Las últimas chabolas de Cantabria

Sólo tres de los 16 poblados que había hace una década siguen en pie y existe un plan para su erradicación