El PRC de Colindres alerta del "peligro" por la apertura al tráfico de una calle sin terminar

Obras realizadas en la calle Heliodoro Fernández.
Obras realizadas en la calle Heliodoro Fernández.
  • Los regionalistas han registrado un escrito instando al ayuntamiento a que ordene la limpieza, asfaltado y señalización horizontal y vertical de la calle Heliodoro Fernández

El Grupo Municipal del PRC de Colindres ha denunciado a través de un comunicado la situación de "inseguridad ciudadana" que dicen, se está produciendo con motivo de las obras de saneamiento en la calle Heliodoro Fernández y sus entronques, al no estar finalizado el pavimento y señalizaciones definitivas. Los regionalistas han expresado su malestar y preocupación por la reciente apertura de estos viales, al acabar las obras subterráneas pero sin haber terminado las mismas en su parte superior, tal como afirman.

Todo ello "provoca que exista un pavimento suelto y diseminado, a diferentes cotas de altura, pedregoso, sin estar pintado y señalizado, lo cual provoca que cada usuario que conduce un vehículo circule de una forma anárquica; teniendo que imaginarse normas tan básicas como un Stop, un ceda el paso, un paso de cebra o, incluso, la parte del carril por la que debe de circular, invadiendo en ocasiones el lado contrario". Peligros, dicen, que se ven acrecentados para los conductores de motos y bicicletas.

También han lamentado que los transeúntes, a la hora de cruzar estas calles, deben "adivinar" donde estaban ubicados los pasos de cebra y "si estos, a su vez, serán respetados por los conductores, los cuales evidentemente no perciben su ubicación". De la misma manera, "han de prestar muchísimo cuidado a no resbalar, tropezar y, por tanto, caerse, en un pavimento formado por piedras sueltas y con desniveles importantes, así como afloramiento en altura de tapas de arquetas, hundimientos, etcétera", critican.

Desde el PRC no entienden que todos estos factores de riesgo no hayan sido contemplados ni planificados por los responsables municipales, siendo todos ellos “peligros inminentes” y que afectan a todos los usuarios. Además han puesto sobre la mesa el agravante de "la suciedad e insalubridad que genera el polvo en dichas zonas, provocando disminución en la visibilidad de los automóviles y molestias durante toda la duración de las obras a los comerciantes y vecinos".

Tampoco entienden que se haya asfaltado un tramo intermedio, de unos cincuenta metros sin señalización, ya que según dicen, "provoca una aceleración puntual de los vehículos y aumento de la velocidad para desembocar en una zona con los riesgos anteriormente comentados".

Los regionalistas sugieren al Equipo de Gobierno que una vez finalizadas las obras subterráneas, se debe de asfaltar y pintar en un solo día, realizando las labores de señalización horizontal una vez se va asfaltando, con el fin de que la nueva zona a circular sea segura para todos los usuarios en su apertura definitiva. Igualmente, piden que desde el Ayuntamiento se inste a las labores de limpieza y baldeo de aceras durante toda la ejecución de las obras.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate