Los transportistas cántabros temen un efecto dominó tras el nuevo peaje de Guipúzcoa

Los transportistas cántabros temen un efecto dominó tras el nuevo peaje de Guipúzcoa
DM

Los camioneros con carga superior a 3,5 toneladas que circulen por la N-1 y A-15 a su paso por Irún, Andoain y Etxegárate deberán pagar una tasa de entre 0,56 céntimos y 7 euros

ANA DEL CASTILLOSantander

Desde ayer, los transportistas que circulen por las carreteras N-1 y A-15 a su paso por Guipúzcoa deberán pagar un peaje: 6,89 euros para vehículos de más de 12 toneladas que realicen todo el recorrido o 0,56 céntimos para los camiones de más de 3,5 toneladas que hagan el trayecto mínimo.

Aunque la salida natural a Europa para los transportistas cántabros es por la vía Bilbao-San Sebastián-Irún, el sector en la región ve cómo sus mayores temores se van cumpliendo. Una carga impositiva más que puede dejar un peligroso efecto dominó. «El problema es que al transportista no le queda más remedio que asumir estos costes porque no puede parar. Poco a poco nos van poniendo más cargas y las subvenciones en lugar de ir al transporte por carretera -que es el que mueve al país- se van a la vía del tren», explica el presidente de la Asociación de Empresarios y Transportistas de Santander (Asemtrasan), José Vicente González Díaz.

Tarifas (IVA incluido)

TramoPesados 1Pesados 2
Irun-Andoain3,20 euros3,96 euros
Paso por Andoain0,56 euros0,69 euros
Paso por Etzegarate2,36 euros2,93 euros
Trayecto Irun-Etzegarate5,56 euros6,89 euros

Según la Diputación de Guipúzcoa, la decisión de poner en marcha este peaje se debe a que necesitan financiación para mantener esas carreteras por las que circulan 9.000 camiones cada día (6.000 con un tonelaje superior a 3,5). «Eso es lo que dicen. Queda muy bien de cara a la galería pero no vemos que retorne tanto al sector de todo lo que se paga», apunta José Ignacio del Castillo, Secretario General de Asemtrasan.

El rechazo de la 'Euroviñeta' (peaje específico para camiones) viene de año en año. En otros países como Alemania, Suiza o Austria -en Francia se adoptó solo en algunos tramos- las tasas a transportistas se cobran desde hace tiempo. Diariamente, cerca de 20.000 camiones españoles atraviesan la frontera para descargar en Europa y «ahora resulta que los que vienen de Europa hacia Burgos, Salamanca o Madrid tienen que pasar obligatoriamente por la nueva vía de peaje guipúzcoana», apunta González.

Cobro automático

El nuevo sistema de cobro en Irún, Andoain y Etxegárate, denominado AT, obliga -si no se dispone de dispositivo VIA-T- a vincular el camión, registrarse en la página web Bidegi, introducir los datos y señalar el medio de pago. De esta manera, el sistema detectará la matrícula automáticamente y el paso será inmediato, sin necesidad de parar, ya que no se admite el pago en metálico. La multa por no pagar el peaje asciende a entre 150 y 2.000 euros.

El sistema, que entró en funcionamiento a las 00.00 horas del 9 de enero sin ningún incidente, registró en las primeras horas (hasta las 11.15) el tránsito de 10.901 camiones., más de 60% fueron extranjeros.

Mientras, el sector del transporte deposita sus esperanzas en los tribunales. «Decidirán sus señorías cuando corresponda», añade González, aunque la Diputación de Guipúzcoa ya ha advertido de que no va a dar marcha atrás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos