hacer un balance, cuando menos, tranquilizador, puesto que se despeja cualquier riesgo financiero para Cantur», arranca.

«El incremento de las entradas prácticamente equilibra el pago a la empresa adjudicataria» Francisco Martín

En cifras, los costes totales según el ente regional han sido de 3.255.528,86 euros, desglosados en 2,8 millones para la firma privada más los gastos de nuevo personal. En la otra vertiente, el efecto de la subida de tarifas, la diferencia frente a los precios previos, ha supuesto la entrada en las arcas públicas de 2.473.710 euros, a los que se añaden 691.837 del canon abonado por la adjudicataria de origen azteca. En total, unos ingresos de 3.165.548,14 euros, lo que arroja unos números rojos de 89.980.72 euros.

Como recuerda el consejero, «el día de su inauguración se dijo que había tres retos a partir de ese momento: el técnico, el promocional y el económico. Pasado este año de explotación es evidente que el reto técnico ha sido superado con éxito. Han sido casi anecdóticos los problemas de puesta en marcha y su posterior funcionamiento».

«Será imposible evaluar el efecto llamada de la telecabina frente a la subida de las tarifas» Francisco Martín

Los temores, por contra, recaían en los otros dos apartados, que están «relacionados». «El contrato establece un coste a pagar al concesionario de la telecabina de 7 euros por cada adulto y 3,5 por cada niño que entre en el Parque de Cabárceno», con independencia de que utilice el paseo desde el aire o no. Esto es, se garantizan a la firma adjudicataria unos ingresos fijos más allá del uso de la instalación. «Esto supone, en los años de duración de la concesión -un máximo de 28-, una cantidad próxima a los 70 millones de desembolso en función del número de visitantes del Parque sin que existiese ninguna estrategia de recuperación de costes. Es decir, no había forma predefinida para recuperar esa cantidad». La inversión para hacer realidad el 'teleférico' fue de 11,8 millones más el IVA correspondiente.

La cuenta final: 14 céntimos públicos por visita

Para compensar el coste de la nueva atracción del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, la empresa pública Cantur tiene que abonar 14 céntimos por cada visitante. Ése es el cálculo que han hecho en el Gobierno después de tener encima de la mesa todas las cifras tras los primeros 12 meses de atracción: la afluencia, los ingresos y los diferentes gastos, como el personal u otras partidas no desgranadas. La cuenta simple entre las pérdidas admitidas y la afluencia se limitaría solo a siete céntimos.

Sentada esta premisa, el titular de Turismo va más allá. «Una cantidad de este volumen podría haber puesto en riesgo la viabilidad económica del propio Cantur. Obligado a adoptar medidas por esta situación, el bipartito PRC-PSOE debió aplicar una subida de las tarifas del Parque, cinco euros a los adultos y dos a los niños. No se llegaba a taponar la totalidad del desajuste, pero incrementos mayores podrían desincentivar la asistencia al recinto», repasa. Con este escenario, en Cantur aguardaban con ansiedad el resultado alumbrado tras el primer ejercicio, especialmente para dar respuesta a los dos interrogantes que atormentaban a la empresa regional, relativos a si sería la subida suficiente para compensar el importe a pagar a los concesionarios y, en paralelo, si el efecto llamada de la nueva atracción podría contrarrestar el potencial impacto negativo de la subida de tarifas.

El Gobierno ya tiene todos los datos para llegar a esa conclusión metafórica de un suspiro de alivio. El número de asistentes fue de 636.100 personas, un 6,62% más que los contabilizados en el mismo periodo del año anterior. La cifra llamativa, y la que avala el malestar del Ejecutivo dirigido por Miguel Ángel Revilla, es que solo 449.994 usuarios han observado los animales a vista de pájaro, esto es, el 70,74% del total. A más, Cantabria ha pagado a Transportes Alternativos de Cabárceno por 186.106 visitantes que no han querido, o podido, disfrutar de la nueva panorámica.

«Coste marginal contenido»

Por ello, mientras Martín considera que «prácticamente» el incremento en las entradas equilibra el abono a la adjudicataria, sostiene que «será imposible evaluar de forma separada el efecto llamada de la telecabina y el desincentivador de la subida de tarifas, pero al menos se cuenta con un servicio más que se ofrece a los visitantes y con un coste marginal contenido».

Como corolario, una reflexión sobre la conveniencia de esta inversión. «Dejaremos al ciudadano que decida», desliza.

Así las cosas, los datos oficiales prácticamente han colmado las bajas aspiraciones de Cantur respecto a la rentabilidad de la atracción. «Espero que al menos seamos capaces de empatar», anotó el consejero a mediados de septiembre cuestionado por el resultado a escasos días del primer aniversario.

De hecho, y por el momento, este ligero desequilibrio no obligará a adoptar medidas adicionales en el seno del Gobierno, algo a lo que el titular de Turismo se mostraba especialmente reacio, en particular si implicaban volver a gravar aún más el bolsillo de los visitantes. «No me gustaría. Es algo que hay que hacer con mucho cuidado», aseveró hace poco más de un mes.

Aún con todo, en la Consejería irán controlando el parámetro de asistencia al Parque para comprobar que se mantiene en niveles similares a los actuales. Un bajón llevaría a un agujero contable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos