"Viene los fines de semana y está a punto de jubilarse"

  • La operación policial pasó desapercibida entre los vecinos, que confirmaron que el detenido en Liendo posee una vivienda y un molino-almacénen el pueblo

La tranquilidad del valle de Liendo, un municipio de 1.200 habitantes con viviendas dispersas repartidas en doce barrios y en el que habitan decenas de vecinos del País Vasco que tienen allí su segunda vivienda, se ha visto alterada por la detención de uno de sus vecinos, operación realizada con total discreción.

Ni siquiera el alcalde de la localidad, Juan Alberto Rozas (PP), tenía constancia de lo sucedido hasta que se hizo eco de la noticia a través de la radio. "No sé nada. Acabo de enterarme por la radio», reconoció a este periódico al filo de las siete y media de la tarde. Tras consultar con el cabo del acuartelamiento de Liendo, el regidor apenas pudo facilitar datos sobre el detenido. Únicamente que tiene un chalé cerca de los accesos a la playa de San Julián. "La Guardia Civil no tiene información sobre la detención y los registros porque es una operación que lleva la Policía Nacional», señaló.

En la gasolinera del pueblo tampoco escucharon nada. "Y eso que por aquí suele parar bastante gente al cabo del día». Tampoco en los bares más frecuentados del municipio se enteraron de lo sucedido. De hecho, en tres de ellos conocieron la operación gracias a este periódico. "No me asustes hijo. Aquí no hemos oído nada. En Liendo vive mucha gente de fuera, del País Vasco, que viene únicamente a dormir. Ves pasar gente por la calle que no conoces», comentaba la propietaria de un bar.

Donde tampoco sabían nada sobre la intervención policial fue cerca de donde vive el detenido, en una zona de viviendas ubicadas en los accesos a la playa de San Julian. "No hemos visto nada", comentaba un vecino, que, tras conocer los datos del detenido, desveló de quien se trataba. "Viene los fines de semana, con su familia y tiene una nave en el barrio de Rocillo. Nunca hemos visto nada raro, la verdad", comentaba este vecino. De unos 70 años, J.P. sin antecedentes, fue uno de los detenidos. También su hija A.P. En Liendo compraron hace años un viejo molino que restauraron, y que usaban como almacén.

"Tenía una armería en Getxo y estaba a punto de jubilarse", detalló otra vecina al tiempo que indicaba a este periódico dónde residía el detenido, en concreto, en una de las últimas casas antes de tomar el camino para ir a la playa de San Julian. "La nave la tiene en la otra punta de Liendo", apostilló.

"No sé qué nave puede ser", comentó una vecina ya en el barrio, desconcertada por la noticia. Los que sí pudieron situar la nave fueron un hijo y su madre. "Es blanca con una puerta metálica y está en el barrio de Mendina. No conocemos al detenido pero sabemos que solía venir con camión". La nave en cuestión está ubicada junto a una cuadra con perros que tiene un chalé enfrente, pero que ayer estaba deshabitado como otras muchas viviendas del pueblo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate