El temporal causa estragos de nuevo en el Puntal de Laredo

Imagen que presentaba ayer el aparcamiento del Puntal de Laredo a mediodía. /Abel Verano
Imagen que presentaba ayer el aparcamiento del Puntal de Laredo a mediodía. / Abel Verano
Laredo

El propietario del restaurante El Tiburón reclama al Ayuntamiento medidas que eviten el desmantelamiento del aparcamiento de aquella zona

Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

El temporal y el fuerte oleaje que hubo el pasado miércoles por la tarde coincidiendo con la pleamar, se cebó una vez más con El Puntal de Laredo, una zona que cada vez se encuentra más deteriorada. Esta vez las olas ocasionaron daños visibles en la superficie que sirve como aparcamiento de vehículos en aquella zona.

Este jueves, con la resaca del temporal, se podían apreciar esas incidencias. La explanada estaba totalmente cubierta por la arena y apenas se distinguía un tramo de alquitrán, como si la naturaleza quisiera apropiarse de ese emplazamiento. En el límite entre el aparcamiento y el arenal se podía observar cómo las olas y la marea habían mordido un buen trozo de explanada. De ahí que hubiera una gran cantidad de piedras a lo largo de esa superficie que sirve como estacionamiento, sobre todo, en la época estival.

Leer más

Desde primeras horas de la mañana no faltaron paseantes y curiosos que se acercaron al lugar, como cada vez que azota un temporal, para observar los daños provocados por el mar. También acudió al lugar el propietario del Restaurante El Tiburón, Miguel Silvino, que también hizo sus propias fotos sobre los daños producidos. Por suerte, su negocio, el único que queda en pie en esa zona, se libró del agua. «No tengo ningún daño debido a que puse un desagüe que ha funcionado», señalaba a todo aquel que le preguntaba.

Susto en La Atalaya de Castro Urdiales por una gran ola

Un grupo de vecinos de Castro Urdiales protagonizó el pasado miércoles por la tarde, coincidiendo con la pleamar que produjo olas de hasta diez metros, el susto de la jornada. Ocurrió en La Atalaya, una zona de acantilados de Castro a la que los vecinos acuden cada vez que hay fuerte oleaje para inmortalizar el momento con sus cámaras de fotos sus dispositivos móviles. Según se puede observar en un vídeo que ha circulado por las redes sociales, y que fue grabado desde un coche que se encontraba en la zona, una gran ola cayó encima de cinco vecinos que estaban observando la fuerte marejada.

Por suerte ninguno de ellos resultó herido y todo se quedó en un susto. Este suceso tuvo lugar horas después de que DYA Cantabria colgara un vídeo sobre esa misma zona, en su cuenta de twitter, que iba acompañado de un mensaje en el que se pedía prudencia. «No te la juegues por una foto».

Tras visualizar el vídeo en el que se veía como la ola caía encima de los cinco vecinos de Castro, DYA Cantabria publicó un nuevo Twitter con el siguiente mensaje: «Un nuevo susto tras desoír las recomendaciones y avisos y no aplicar la prudencia y el sentido común». Desde este colectivo insistieron en que hay que evitar aproximarse a los espigones y playas en casos de fuertes temporales.

Silvino se mostraba indignado por la «falta de medidas» para evitar que las mareas vayan desmantelando poco a poco «un lugar emblemático de Laredo al que acuden a diario vecinos y visitantes, surfistas y gente que aparca con su coche para disfrutar del paisaje».

Ver más

El propietario de El Tiburón cree que una solución «barata» y «eficaz» para, al menos, proteger la zona del aparcamiento y que las olas no la degeneren, «es instalar unas serie de estacas de madera que se incrustan en el suelo y no se ven, y que sirven como contención». «En países como Irlanda lo utilizan para protegerse de los continuos temporales de fuertes oleajes», comentaba, Si le dejara el Ayuntamiento, afirma, «lo ponía yo mismo».

Retirada de arena

Además de El Puntal, hubo otras zonas de la villa pejina que se vieron afectadas por el fuerte oleaje y que requirieron la intervención de operarios del servicios de limpieza y la retirada de arena.

Así, en la zona del Carlos V, a la altura de la desembocadura del río Mantilla, que se desbordó el miércoles, las máquinas trabajaban en la retirada de arena del paseo marítimo. Asimismo, las palas excavadoras intervinieron en diversos puntos del arenal, creando nuevo muros de contención para proteger de próximos temporales.

Olas en Berria

En la playa de Berria, en Santoña, un videoaficionado grabó con su teléfono móvil cómo las olas engullían el arenal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos