El último eclipse solar hasta 2026

Múltiples curiosos observan el sol gracias a un filtro poco antes del eclipse parcial desde el observatorio que se montó en la playa de Liencres.
Múltiples curiosos observan el sol gracias a un filtro poco antes del eclipse parcial desde el observatorio que se montó en la playa de Liencres. / Roberto Ruiz
Cantabria

Decenas de personas se agolparon ayer junto a la playa de Canallave, en Liencres, para poder observar este fenómeno

VERÓNICA PAJAREJO SANTANDER.

Esta vez sí. El eclipse solar parcial se pudo ver en el cielo de Cantabria, aunque las mejores situaciones para observarlo desde España fueron la parte atlántica de Galicia y las islas Canarias. Si el anterior eclipse no se pudo apreciar desde nuestra región por culpa de las nubes que cubrían el cielo, ayer fue bien diferente. No fue un eclipse total, sino parcial, con una ocultación máxima de casi el 10% del diámetro solar respecto a lo que se divisaba desde los distintos observatorios que se montaron en toda la región, como el que estableció AstroCantabria junto a la playa de Canallave, en Liencres. «Lo que se ve exactamente es el sol en forma de media luna y con los cuernos hacia abajo, justo sobre la superficie del mar en el horizonte», explicaba antes de que se iniciara el fenómeno Neila Campos, de AstroCantabria.

Ver más

A las siete de la tarde comenzaron a llegar los primeros curiosos, quienes pudieron disfrutar de la observación solar y divisaron otros fenómenos presentes en el Sol como las manchas solares o protuberancias. Concha Delgado, junto a su marido, esperaba en la playa con la cámara fotográfica impaciente al momento clave de la tarde, el eclipse. Pero esta no era la primera vez. El primero que divisaron fue en Lisboa, y ambos aseguran que «fue increíble » y que por ello no se podían perder éste, que además lo tenían tan cerca de casa. Por su parte, Roberto, un madrileño afincado en Santander desde hace dos años, comentaba que se enteró gracias al observatorio de Valderredible de que habría un eclipse parcial de sol; «cuando me enteré de que iba a poder verlo aquí, no dudé en venir. Me gustan mucho las actividades relacionadas con la astronomía».

El eclipse comenzó a las 20.43 horas, y duró aproximadamente, quince minutos. Las decenas de asistentes pudieron observarlo con diversas técnicas. Por una parte, gracias a los telescopios equipados con filtros y técnicas especiales, y por otra, con unas gafas exclusivas para la ocasión, de filtro solar homologado -se vendieron centenares-, imprescindibles porque los rayos del sol pueden dañar gravemente la vista del espectador, además de que sin ellas no se puede apreciar dicho fenómeno. Al finalizar, muchos espectadores, como Alejandra y Mario, naturales de Palencia, reconocieron que «éste es el primer eclipse de sol que vemos y ha sido increíble». Otros, como Gabriela, María y Paloma afirmaron que «ha sido decepcionante porque se veía poco, aunque si te fijabas bien podías atisbar algo; pero la puesta de sol ha sido muy bonita».

Resultó un espectáculo curioso, singular e inusual que no se volverá a producir en España hasta el año 2026. En América del Norte y en los océanos Atlántico y Pacífico se pudo observar este lunes en tu totalidad, mientras que en la parte más occidental de Europa, parcialmente.

Fotos

Vídeos