Urgencias de Valdecilla se satura con un pico de más de 490 pacientes en un día

DM

El hospital registró el lunes uno de los días de mayor afluencia del verano y «está preparado» porque «esto no ha hecho más que empezar», destacan desde la Gerencia

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

Cuando Fernando asomó la cabeza a la sala de espera de Urgencias de Valdecilla el pasado lunes, supo que tenía por delante una larga tarde y que, con toda probabilidad, acabaría enlazando con la madrugada antes de poder volver a casa. No se equivocó ni un ápice. «Más de diez horas» estuvo acompañando a su mujer en un pasillo abarrotado de pacientes, y alguno incluso acumulaba más tiempo de espera que ellos, así que no faltaron las quejas. «¡Esto es de vergüenza!», lamentaba la hija de una paciente acomodada en una silla de ruedas, desesperada después de cinco horas «sin que la hayan mirado siquiera». Y es que Valdecilla registró el lunes uno de los días de mayor afluencia del verano, con un pico de 495 urgencias, de las cuales 350 fueron de adultos, 103 de Pediatría y el resto de Obstetricia y Ginecología (principalmente, problemas relacionados con el embarazo y partos). Desde la Gerencia reconocen la jornada «de saturación», aunque explican que «el problema es que, además de ser lunes (el día de la semana que con frecuencia destaca en las estadísticas de urgencias) se concentró la mayor parte de los pacientes a partir de las cuatro de la tarde», dando lugar a un tapón que costó más de la cuenta desatascar.

Beatriz López, la subgerente de Valdecilla, señala que «es verdad que en términos globales, si se comparan los datos con los del lunes anterior (426 casos en total) o incluso el fin de semana previo (469 el sábado y 459 el domingo) se aprecia un ligero incremento, pero si nos fijamos solo en las urgencias de adultos, los números son parecidos: 345 el lunes pasado y 350 este lunes».

Las previsiones turísticas, que avanzan que Cantabria rozará el lleno, tendrán su reflejo en las urgencias

¿Qué pasó, entonces, para que el servicio permaneciera lleno hasta bien entrada la noche? En esta ocasión, señala, el problema no fue una cuestión de que hubiera muchos ingresos pendientes –«Es más, de todas las entradas que se registraron, hubo pocas hospitalizaciones», se apunta–, sino el atasco antes del triaje (la exploración en la que clasifica el nivel de la urgencia). Una explicación que coincide con las protestas que se escuchaban en las salas de espera. «Estamos preparados para el aumento de la afluencia», añade López, convencida de que «esto no ha hecho más que empezar. El pico del verano aún está por venir».

Reflejo del turismo

Las previsiones turísticas, que avanzan que Cantabria rozará el lleno durante los próximos meses, también tendrán su reflejo en las urgencias. «En el perfil de los pacientes que se están viendo en el servicio ya se nota ese aumento de la afluencia de turistas y de aumento de la población». Así, al contrario que ocurre en invierno, cuando el mayor número de urgencias las protagonizan personas mayores, que sufren complicaciones en sus enfermedades de base por culpa de virus e infecciones respiratorias sobre todo, en estas fechas llegan pacientes «de todas las edades». Las causas son múltiples, muchas de ellas de carácter banal, como traumatismos y lesiones más propias de las actividades de ocio al aire libre, alergias, infecciones... «En general, la mayoría se van para casa en cuanto son atendidos, no requieren muchas pruebas complementarias. Fue lo que ocurrió el lunes, se tardaba en entrar, pero en cuanto se hacía el diagnóstico iba más rápido». Uno de los servicios que no baja la demanda durante el verano es Traumatología. «Los esguinces, caídas, accidentes... son un motivo frecuente de urgencia tanto en adultos como en niños».

Las causas son múltiples, muchas de carácter banal, como los traumatismos, las alergias y las infecciones

Consciente del malestar de quienes se vieron ‘atrapados’ en el atasco del lunes, que achacaban la situación a «la falta de personal», la subgerente aclara que «todos los profesionales tanto de Urgencias como de la Hospitalización Domiciliaria están sustituidos al 100%, porque ya contamos con que va a ser un verano de mucho movimiento. Incluso hemos previsto personal de enfermería (correturnos) por si fuera necesario abrir el área de observación de Urgencias». Después de un lunes de ajetreo, la actividad en urgencias ayer, martes, parecía recuperar el ritmo habitual, aunque hacia las siete de la tarde –con toda la noche por delante– se ya contaban 230 urgencias de adultos y 47 infantiles. Según los datos que maneja la Gerencia, en las urgencias pediátricas los días de mayor actividad de esta última semana se dieron el fin de semana: 128 el sábado y 124 el domingo, aunque «como en el caso de los adultos, son pocos los que requieren ingreso», añade López.

Fotos

Vídeos