Un incendio en Santoña obliga a desalojar un edificio de cuatro plantas

Los bomberos del Parque de Laredo han actuado ante el fuego en Santoña.
Los bomberos del Parque de Laredo han actuado ante el fuego en Santoña. / 112 Cantabria
  • El fuego, que se inició en un tercer piso de la calle Juan José Ruano, se origió por un cortocircuito

Un edificio de cuatro plantas, situado en la calle Juan José Ruano de Santoña, ha tenido que ser desalojado esta tarde, a causa de un incendio producido en una de las viviendas, que ha requerido de la actuación de los bomberos del Parque de Laredo. Debido a la espectacularidad de las llamas y para evitar heridos, la Policía Local de Santoña decidió la completa evacuación del edificio, justo antes de que los bomberos llegasen al lugar para extinguir el fuego que amenazaba todo el inmueble.

El fuego, que se produjo en el interior de una de las tres viviendas del tercer piso por un cortocircuito, ha afectado por completo a la habitación en la que se originó, a un tercio de la vivienda y a la propia fachada del edificio. El fuego además ha salido a través de una ventana llegando a poner en riesgo el domicilio inmediatamente superior. Los numerosos daños por humo se han producido tanto en la tercera y como en la cuarta planta.

Fueron los propios vecinos los que dieron aviso del suceso al Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria a las 16.15 horas. Hasta el lugar se movilizó a bomberos del propio servicio, a miembros de la Guardia Civil y la Policía Local y, de manera preventiva, a sanitarios del 061.

A su llegada, los efectivos del 112 se encontraron con el fuego en una de las habitaciones del tercer piso, vieron como empezaba a extenderse a otras estancias de la casa e incluso cómo las llamas salían al exterior, por una de las ventanas, hasta llegar al piso de arriba, el cuarto de la misma letra.

En un primer momento se rastreó el domicilio para comprobar que no había personas en su interior y seguidamente se procedió a la extinción del fuego para evitar que se propagase a otras viviendas.

Una vez sofocadas las llamas, los bomberos han revisado por completo el inmueble para certificar que no había vecinos en el resto de hogares, y comprobar con medidores la concentración de gases. Asimismo, han procedido a la evacuación del humo generado en la edificación con ventiladores de presión positiva y han desescombrado la vivienda afectada por las llamas. Hasta las siete y media de la tarde, todavía había bomberos trabajando en el lugar.