El tráfico de vehículos crece este verano un 5% respecto a 2016 y vuelve a cifras 'precrisis'

El tráfico estival está llevando casi al límite a algunas carreteras
El tráfico estival está llevando casi al límite a algunas carreteras / Antonio 'Sane'

Lleva casi al límite a puntos críticos de la Comunidad como Saltacaballo, que ha estado al 96% de su capacidad

JESÚS LASTRA SANTANDER.

Retenciones. Circulación lenta y congestionada. Y paciencia, mucha paciencia. Lo que iba a ser un verano de récord en el sector turístico de Cantabria igualmente se ha dejado sentir en las carreteras de la Comunidad. Un vaticinio que en el caso del negocio hostelero se ha visto mermado por los caprichos del meteoro, pero que en lo relativo al flujo de vehículos las estadísticas han revelado como real.

Así lo confirma el jefe de Tráfico en Cantabria, José Miguel Tolosa, que al calor de los últimos datos de julio -los de este mes se estiman como similares- se reafirma en una idea fuerza: «Estamos en niveles de desplazamientos iguales a los de 2008, con más de 1,5 millones entre julio y agosto. Esto supone un incremento del cinco por ciento respecto a 2016. El año pasado ya hubo un aumento en relación a 2015, por lo que las cifras son similares a las de la época precrisis».

Para aquilatar sus premisas, Tolosa entra al detalle de los guarismos registrados en los tres puntos críticos de la red regional. El tramo de la A-8 en el entorno de Saltacaballo; la A-67 en el denominado 'nudo de Torrelavega'; y la S-10 a la entrada de Santander. En cuanto a la primera zona, atendiendo a las intensidades medias se contabilizaron 29.215 automóviles al día durante el pasado mes; 29.614 transitaron por el entorno de la capital del Besaya; y 26.858 hicieron lo propio para acceder a la localidad santanderina.

Millones de desplazamientos se esperan en el computo general de julio y agosto.

Puesta sobre la mesa la media mensual, ya se observan las primeras conclusiones: «Hay mucho coche, más que en otras ocasiones», admite el responsable de Tráfico. No solo eso, «sino que estamos batiendo récords, con auténticas barbaridades». Por ejemplo, tomando como muestra la información del fin de semana del 21 al 23 de julio, en Saltacaballo se contabilizaron a las 17.00 horas del viernes 3.845 coches, mientras que a mediodía del sábado fueron 3.700 los que pasaron junto al radar en una hora.

«La vía estuvo al 96% de capacidad. No llegó a estar saturada, pero rozó esa situación», desgrana. Misma problemática se produjo el domingo por la tarde, cuando hubo a las 20.00 horas 3.250 vehículos. «En esta última franja sí dependemos más de las condiciones meteorológicas, ya que si hace bueno los visitantes vascos aguantan un poco más para volver a casa, mientras que si las condiciones son malas regresan antes. En todo caso, cualquier cifra que supere los 2.200 coches por hora ya hay que considerarla muy seriamente», reconoce.

Javier Rosendo

En previsión de estos crecimientos, desde la Dirección General de Tráfico se han tomado medidas excepcionales. «Hemos restringido el tráfico de vehículos pesados desde el límite provincial con Vizcaya hasta Laredo los viernes tarde y los sábados por la mañana. Era la primera vez que lo hacíamos, aunque hay que precisar que esta decisión no se ha adoptado de forma permanente, sino que se ha llevado a cabo en siete u ocho ocasiones en función de nuestras previsiones», agrega Tolosa, aunque en esta temporada estival tampoco pierde de vista «las zonas de playa y Liébana, donde hay jornadas complicadas».

Vehículos al día transitaron por el ‘nudo de Torrelavega’ durante el mes de julio.

Sanciones

Estos incrementos en las intensidades no han llevado aparejada, según la DGT, una subida proporcional en las sanciones. De nuevo Saltacaballo, con su nuevo radar dirección Bilbao, vuelve a salir a la palestra. «Objetivamente, está funcionando. Podemos decir que la gente ha levantado el pie, por no olvidar medidas complementarias para reforzar la seguridad, como el granallado del asfalto o el 'relleno' de las cunetas».

Por ciento ha caído la siniestralidad en Saltacaballo desde mayo de 2015.

