El 86% de los titulados el pasado año en FP trabajan o realizan una formación superior

Dos alumnos del ciclo de Electromecánica de Vehículos Automóviles del IES Miguel Herrero de Torrelavega conversan con su profesor. /Luis Palomeque
Dos alumnos del ciclo de Electromecánica de Vehículos Automóviles del IES Miguel Herrero de Torrelavega conversan con su profesor. / Luis Palomeque

Cantabria está a la cabeza de España en el número de graduados en Formación Profesional y su inserción laboral efectiva supera el 60% en todos los sectores

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

«La Formación Profesional aporta un plus de empleabilidad», defiende el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, cada vez que se le cuestiona sobre este tipo de enseñanzas que capacitan para el desempeño cualificado de distintas profesiones.

Las cifras respaldan esta valoración: el pasado curso, el 2016/17, completaron su formación 3.103 estudiantes de 83 titulaciones distintas -545 más que el año anterior, lo que supone un aumento del 21,3%-, que colocan a Cantabria a la cabeza de España en número de titulados en FP, ocupando el primer puesto en los ciclos de Grado Medio y el tercero en los de Grado Superior. Destacados números que son más que previsibles que se superen además el presente curso, cerca de finalizar, en el que están matriculados en Formación Profesional más de 12.100 alumnos, 250 más que hace dos ejercicios y 400 más que el pasado.

LAS CIFRAS DE LA FP EN CANTABRIA

3.103
estudiantes de FP, de 83 titulaciones distintas, completaron el pasado curso su formación, 545 más que el año anterior.
12.100
alumnos están matriculados este curso en Cantabria en alguno de los ciclos de Formación Profesional ofertados.
7.500
nuevas plazas para primer curso se ofrecen el próximo ejercicio, el 2018/19, para aquellos que quieran sumarse a estas enseñanzas.
ciclos formativos de FP integran la oferta académica del próximo curso
110 de Grado Medio, 109 de Grado Superior y 43 de FP básica.
23
ciclos formativos, 11 de Grado Medio y 12 de Superior se pueden cursar a distancia en Cantabria, la tercera comunidad con más oferta.

Si se analiza la empleabilidad, a los seis meses de haber finalizado estudios el 86% de los titulados el pasado año trabaja o continúa estudiando, un 4% más que el ejercicio anterior y un 11% más que hace dos cursos. De ellos, el 55% han accedido al mercado laboral y el otro 31% se han encaminado a estudios superiores, mientras que sólo un 14 % se encuentra en el paro. En definitiva, todas las cifras ponen de manifiesto el impulso sostenido que está experimentando la FP en la región en los últimos años.

La tasa de inserción laboral debe ser contemplada simultáneamente junto con la tasa de titulados que continúan estudiando, puesto que la progresión académica también es uno de los objetivos de estas enseñanzas. No en vano, aquellos que completan la Formación Profesional Básica, cuya titulación es equivalente a la ESO (Educación Secundaria Obligatoria), tienen la oportunidad de continuar sus estudios en los ciclos de Grado Medio; estos estarían capacitados para acceder al Bachillerato o a ciclos de Grado Superior; y, por último, las titulaciones de cualquier Grado Superior dan acceso a realizar estudios universitarios.

En cualquier caso, si se excluye el porcentaje de alumnos que sigue su formación y no pretende su incorporación inmediata al mercado de trabajo, la tasa de inserción laboral efectiva supera el 60 % en todas las familias profesionales.

Por niveles y familias

Por niveles educativos, el 83% de los técnicos de Grado Medio que completaron hace un año su formación se encuentran estudiando o trabajando, mientras que en el Grado Superior, que otorga títulos de técnico superior, este porcentaje aumenta hasta el 87%. Lo que significa que, respecto al curso anterior, se incorpora al mundo laboral un 4% más de titulados en el primer caso y un 5% más en el segundo.

Extendiendo el análisis a las familias profesionales, más de la mitad del alumnado graduado el pasado año se concentra en las correspondientes al ámbito de la Sanidad (490 alumnos), Administración y gestión (417), Servicios socioculturales y a la comunidad (409) e Informática y comunicaciones (279). Y si se añaden cuatro familias más -Electricidad y electrónica, Fabricación mecánica, Transporte y mantenimiento de vehículos y Comercio y marketing-, la proporción supera el 75%.

La inserción profesional más alta de los titulados el pasado curso se da en las familias profesionales de Marítimo Pesquera (100%), Instalación y mantenimiento (78%), Fabricación mecánica (74%), Sanidad (71%), Industrias alimentarias (68%) y Química (66%). Especialidades que difieren con las del ejercicio anterior -con la excepción de Sanidad y Fabricación mecánica-, lo que pone de manifiesto la variabilidad de las necesidades del mercado laboral .

