De la tierruca a la Macarena

José Antonio Fernández Cabrero nació en San Felices de Buelna y llegó a Sevilla con 25 años. /DM
José Antonio Fernández Cabrero nació en San Felices de Buelna y llegó a Sevilla con 25 años. / DM
Cantabria

Nacido en San Felices de Buelna, José Antonio Fernández Cabrero es candidato a Hermano Mayor en las elecciones que se celebran mañana para dirigir la famosa Hermandaz andaluza, «el primer símbolo de Sevilla»

Álvaro Machín
ÁLVARO MACHÍNSantander

La historia de su idilio -porque es un idilio- con la Macarena tiene que ver con un amigo, con una mujer y con una copla. Con el amigo forjó la relación trabajando en el tramo de autovía entre Las Caldas y Somahoz. Era de Brenes (Sevilla) y se fue a verle. Allí conoció a la mujer, que es su esposa, a la que pidió que le llevara donde «aquella que está en San Gil». La frase es la que más le llamaba la atención de la letra de 'El emigrante', de Juanito Valderrama. Siempre fue muy de coplas. Y «aquella» era la Virgen más famosa de la ciudad. El encuentro en 1978 y mañana, domingo, José Antonio Fernández Cabrero (San Felices de Buelna, 1953) puede convertirse en Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena. Un cántabro al frente «del primer símbolo de Sevilla». Será si gana las elecciones al otro candidato que aspira al puesto. La «última encuesta», según explicaba este jueves, indica que va a conseguir la victoria.

Marino mercante, topógrafo, diplomado superior en Ciencias del Seguro... En su biografía cabe eso y también, entre otras cosas, haber sido presidente de la Federación Provincial de Entidades Flamencas de Sevilla o consejero de la Bienal de Arte Flamenco. Hasta intérprete -recientemente- del musical 'Misericordia', que se ha llegado a representar en el Teatro Lope de Vega. Y, desde el 83, hermano en la Macarena. De costalero del Palio a su cargo actual, consiliario de Asistencia Social y Promotor de Caridad de la Hermandad. También allí ha hecho un poco de todo.

¿Y cómo encaja que un cántabro aspire a un cargo tan 'sevillano'? «No chirría, porque, además de los años que llevo ya viviendo aquí, socialmente estoy muy introducido en Sevilla. Hasta hace nada ejercí como director territorial de Mapfre Empresas en Andalucía y Extremadura -ahora está prejubilado- y también fui presidente de la Federación Provincial de Peñas Flamencas, y eso socialmente te da mucha presencia. Los adversarios a veces bromean diciendo 'que se vuelva a sus montañas verdes', pero no supone un problema». Recuerda, en este sentido, que ya hubo otros hermanos con sangre cántabra como Joaquín Sainz de la Maza (descendiente de Villacarriedo) o Carlos Delgado de Cos. «Aunque el primer santanderino puro, no descendiente, sería yo».

«No he dejado nunca de presumir de cántabro, he vivido siempre mi tierra teniéndola lejos»

Y sí que ejerce de cántabro, pese a la distancia. Con el recuerdo para las dos patrias chicas de sus apellidos, San Felices y Viérnoles. Viene a ver, por ejemplo, a su primo «Quinito» (el deportista Joaquín Cabrero). «Subo una o dos veces al año, pero nunca he dejado de presumir de cántabro. No es que yo lleve a mi tierra donde vaya, es que Cantabria mora en mí. Mi vida no se entiende sin el verde del avellano, sin el viento sur, sin paraguas...». Cuenta que, cuando llueve en Sevilla, sale a la calle con el chubasquero para escuchar cómo golpean las gotas contra el suelo. «Esa sangre de mi tierra está caliente y fértil».

Las elecciones

«Mariano» ya desde que cursó estudios en La Salle, se mide este fin de semana al veredicto de las urnas para saber si llega al lunes como Hermano Mayor de la Macarena. Sería la cabeza visible de un colectivo que aglutina a 14.000 miembros -y a muchas más devociones-, de los que algo más de 10.000 tiene derecho a voto. Cuenta que las primeras encuestas no estaban muy a su favor -48% frente al 52% de su rival-, «pero en la última dan un 76-24% con mi victoria». O sea, que el trabajo que está haciendo estos días tiene buena pinta. Porque en esto hay una campaña «muy dura». Con entrevistas en los medios, presentaciones, página web para la candidatura y hasta vídeo promocional.

¿Y qué diferencia a los dos candidatos que se miden el domingo? «Uno piensa -explica el cántabro- más en la cofradía (en la procesión) y otro, que soy yo, en el concepto de hermandad fraterna, caritativa y social. Para eso nacimos y para eso existimos. Porque lo otro ya viene por añadidura».

Fotos

Vídeos