En cuanto al resto de dispositivos de Cantabria. «No tenemos problema». 2015 se cerró con 41.186 sanciones, mientras que el año pasado las multas cayeron a 26.565. En relación a 2017, Tráfico ofrece la información actualizada hasta final del mes de mayo, con 7.103 denuncias completadas. En proporción, 2016 totalizó 7.009 expedientes en el mismo periodo, por lo que Tolosa opina que el ejercicio actual acabará con unos niveles similares, abundando en el crecimiento en la circulación. Sobre el radar que aglutina el mayor número de multas cada año, el ubicado en Saltacaballo dirección Santander se lleva la palma, «y con diferencia».

En relación a la siniestralidad, Tráfico de nuevo vuelve a poner el foco sobre el tramo de Saltacaballo con su nuevo control de velocidad como el camino a seguir. «Además de los avisadores y pintar la cabina de amarillo, la única en Cantabria de este color, la reducción de velocidad y el inicio de las multas han conseguido rebajar de forma sustanciosa la siniestralidad», afirma Tolosa. En concreto, entre mayo de 2015 y mayo de 2017 -en 2016 entraron en funcionamiento las iniciativas- un estudio de la DGT arroja una caída en los accidentes del 48%, mientras que los golpes de gravedad se han desplomado un 82%. Respecto a las demás carreteras, Tolosa asegura que «la tendencia es buena, parecida a 2016, cuando se obtuvo el mínimo de finados en vías interurbanas desde los años 60, con solo nueve. Hay una menor siniestralidad a pesar de que sube la intensidad. Hay que seguir trabajando en esta línea».

Muertes en 2016

17 de abril. Un motorista de 40 años fallece al chocar con un guardarraíl en Valderredible.

22 de junio. Una pareja muere al salirse de la A-67 en Arenas de Iguña y caer cinco metros.

31 de julio. Muere un camionero al caer al vacío por el Puente de Ontón, en la A8, tras incendiarse la cabina.

6 de agosto. Fallece un hombre tras volcar su vehículo en Los Corrales.

9 de agosto. Arrollado un hombre en la A-8 en Castañeda.

Esta mejoría no ha sido óbice para que cinco personas hayan perdido la vida en carreteras autonómicas; con otro fallecido en dominios de Los Corrales y otros tres tras accidentes en Santander en los que la muerte se produjo días después del suceso. «En 2017 se está dando una peculiaridad. Cuando las estadísticas arrojan que el 75% de los siniestros mortales tiene lugar en vías convencionales, nosotros hemos sufrido cuatro en autovías».

Con este escenario, Tolosa tiene claro que «la tendencia es la correcta, pero no podemos bajar la guardia y hay que seguir trabajando hasta buscar el objetivo de cero accidentes». En este camino por recorrer el portavoz valora la «buena colaboración con los titulares de las carreteras, tanto con la Demarcación como con el Ministerio de Fomento. Igualmente, hay una estrecha cooperación con la Guardia Civil para estar muy atentos a lo que pasa en el asfalto y poder poner remedio a problemas potenciales».

No sólo eso, sino que la DGT también trabaja con la base. «Estamos llevando a cabo iniciativas de educación vial con niños y jóvenes. También importante, estas acciones las estamos dirigiendo asimismo a colectivos de personas mayores. Nos preocupa no sólo el envejecimiento del parque de automóviles, sino también obviamente el de los propios conductores. Generalmente tienen prudencia, pero los reflejos van mermando», concluye.

A la espera del tercer carril de la A-8 y la solución para Barreda

En cuanto a las soluciones futuras para mejorar la circulación de vehículos en Cantabria, el jefe de Tráfico en la Comunidad, José Miguel Tolosa, afirma que «vemos necesario el tercer carril en la A-8 hasta Vizcaya, aunque hay que ver cómo se solucionaría el ‘embudo’ al llegar al límite provincial con Vizcaya».

También «fundamental» es la solución para liberar el ‘nudo de Torrelavega’. «La variante Barreda-Sierrapando va a ser muy importante y ésa sí que la estamos deseando. Cuando la A-67 sea independiente de la A-8 notaremos un avance considerable en una zona que actualmente es uno de los puntos críticos en cuanto a tráfico en la Comunidad».

Fotos

Vídeos