Fomento avanza en la idea de hacer de nuevo giratorio el Puente de Treto

De izquierda a derecha, Jorge Urrecho, María Eugenia Castañeda, Pedro Prieto, Gumersindo Ranero, Samuel Ruiz, Javier Incera y Fernando Hernández, ayer, en el Puente de Treto.
De izquierda a derecha, Jorge Urrecho, María Eugenia Castañeda, Pedro Prieto, Gumersindo Ranero, Samuel Ruiz, Javier Incera y Fernando Hernández, ayer, en el Puente de Treto. / Roberto Ruiz
  • El director general de Carreteras visitó ayer la estructura y anunció las próximas actuaciones que se harán en la zona

El Ministerio de Fomento ha iniciado ya la redacción del proyecto para recuperar el movimiento giratorio del puente de Treto, inhabilitado desde hace 80 años. La actuación se ejecutará en una segunda fase de puesta a punto, como ya avanzó este periódico a finales de junio, cuando se produjo la apertura del viaducto, que une los municipios de Colindres y Treto, tras las obras de rehabilitación.

Así lo aseguró ayer el director general de Carreteras del Ministerio de Fomento, Jorge Urrecho, en el marco de una visita a esta infraestructura tras la finalización de las obras de rehabilitación que han supuesto una inversión de 3,1 millones de euros. Junto a Urrecho, asistieron también al acto el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y los alcaldes de Bárcena de Cicero y Colindres, Gumersindo Ranero y Javier Incera, respectivamente, acompañados por responsables de la obra.

El director general de Carreteras informó también de los pasos futuros que se van a dar en la mejora de esta obra que, a pesar de las molestias que ha originado el corte de la carretera, «ha merecido la pena porque ahora mismo tenemos un puente con total seguridad», según Urrecho. Para el director general de Carreteras la obra «urgente» era la rehabilitación de la estructura del puente, «pero vamos a continuar trabajando en la mejora de las aceras, las barandillas y rotondas», añadió el responsable de Fomento.

Urrecho aseguró que «era un puente con graves problemas de corrosión en su infraestructura metálica, que ha necesitado una labor de artesanía para su recuperación». Una afirmación con la que justificó la «urgencia» de una actuación que ha provocado el corte de este tramo de la carretera N-634 durante nueve meses.

Para su puesta a punto, se ha limpiado el óxido de los elementos metálicos y sustituido las piezas rotas o corroídas, al tiempo que se han cambiado los roblones perdidos, deteriorados o sueltos y se ha aplicado pintura de protección.

También se ha repuesto el mecanismo de desplazamiento de los apoyos, el firme, la losa de soporte de la plataforma y las juntas de dilatación y se han colocado nuevos sistemas de contención de vehículos.

Mejora de accesos

El director general de Carreteras hizo referencia a algunas obras realizadas desde el año 2012 hasta la fecha, que ascienden a un montante total de 514 millones de inversión que la Dirección General de Carreteras ha dedicado a Cantabria y por otro lado hizo hincapié en proyectos futuros entre los que destacan varias glorietas, algunas de las cuales se ejecutarán en la zona, concretamente, dos en Bárcena de Cicero, que son la que actualmente se ha habilitado provisionalmente a la altura de la fábrica Bosch y otra de acceso a Santoña, a escasos metros de la entrada al municipio por Cicero. También en Medio Cudeyo y en Colindres.

Para el alcalde de Colindres, Javier Incera, el Puente de Treto supone un «símbolo histórico» que une a dos municipios que comparten «familias y tradiciones» y destacó también el regidor, el «valor patrimonial» de la infraestructura. En este sentido, mostró su satisfacción por la intención del Ministerio de Fomento de recuperar su característica giratoria que pondría «punto y final a la rehabilitación integral» del puente.

Así lo destacó también el alcalde de Bárcena de Cicero, Gumersindo Ranero, ante las dos glorietas que el Ministerio implantará en la entrada de la infraestructura y en el cruce hacia Santoña para agilizar el tránsito de vehículos.