Méliès despliega su magia en Santander

fotogalería

/ Roberto Ruiz

  • La Obra Social ‘la Caixa’ inaugura la muestra sobre los inicios del cine en la Porticada

Georges Méliès está considerado el primer director de la historia del cine. Su primer largometraje, ‘Viaje a la luna’ (1902), dura apenas 14 minutos. Ilusionista y mago, trabajaba en un teatro hasta que descubrió el cinematógrafo de los hermanos Lumiére. Creó sus estudios de cine, rodó 500 películas y hoy la Obra Social ‘la Caixa’ rinde homenaje al mago del cine con una exposición. ‘Empieza el espectáculo. George Méliès y el cine de 1990’, comisariada por el guionista y escritor Sergi Martín, abrió ayer sus puertas en la Plaza Porticada de Santander. Un viaje al ambiente de feria de principios del siglo XX para explicar cómo nació el cine como fenómeno popular y el papel capital de Méliès.

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, acompañado por el director territorial de CaixaBank en Cantabria y País Vasco, Juan Pedro Badiola, junto al comisario de la exposición, inauguraron ayer la muestra, un homenaje al que ha sido considerado el primer ilusionista del cine. Dibujante, mago, director de teatro y actor, Méliès (1861-1938) rodó más de 500 películas. Reinó en el mundo del género fantástico y del trucaje cinematográfico durante casi veinte años. Introdujo en el mundo del cine el sueño, la magia y la ficción. Como genio de los efectos especiales aplicó al cine trucos de magia y la técnica de la linterna mágica: pirotecnia, efectos ópticos, paradas de cámara, fundidos encadenados, sobreimpresiones, efectos de montaje y de color... Vivió unos años dorados, de gran popularidad, pero la aparición de grandes empresas, como Pathé y Gaumont, llevaron a Méliès a la ruina y el olvido. Totalmente arruinado, terminó vendiendo juguetes en la parisina estación de Montparnasse.

La exposición traslada al visitante a una feria de principios del siglo XX, con sus barracas y el ambiente de fiesta. Fue en ese entorno donde el cine tomó forma de esperáculo: diversión y emociones. Los distintos espacios y recursos expositivos de la muestra descubren cómo era el mundo y el ocio de aquella época, según explicó ayer Martín. La exposición incluye varias películas de Méliès –que se complementan con una selección de films de los hermanos Lumiére–, audiovisuales, copias de fotografías de la época y reproducciones de carteles, dibujos y una maqueta del estudio de Méliés en Montreuil, algunos objetos de época, como la carpeta fantástica de Houdin y aparatos como el cinematógrafo de los hermanos Lumiére. Además, hay tres audiovisuales en los que los visitantes pueden escuchar a reconocidas figuras del cine actual.

Tres espacios

La muestra se divide en tres espacios: el primero presenta el contexto de Georges Méliès, una aproximación a los aspectos sociales, políticos y populares de 1900; el segundo aborda la experiencia cinematográfica de Méliès y el último ámbito está dedicado a su primera película ‘Viaje a la luna’.

Por último, destaca ‘Participa Méliès’, una actividad educativa y participativa abierta a todos los públicos que ofrece a los visitantes la posibilidad de demostrar su ingenio.

El alcalde de Santander animó a santanderinos y turistas a visitar la exposición que estará un mes en la ciudad, mientras Badiola recordó que esta muestra es la número 25 que la Obra Social ‘la Caixa’ organiza en Santander. Desde la primera, la Carpa de la Ciencia, dos millones de personas han disfrutado de estas exposiciones.