El cementerio de Castro premiado

El cementerio de La Ballena, en Castro Urdiales
El cementerio de La Ballena, en Castro Urdiales / Abel verano
  • La revista 'Adiós cultural' entregará los premios el próximo día 26

La revista 'Adiós Cultural' entregará el próximo día 26 los premios del concurso Cementerios 2016, en el que ha resultado ganador el valenciano Parque de la Paz, mientras que el también valenciano de Aras de los Olmos, el cántabro de Castro Urdiales y el gaditano de Puerto Real recibirán otros galardones.

En concreto, en el camposanto castreño ha sido elegido como mejor monumento el panteón modernista de 'La Familia del Sel', con el que se evocó el revivalismo egipcio, ampliamente difundido en la arquitectura funeraria de finales del siglo XIX y principios del XX, según la revista.

Se sitúa en el cementerio conocido como de La Ballena, declarado en 1994 Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento debido a su valor artístico y patrimonial. Otra de sus características destacadas es su carácter marítimo tradicional de los cementerios del norte de España.

Puerto Real

Como mejor historia documentado, se ha premiado "la deuda funeraria" que los gaditanos tienen con los españoles que regresaron de la Guerra de Cuba y que están enterrados en una fosa común sin identificar.

Según los defensores de esta categoría, destaca la revista, "a medida que estos infortunados iban falleciendo eran trasladados al cementerio de San Roque de la villa de Puerto Real, siendo enterrados en una fosa común que se dispuso para tal fin".

"A fecha de hoy y desde 1904 -continúa-, siguen sin un mínimo monumento funerario que identifi-soldados".

Parque de la Paz y Aras de Olmos

Según ha informado la revista, el mejor ha recaído en el Parque de la Paz, un recinto privado construido en 16 hectáreas, en el que sus creadores no han diseñado ninguna construcción sobre el suelo, a excepción de los edificios públicos (capilla, salas de velatorio y área de servicios para la familia) y todo lo demás son jardines.

En la categoría a la mejor iniciativa medioambiental, se ha distinguido al de Aras de los Olmos. En 2015 el pueblo decidió transformar su antiguo cementerio, en desuso desde 1955, en un jardín etnobotánico, para lo que contó, además de con la aprobación de los vecinos, con el apoyo del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia y con un grupo de voluntarios amantes de la botánica.

Desde el jardín se observa la sierra de Javalambre y conserva los antiguos cipreses que recuerdan lo que fue, y ahora el antiguo cementerio acoge una colección de plantas autóctonas de uso medicinal, culinario y ornamental.

Internacional

El concurso ha traspasado fronteras, ya que han recibido votos de Japón, Australia, Emiratos Árabes, India, Brasil, Argentina, Rusia y otros países de Europa, precisa la revista.

Todas las candidaturas presentadas al concurso pasarán a formar parte de la Ruta de Cementerios de España de Adiós Cultural que se puede visitar en su web.

Los premios son de 3.000 euros al mejor cementerio en su conjunto; 2.000 a la mejor iniciativa medioambiental; y 1.000 para el mejor monumento y mejor historia Documentada.