El robo de tuberías provoca dos escapes de amoniaco en una fábrica abandonada

Los bomberos del 112 cortaron los escapes de gas.
Los bomberos del 112 cortaron los escapes de gas. / 112
  • Los bomberos del 112 han tenido que trabajar desde ayer por la tarde para conseguir cerrar las válvulas y evitar así la fuga

El robo de varias tuberías en una fábrica abandonada en el polígono industrial de Santoña ha sido el causante de dos escapes de amoniaco. Los bomberos del 112 han tenido que trabajar desde ayer por la tarde para conseguir cerrar las válvulas y evitar así la fuga. La Policía Local ha acordonado la zona de acceso.

Una vez en la fábrica, los bomberos han localizado con detectores las concentraciones de gas, han identificado el origen de las fugas y han cortado las válvulas que dan acceso a los tramos afectados. Además, han revisado la instalación para comprobar que no existen más puntos de escape y han sellado una grieta efectuada en una de las tuberías.

El amoniaco es un gas incoloro, fácilmente identificable por su intenso olor, pero salvo concentraciones muy elevadas no genera riesgo para las personas. Es necesario que la fuga sea muy grande y en un lugar cerrado para que desarrolle sus efectos tóxicos, corrosivos e inflamables.