Condenan al exconcejal Ramón Arenas por amenazar al editor de una revista digital

Condenan al exconcejal Ramón Arenas por amenazar al editor de una revista digital
/ DM
  • El que fuera secretario general de los populares laredanos tendrá que pagar 60 euros por ofrecer "dar una hostia" a este editor, después de que ambos se encontraron en un restaurante y el denunciante "le lanzó un beso con los labios"

El Juzgado de Instrucción número 2 de Laredo ha condenado a una multa de 60 euros al exteniente de alcalde del municipio Ramón Arenas por amenazar al editor de una revista digital de la localidad, con el que ya había tenido "problemas anteriores".

En una sentencia, dictada el 22 de diciembre, la magistrada de este Juzgado señala que Arenas ofreció "dar una hostia" a este editor, después de que ambos se encontraron en un restaurante de Laredo, la noche del 26 de febrero de 2015, y el denunciante "le lanzó un beso con los labios".

La magistrada, cuya resolución no es firme, añade que la versión del denunciante fue confirmada en el juicio por tres de los cuatro testigos que estaban en el restaurante en el momento de los hechos y aclara que "no puede considerarse provocación suficiente" el hecho de que el editor de la revista digital lanzara un beso a Arenas.

Ramón Arenas, quien también fue secretario general del PP aunque está suspendido de militancia por ese partido, negó en el juicio haber amenazado al denunciante, pero la magistrada reitera en su sentencia que está "acreditado" que el exteniente de alcalde, "con ánimo de amedrentar" al denunciante, "le dijo en un tono de voz elevado, levantado la mano y estando próximo a él: 'te voy a dar una hostia'".

De hecho, señala que tres de los cuatro testigos que estaban en el restaurante, y que declararon que tenían igual relación con el denunciante que con el denunciado, reconocieron los hechos.

La magistrada condena por una falta de amenazas a Arenas a diez días de multa con una cuota diaria de seis euros "al no haber quedado acreditada su capacidad económica" y, si se produjera impago, a un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas.

También le condena a pagar las costas procesales si las hubiera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate