Tráfico instalará en otoño en Somahoz el primer 'cruce inteligente' de Cantabria

El nuevo sistema se instalará en el punto kilométrico 171 de la N-611, en el desvío hacia Somahoz. /Sane
El nuevo sistema se instalará en el punto kilométrico 171 de la N-611, en el desvío hacia Somahoz. / Sane
Los Corrales de Buelna

El sistema controlará mediante sensores la aproximación de los vehículos a la intersección, situada en el kilómetro 171 de la N-611

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

La Dirección General de Tráfico tiene decidido seguir introduciendo medidas novedosas para blindar la seguridad vial en Cantabria y erradicar los puntos negros de las carreteras de la red nacional. Si el departamento que en la región dirige José Miguel Tolosa anunció la semana pasada la adjudicación a Indra de la obra para poner en funcionamiento antes de que acabe el año un radar de tramo en la N-629 entre las localidades de Limpias y Ampuero, el Ministerio del Interior igualmente instalará un mecanismo pionero en una intersección de la N-611, Palencia-Santander, en el cruce hacia Somahoz en forma de 'cruce inteligente', que avisará a los conductores cuando un vehículo se aproxime gracias a sensores situados en el asfalto. El dispositivo, cuyo despliegue en ese punto kilométrico 171 de la mencionada carretera está contemplado para el próximo otoño, será el primero de estas características en Cantabria.

El propio responsable ministerial, Jorge Fernández Díaz, anunció el pasado año un plan estratégico contra las intersecciones peligrosas. En concreto, detalló que el 20% de los accidentes con víctimas en 2015 tuvieron lugar en este tipo de cruces en vías convencionales. En cifras, 134 personas perdieron la vida en este contexto por colisiones frontolaterales. Por ello, el ministro adelantó la instalación de un sistema de señalización dinámica preventiva de la presencia de vehículos en 40 cruces de toda la geografía nacional, así como la ordenación y regulación de la circulación desde el punto de vista de la seguridad, por encima de la capacidad de la vía. Para la ejecución de esta iniciativa se consignó un millón, una cantidad con la que se prevén evitar 20 fallecimientos cada año.

El propio Tolosa abunda en los detalles. «En ese cruce ha habido en los últimos tres años un muerto y cuatro heridos, por lo que es el punto elegido para introducir este cruce inteligente»».

Funcionamiento

Pero, ¿cómo funciona el mecanismo? «En el suelo se colocan unas espiras. El vehículo que llega por la vía secundaria es detectado por los sensores, de forma que advierte al conductor que transita por la carretera principal. Si no hay ningún automóvil estará la señal convencional, mientras que si hay presencia se encenderá la iluminación», detalla el jefe de Tráfico, y agrega que «era un punto donde teníamos siniestralidad, conflictivo, así que ha sido importante lograr este nuevo sistema».

«En ese cruce ha habido en los últimos tres años un muerto y cuatro heridos; era un punto conflictivo» José Miguel Tolosa | Jefe de Tráfico en Cantabria

Según detalla la propia DGT, la distribución de los sensores en cuadrícula garantizará la detección del coche con independencia de la posición en la que se aproxime a la intersección. A través de un panel luminoso, y en paralelo mediante la emisión de ondas de corto alcance, el otro conductor será alertado del riesgo potencial.

En síntesis, una solución vanguardista con la que se pretende acabar con las noticias de sucesos en este punto del entramado de carreteras de la región. El tiempo dictará sobre el acierto de la idea.

Fotos

Vídeos