Santoña elabora un informe técnico para proteger el frente del cementerio

fotogalería

El frente norte del cementerio presenta un grave estado de erosión por los temporales.

  • El documento se remitirá al Ministerio de Medio Ambiente para solicitar la financión de un muro de contención de escollera

El Ayuntamiento de Santoña, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, ha encargado a una empresa de ingeniería la elaboración de un informe técnico que recoge en detalle el estado en el que se encuentra actualmente el frente norte del cementerio, erosionado por los últimos temporales, así como la actuación que es necesaria llevar a cabo para garantizar la estabilidad del talud y evitar, por todos los medios, que el camposanto se venga abajo.

Dicho informe ya está en manos del concejal de Medio Ambiente, Fernando Palacio, que lo ha presentado en comisión al resto de grupos políticos para que tengan constancia del mismo. En la reunión, Palacio explicó que este documento se remitirá próximamente al Ministerio de Medio Ambiente para solicitar que financien la actuación de protección del frente norte, que supone una inversión de 74.000 euros.

Y es que tanto el alcalde, Sergio Abascal, como el titular de Medio Ambiente ya se han reunido en varias ocasiones con la Demarcación de Costas de Cantabria para abordar este asunto, pero ambas administraciones no coinciden en el proyecto que consideran necesario ejecutar para garantizar la estabilidad de este lugar. Por ello, desde el Ayuntamiento de Santoña han encargado a una empresa de ingeniería de Cantabria un informe técnico que propone la construcción de un muro de contención de escollera de 6,5 metros de altura y 1,5 metros de ancho en la zona más erosionada. El muro dispondría de un drenaje para la evacuación de las aguas.

Con su colocación, explican los ingenieros en el proyecto, «aportamos peso, permitiendo el drenaje y reforzamos el conjunto». De esta forma, con su construcción se minimizan las tensiones sobre las posibles superficies de rotura mejorando la estabilidad. Su ejecución se ajustará a las prescripciones de la Demarcación de Costas y el Medio Natural buscando el mayor consenso posible entre todas las administraciones.

La actuación se completará llevando a cabo la revegetación de la superficie del talud en tierra mediante una planta denominada azucena marina en consonancia con otras actuaciones realizadas en la playa de Berria. De esta forma se potencia la regeneración del sistema dunar. La obra tiene un plazo de ejecución de un mes.

El concejal de Medio Ambiente considera que es necesario proteger el frente norte, en concreto la zona más erosionada, con un muro de escollera que «nos garantice que la fuerza del mar no vuelva a erosionar los sedimentos del talud y evitar poner en peligro el cementerio municipal. Luego, se repoblará, su parte superior en consonancia con el entorno ya que nos encontramos en una zona dentro del Parque Natural». Además de remitir el proyecto, tanto el alcalde como el propio concejal tienen intención de acudir a Madrid para solicitar en persona la colaboración y financiación para acometer esta obra que consideran de «urgente necesidad». A este respecto, defienden que la actuación a ejecutar no es competencia del Ayuntamiento de Santoña ya que la pérdida de sedimentos (duna, arena y tierra) en primer término es lo que afecta al cementerio.

Los ingenieros acudieron a finales de noviembre junto con los servicios técnicos del Ayuntamiento hasta la zona objeto de estudio para inspeccionar in situ la situación actual. Así, explican que «en la actualidad se constata un proceso globalizado de erosión por efectos de los agentes marinos que ha llevado al colapso global del talud. La zona más afectada se encuentra en el lado este de la playa, afectando a unos 65 metros». Además, la masa del terreno ha provocado el fallo por aplastamiento del drenaje de aguas de escorrentía del cementerio de Santoña.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate