Revilla: «No quiero turismo de borrachera y sexo en la calle»

DM

El presidente regional defiende el apoyo «decidido» al sector turístico, «la gallina de los huevos de oro» de España

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, inició ayer en el Día de Cantabria, su enconada defensa del turismo, pintando a una comunidad con los brazos abiertos para atraer cuanto más mejor.

Revilla ha continuado este lunes con ese discurso, valorando el turismo como «la gallina de los huevos de oro» de España y destacando que está «sacando adelante el incipiente crecimiento económico». También ha asegurado que hay que apoyar este sector «de manera decidida».

No obstante, Revilla avisa de que se debe «prohibir determinado turismo que trae consecuencias desagradables», sobre todo «para el vecindario que quiere vivir en paz». «Hay gente para todo, no digo que no tengan algún tipo de razón. Yo no quisiera tener una Cantabria como un lugar donde se vende tique turístico que incluye la borrachera permanente, el todo gratis, o el sexo en la calle», ha dicho Revilla, en declaraciones a Rne.

Pese a ello, ha advertido de que el turismo está impulsando el crecimiento económico en España. «Nos van a venir a ver 70 millones de personas, que vienen a consumir aquí». En su intervención de este domingo ante numeroso público y diversas personalidades regionales, Revilla afirmó que «aquí de turismofobia nada», sino todo lo contrario.

El jefe del Ejecutivo ha recordado el carácter abierto de la comunidad autónoma y su vocación de recibir a visitantes «aunque tengamos sólo seis días de sol en julio» antes de enumerar una extensa lista de atractivos. «Si hace falta, inventaremos un sobao y una anchoa especial para atraer más turistas».

De récord a temporada "buena"

El consejero de Turismo, Francisco Martín, ha dicho hoy que el verano de récord que se había previsto en primavera ha quedado en una temporada "buena", con cifras "un poquito mejores" que en 2016.

Según sus datos, la campaña de verano se cerrará con un aumento de entre el 2 % y el 3 % en vez del 15 % que se estimaba antes de que comenzara.

A su juicio, la mayor subida será en las reservas hoteleras y las menores en el funcionamiento de las terrazas, al estar más influenciadas por la climatología.

El consejero también ha destacado que la ocupación hotelera está siendo "razonablemente buena" en los grandes centros turísticos de Cantabria, y ha asegurado que ahora toca "cruzar los dedos" para que el clima siga siendo propicio en la segunda quincena de agosto.

Huelga en el Prat

Sobre la huelga indefinida en el aeropuerto de El Prat, el presidente cántabro ha considerado «muy justa» la reivindicación del personal de seguridad, aunque lamenta que «en un trabajo tan delicado no se pueda llegar a un acuerdo» y «a estas horas» todavía haya problemas.

Revilla ha señalado que, por la «responsabilidad» que conlleva la seguridad en El Prat, llegó a pensar «que ganarían bastante dinero». «Cuando me he enterado de que ganan 900 euros...», ha apostillado antes de considerar «impresentable» el salario que perciben esos trabajadores. Por eso cree que el origen del conflicto está en que «parece que hay una cierta explotación de los trabajadores», que Aena subcontrata a empresas.

«Esta empresa (Eulen), y me imagino que otras, está pagando salarios de miseria», ha recalcado, antes de agregar que espera que «por el bien de todos se arregle».

Cataluña

Revilla también ha hablado de la situación de Cataluña, y ha augurado que el 1 de octubre, fecha fijada para el referéndum independentista, no habrá urnas. Pero, pese a esta idea que tiene, sostiene que hay que afrontar el independentismo con una reforma de la Constitución que permita «algún encaje» a las demandas que se hacen desde Cataluña.

A su juicio, si se produce una «situación de emergencia» los partidos políticos, sobre todo «los grandes», tendrán que reunirse para «buscar una salida política» con la reforma de la Constitución.

El presidente cántabro ha añadido que le sorprende «el revuelo» suscitado por la denominación de los territorios, y ha recordado que en la Constitución se reconoce a España «como un junto de nacionalidades y regiones».

Además, Revilla ha vuelto a reivindicar la deuda que, según asegura, tiene el Estado con Cantabria por valor de cerca de 90 millones por la financiación de Valdecilla, la aplicación de la Lomce o el proyecto de Estudios del Español de Comillas.

Y ha reclamado una respuesta al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Fotos

Vídeos