Retiran una víbora de una caldera en una casa de Guriezo

Retiran una víbora de una caldera en una casa de Guriezo
  • Como no sufría ninguna herida, los Bomberos de Castro han procedido a soltarla en una zona de monte como marca el protocolo

Los Bomberos de Castro Urdiales han retirado a primera hora de la tarde una víbora venenosa de un metro de longitud que se había escondido en la caldera de una vivienda, en el municipio cántabro de Guriezo, según han confirmado fuentes de Emergencias Castro Urdiales.

Tal y como recoge El Correo, la familia residente en la casa, en una zona rural, en el barrio de La Magdalena de esta localidad que linda con Castro, avisó al 112 de que habían encontrado una serpiente en su cocina.

Los Bomberos han consultado con el guarda forestal de la zona las características del animal, de una especie autóctona, para saber si era peligroso y han movilizado una dotación de un cabo y tres bomberos de guardia con un vehículo, que se han desplazado a Guriezo sobre las tres de la tarde.

Se trataba de una serpiente de color marrón, con cabeza triangular y aplastada, y con dos dientes huecos en la mandíbula superior por donde vierte, cuando muerde, el veneno. Los actuantes se han colocado el equipo protector, que incluía casco, guantes anticorte y antipunzón, además de pantalones con protección.

Una vez en la vivienda, han desmontado la chapa de la caldera, donde han encontrado a la víbora y la han capturado. Como no sufría ninguna herida, han procedido a soltarla en una zona de monte como marca el protocolo. No es la primera vez que los Bomberos deben retirar una serpiente en esta zona de Cantabria y en esos casos, suelen consultar, a través del 112 con los expertos del parque de la naturaleza de Cabarceno.