Cartografía del arte contemporáneo

El Lissitzky, ‘Dibujo original para la cubierta de Ptitsa bezymiannaia; (Izbrannyie stikhi 1917-1921), de Aleksander Kusikov, 1922.
El Lissitzky, ‘Dibujo original para la cubierta de Ptitsa bezymiannaia; (Izbrannyie stikhi 1917-1921), de Aleksander Kusikov, 1922.
  • Un archivo singular. Publicaciones, obras originales y documentos únicos, objetos, poemas y dibujos, fotografías y manuscritos, proyectos y dosieres. ¿Qué hay detrás de un proyecto así en el siglo XXI? Tres exposiciones trazan un mapa sobre la esencia del arte

Qué es un archivo de arte contemporáneo? ¿Qué tipo de elementos lo configuran? Las respuestas pueden ser tan diversas como la pluralidad de paisajes que integran sus contenidos y criterios, objetivos y pretensiones. José María Lafuente ha encauzado y canalizado sus inquietudes hasta configurar unos fondos que superan y, a su vez, aglutinan la idea de compendio, catálogo o mera colección. A la pasión y la inquietud del empresario cántabro se ha ido sumando una labor que confluye a través de un proyecto definido por su activismo cultural, el cual pasa por el arte, la edición y la exhibición. A su pasado como coleccionista de arte y comisario y productor de exposiciones, suma la actual actividad de editor, que incluye no sólo Ediciones La Bahía, sino las revistas ‘Arte y parte’ y la publicación ‘El estado mental’.

El santanderino ha incorporado una aventura única en el ámbito latinoamericano que une vanguardias, concepción artística, revisión histórica, rigor documental y riqueza creativa; todo ello reflejado en publicaciones fundamentalmente, pero también obras originales y documentos únicos, poemas y dibujos, fotografías y manuscritos, proyectos y dosieres, obra gráfica y objetos. El llamado Archivo Lafuente posee un relato definido que responde a una construcción, y muchos de sus contenidos son únicos, con una línea argumental coherente, configurando un universo propio. La próxima semana se abre una ventana pública, a modo de tarjeta de presentación de este archivo: tres exposiciones, que en realidad constituyen un corpus narrativo conformado por una selección de más de quinientas obras y piezas, permitirán descubrir un concepto de la vivencia artística diferente, desde la periferia cultural, y con Santander como eje. Sus fondos y obras de arte conjugan y dibujan una cartografía, a través de documentos históricos, de las ideas sobre las que se apoya el arte contemporáneo, desde las primeras vanguardias hasta la actualidad.

Un conjunto documental, privado pero con vocación pública, que refleja esas sucesivas ideas plasmadas en manifiestos y ensayos y que en sí mismos son obras de arte. El Archivo Lafuente, creado hace catorce años, reúne en realidad diversas colecciones y fondos documentales sobre arte contemporáneo. Su sentido primario es compilar obras, libros, revistas, catálogos, manifiestos, panfletos, publicaciones efímeras, grabados, cartas, tarjetas, manuscritos, objetos, fotografías, imágenes y proyectos, pero su finalidad es poder trazar y seguir diferentes líneas de investigación que «permitan conocer de primera mano el caudal de ideas, actos, sucesos y acontecimientos que configuran la historia del arte moderno y contemporáneo, desde las vanguardias hasta la posmodernidad».

En la actualidad consta de aproximadamente 120.000 documentos, a los que se suman, entre pinturas, esculturas y obra gráfica, unas 2.000 obras de arte. Libros, revistas, carteles y otros impresos efímeros, dibujos, manuscritos, bocetos, collages, correspondencia, fotografías, libros de artista y, en menor medida, material audiovisual constituyen los formatos más frecuentes del Archivo.

Las tres muestras se articulan en una secuencia que va progresivamente desde lo más general a la presentación de un caso particular. El itinerario expositivo (ver ficha adjunta) en tres espacios de la ciudad con la producción conjunta de MAS, Autoridad Portuaria y Universidad de Cantabria, trazan un trayecto ingente.

El primero, el más copioso, con destino al museo de la calle Rubio que dirige Salvador Carretero, aglutina obras y documentos muy variados. Cada uno de los temas está representado por una palabra. Una de ellas es ‘Libro’, que además es objeto de una exposición específica en el Espacio MeBas, donde se despliegan algunas colecciones fundamentales.

En el espacio portuario del Palacete se abordará un aspecto muy particular de la producción de libros: «La aportación que los artistas han hecho al mundo de la edición». Finalmente, en la Sala Paraninfo de la UC, la obra de Sol LeWitt servirá de exponente de entre todos los artistas que han producido libros como obras de arte.