El Club Náutico de Laredo inicia su gestión al frente del puerto deportivo

La embarcación Txintxo del presidente del Club Náutico de Laredo fue la primera que se reparó en la jornada de ayer.
La embarcación Txintxo del presidente del Club Náutico de Laredo fue la primera que se reparó en la jornada de ayer. / Abel Verano
  • Ayer se realizaron las primeras tareas de mantenimiento en dos embarcaciones, una de ellas la del presidente de la entidad, Juan Adarraga

El Club Náutico de Laredo inició ayer sus primeros trabajos al frente de parte de la gestión del puerto deportivo, es decir, el varadero, la Marina Seca y los pantalanes para embarcaciones de tránsito. Una tarea que llevará a cabo durante los tres próximos años con opción a uno más. Para llevar a cabo estos trabajos, contará con cinco trabajadores –tres fijos y dos a tiempo parcial–. Ayer, se izaron las dos primera embarcaciones con la grúa para la realización de tareas de mantenimiento. La primera en la lista era la del presidente del Club Náutico pejino, Juan Adarraga. «Hemos querido que sea la primera como algo simbólico de la puesta en marcha de nuevo de las instalaciones», comentaba ayer el gerente de la entidad, Juan Soto, ilusionado con esta nueva andadura del club.

Según señaló Soto, ahora mismo son 120 barcos los que gestionan, a la espera de que se trasladen los otros 100 del Club Náutico, previsiblemente para principios del próximo año. «Estamos empezando y queremos hacer promoción en diferentes puertos para atraer barcos».

Los trabajos realizados ayer consistieron en subir la embarcación con la grúa y limpiarle el casco. Después se depositaron en su correspondiente carro para que los mecánicos hagan el mantenimiento correspondiente. «Dentro de un par de meses el barco estará en el agua otra vez», apuntó el gerente en relación la embarcación del presidente del club.

Al tiempo que se procedía a la limpieza del primera barco, un camión de gasoleo llenó los depósitos de toda la maquinaria que se utiliza para estas labores.

Además de gestionar el izado y botadura de las embarcaciones mediante la grúa Travel Lift, el Club Náutico se hace cargo de la gestión del inmueble de la Marina Seca para efectuar labores de reparación, mantenimiento e invernada. «Se va a poder trabajar dentro del hangar, incluidos los armadores previa autorización y con un cierto control. Es importante para ellos porque es la gran diferencia respecto a otros sitios», señala Juan Soto.

Descuentos

Junto a estos servicios, el Club Náutico de Laredo también se hará cargo de gestionar las embarcaciones que vienen unos días en tránsito desde otros puntos de España o de Europa (un porcentaje muy destacado de las embarcaciones que han recabado este verano en Laredo provienen de Francia) y los atraques por periodos cortos de tiempo para veraneo.

La primera medida que ha tomado la entidad al respecto es aplicar un descuento del 30% en las tarifas de tránsito diario, en temporada baja (octubre-mayo) para embarcaciones de entre 8 y 15 metros de eslora. «Es una forma de incentivar que los barcos vengan los fines de semana». Asimismo, se ha aplicado un 10% de descuento a los mismos tramos durante los meses de verano o temporada alta «para hacerlo un poco más atractivo», según señala el gerente, quien recuerda que las nuevas tarifas ya están disponibles en la página web del puerto deportivo de Laredo.

Soto aseguró que «todo el mundo está encantado y contento de que asumamos la gestión de parte del puerto». «Es lo suyo, lo que llevamos haciendo un montón de años con éxito. Se trata de trasladar nuestra forma de trabajar al puerto deportivo para darle un poco de vida. Y la ventaja es que somos una entidad sin fines lucrativos. Queremos dar un buen servicio a precio de costo, no ganar dinero».

Temas