?

LOVE

Desengánchate del móvil y conecta con tus hijos

Estar enganchados al móvil es tiempo de calidad perdido para padres e hijos. Desperdiciar las escasas horas libres en casa pegados a una pantalla afecta negativamente a las relaciones familiares

Cristina Castañer

Compartir

Llegar a casa tras una larga jornada laboral. Horarios que dejan poco tiempo para estar con los hijos. Si la jornada partida, tan extendida en España ya dificulta las relaciones familiares –recientes investigaciones, como las presentadas por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE Business School, revelan que solo el 15% de las madres y los padres afirma tener control sobre sus horarios de trabajo para poder dedicar más tiempo a sus hijos–, qué decir si se suman otros factores externos. El poco tiempo libre del que disponen los padres para estar con sus hijos se reduce aún más por el uso, y abuso, de las nuevas tecnologías. Un problema que, en este caso, sí tiene una solución rápida y eficaz: desengancharse del móvil y conectarse a los hijos.

LA MEJOR CONEXIÓN

Hay muchas razones para prestar más atención a los hijos una vez en casa. Ya no puede haber excusas y la iniciativa debe partir de los padres, como destaca el estudio Not at the Dinner Table: Parent’s and Children’s Perspectives on Family Technology Rules realizado conjuntamente por las universidades de Michigan y San Francisco. Porque, aunque las tecnologías son muy útiles como herramientas de entretenimiento, educación y comunicación, se ha de aplicar la sensatez en los tiempos que se les dedica. En otras palabras, no va a pasar nada grave por dejar de estar pendiente de las redes sociales o por retrasar la respuesta a un mensaje de WhatsApp para aprovechar el escaso y valioso tiempo libre junto a la familia.

Solo el 15% de las madres y los padres afirma tener control sobre sus horarios de trabajo

Los padres tienen que ser conscientes de todo lo que se pierden por estar enganchados a la pantalla del móvil. Llevándolo al extremo, podríamos llegar a decir que se están perdiendo mucho de la infancia de sus hijos. Se dejan de lado momentos inolvidables como jugar con ellos, contarles cuentos, el contacto físico a través de mimos y abrazos o algo tan simple como mirarles a los ojos mientras hablan. Sobre todo en el caso de los niños más pequeños, que necesitan de más interacción para su desarrollo, no puede fallar la conexión.

love-orange-familia

TIEMPO DE CALIDAD

No quejarse de la adicción de los hijos a la tecnología mientras se actúa de la misma manera es clave para dar ejemplo y que las relaciones fluyan. Sentarse a la mesa sin “interferencias digitales” es un buen comienzo. La hora de la comida o la cena es uno de esos valiosos momentos en los que la familia se reúne al completo y podemos conversar con los nuestros, hacer planes juntos yhablar sobre cómo ha ido el día. Anne Fishel, terapeuta de la Universidad de Harvard e impulsora del proyecto The Family Dinner, asegura que los beneficios de compartir este espacio sin la tableta o el teléfono móvil en la mano están demostrados, ya que las familias que lo hacen padecen menos estrés y se sienten mucho más unidas.

Disfrutar de una sesión de juegos de mesa o de cine casero, silenciar los móviles, pactar horarios de uso de las pantallas y respetar todos las normas, aprender a distinguir lo que es verdaderamente urgente de lo que no lo es… La actitud positiva y proactiva de los padres a la hora de establecer reglas razonables y sensatas en el uso de la tecnología es fundamental como destaca la web Por un uso Love de la tecnología, con la que Orange quiere concienciar a niños y mayores sobre la importancia del uso seguro y responsable de las nuevas tecnologías. Porque los hijos merecen que todo el tiempo disponible sea tiempo de calidad. Porque hay que interactuar en un mundo menos virtual y más cara a cara. Porque también se puede disfrutar juntos de la tecnología y que sea una elemento de unión y no de separación. Porque la mejor conexión es la que se produce en familia.

Compartir

Contenido de Content Factory para LOVE ORANGE. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.