Santoñeses pide que se tomen medidas para evitar la masificación de visitantes en el Monte Buciero

Zona del Faro del Caballo.
Zona del Faro del Caballo.
  • Reclaman al equipo de Gobierno que haga un estudio detallado del impacto y que los técnicos desarrollen unas pautas para su protección y conservación, buscando un equilibrio entre turismo y medio ambiente

La agrupación de electores Santoñeses, a través de su concejal Jesús Gullart, ha registrado un escrito en el Ayuntamiento en el que propone al equipo de Gobierno que solicite a la Consejería de Medio Ambiente así como a los responsables del Parque Natural Monte Buciero que se tomen medidas preventivas, realizando un estudio y seguimiento detallado para su regulación y conservación, dado el incremento en el número de visitantes que se ha detectado en los últimos meses en este lugar, especialmente en la zona del Faro del Caballo.

En concreto, reclaman que se pida un estudio detallado a los responsables de la Consejería de Medio Ambiente y el Parque Natural del impacto que puede tener la masificación en este entorno y que sean los técnicos quienes desarrollen unas pautas a seguir para su protección y regulación, con el fin de buscar un equilibrio entre turismo y medio ambiente.

“En primer lugar es importante conocer y hacer un sondeo del número de visitantes, así como las épocas de mayor afluencia (verano, puentes, Semana Santa, etc.) para regular el uso público de una manera adecuada. Todos los parques naturales (Guadarrama, Teide, Picos de Europa...) están regulados y en cada uno de ellos se han tenido en cuenta sus características. La regulación afecta a usuarios individuales, grupos, autocares...con el único fin de hacer compatible la protección del medio con un disfrute sostenible del mismo”, señalan desde Santoñeses.

La agrupación también propone que se realicen cursos de formación de guías ambientales como el que ya se desarrolló hace unos años por Seo /Birdlife con colaboración del Ayuntamiento de Santoña. “De ahí salieron empresas como Aves Cantábricas y trabajadores que han desarrollado su vida laboral en este ámbito: vigilantes ambientales, personal forestal, personal de limpieza con lo cual se consigue abrir otro tipo de mercado laboral con bastante proyección”.

En último lugar, piden que se realicen charlas divulgativas en los centros escolares, Casa de Culturas, etc, sobre el impacto ambiental y la necesidad de conocer y cuidar nuestro entorno, dando a conocer a los más jóvenes nuestra riqueza paisajística y valorar el patrimonio natural que tenemos, que además puede llegar a ser un medio de vida en un futuro próximo.

En el escrito, justifican sus propuesta, explicando que “en los últimos años se viene produciendo un aumento de formas alternativas de turismo con un gran potencial económico para la zona, pues mucha gente no busca solo sol y playa, si no que tiene interés por la naturaleza, la cultura, la gastronomía de los lugares que visita”. “En Santoña -aseguran desde la agrupación- reunimos esta serie de atractivos cada vez más demandados, por lo que debemos fomentar y cuidar este tipo de turismo, pero sin olvidar la protección del entorno. Los espacios protegidos son cada vez más apreciados para el disfrute de sus valores naturales, pero este turismo debe y tiene que ser controlado para que no llegue a ser un problema y que el impacto en el medio sea negativo (erosión, destrucción de flora, fauna, patrimonio, problemas acústicos, contaminación, masificación...”.