«Las empresas quieren técnicos que hayan tenido contacto con la dinámica de trabajo real» Nahuel Arce-Leal | Titulado en Formación Profesional

Unas modificaciones que precisamente afronta la FP proporcionando una formación polivalente que permita al alumno «adaptarse a los cambios laborales que pueden producirse a lo largo de su vida, la comprensión de la organización y características del sector correspondiente, así como aumentar la empleabilidad y la adquisición de una identidad y madurez profesional motivadora de futuros aprendizajes y adaptaciones al cambio de las cualificaciones y además, favorecer su iniciativa emprendedora e innovadora».

Una ambición que tiene en cuenta que una parte los matriculados en FP son profesionales que buscan mejorar su cualificación o adaptarse a nuevas necesidades de su profesión, por lo que los ciclos permiten la posibilidad de organizar la distribución horaria de manera que permita la conciliación del aprendizaje de las personas con otras actividades y responsabilidades.

Inserción laboral efectiva

En lo que respecta a la tasa de inserción laboral efectiva, descartando ese porcentaje que opta por continuar sus estudios profesionales o de otro tipo, hay dos familias que alcanzan el 100%, la Marítimo Pesquera, que aborda el mantenimiento y control de la maquinaria de buques y embarcaciones, y la de Madera, Mueble y Corcho, donde se integran ciclos de Carpintería y Mueble y de Diseño y Amueblamiento.

Con altísimas tasas de ocupación se encuentran también Fabricación mecánica (96%) e Instalación y mantenimiento (93%), mientras que Hostelería y Turismo, Informática y Comunicaciones, Artes gráficas, Electricidad y Electrónica, Energía y Agua, Hostelería y Turismo, Química, Sanidad y Transporte y mantenimiento de vehículos, superan todas ellas el 80%. La media de inserción efectiva de las 23 familias de FP que se imparten en los centros educativos de Cantabria supera el 60%. Si se comparan los resultados con los de los años anteriores, se observa que la inserción más elevada se mantiene de forma sostenida en las familias vinculadas a la Electricidad y Electrónica, Fabricación mecánica, Instalación y mantenimiento, Marítimo Pesquera y Química.

«La FP aporta un plus de empleabilidad; las cifras son un instrumento útil para derribar prejuicios» Francisco Fernández Mañanes | Consejero de Educación

En cuanto al porcentaje de incorporación de los recién titulados al mercado de trabajo en las propias empresas en las que realizaron el módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo (FCT), destaca por encima de todos los porcentajes que se alcanzan en Hostelería y Turismo (91%), Textil, Confección y Piel (80%) y Edificación y Obra Civil (79%).

A raíz de todos estos datos, Mañanes destaca «la validez que estas enseñanzas tienen como vía de formación útil y adecuada para los futuros profesionales de esta región» y defiende que la Formación Profesional «transita por el camino de la innovación y la calidad indispensables para que sus titulados sean una pieza fundamental del modelo productivo cántabro». El consejero de Educación considera que las cifras se convierten, igualmente, en un «instrumento útil para derribar prejuicios sobre las enseñanzas de FP». Porque todavía siguen existiendo.

«Lo que pasa es que en España hay mucha 'titulitis' y si no tienes un título universitario te dicen que no sabes. Pero para aprender bien cualquier oficio, hay que hacer FP, y si luego quieres estudiar la carrera, la opción ahí la tienes», indica por su parte Nahuel Arce-Leal, defensor «a muerte» de la FP. Él realizó su formación en el IES Zapatón de Torrelavega, «por donde vi pasar a varios ingenieros para realizar el grado superior de Automatización y Robótica industrial después de terminar la carrera», revela.

Este joven obtuvo el pasado año la medalla de oro en las Olimpiadas nacionales de FP ('Spainskills') en la especialidad de Control Industrial, lo que le permitió representar a España en los Mundiales de Abu Dhabi, entre otros eventos internacionales. «Es impresionante el valor que dan en muchos países a la FP y a los técnicos que salen de ella, que es de lo que se nutren las empresas, de gente que ha tenido contacto con la dinámica de trabajo real», expresa.

Matriculación al alza

El presente curso 2017/18 más de 12.100 personas están matriculadas en las diferentes modalidades de este tipo de enseñanzas, 400 más que el año anterior y 250 más que hace dos. De ellos, 4.275 se forman en los grados superiores, 3.837 en los medios, otros 3.110 en los ciclos que se reciben a distancia o parciales y 894 en la Formación Profesional Básica. El 74% los cursan en centros públicos y el resto en concertados.

Mañanes subraya «el compromiso» de su departamento con la Formación Profesional y anima a los estudiantes «a contribuir con su experiencia» a incrementar el número de matriculaciones. Así, para el próximo ejercicio, el 2018/19, se ofrecen más de 7.500 nuevas plazas en primer curso para todos aquellos que quieran incorporarse a estos estudios, un auténtico récord en Cantabria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos