Garrido destaca la actitud "que integra y no separa" de Menéndez Pelayo

Acto de clausura del curso de la UIMP, con el nombramiento doctor honoris causa del catedrático de Genética de la Universidad de Valencia Andrés Moya, y la entrega del Premio Internacional Menéndez Pelayo a Miguel Ángel Garrido, en el Paraninfo de La Magdalena.
Acto de clausura del curso de la UIMP, con el nombramiento doctor honoris causa del catedrático de Genética de la Universidad de Valencia Andrés Moya, y la entrega del Premio Internacional Menéndez Pelayo a Miguel Ángel Garrido, en el Paraninfo de La Magdalena. / Javier Cotera
  • La UIMP cierra sus cursos de verano con la entrega del Premio Menéndez Pelayo al filólogo Miguel Ángel Garrido

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) ha cerrado este viernes sus cursos de Santander con la entrega del XXX Premio Internacional Menéndez Pelayo al filólogo Miguel Ángel Garrido, quien ha reivindicado la figura del polígrafo y su actitud "que integra y no separa", ajena "a todo imperialismo".

Además, en la sesión de clausura de lo cursos de la UIMP se ha nombrado como doctor honoris causa de la institución al Premio Nacional de Genética Andrés Moya.

En su discurso por el Premio Menéndez Pelayo, Garrido ha recordado el intento del escritor y filólogo santanderino de hacer un mapa de estudios de la literatura española.

Ha señalado que Menéndez Pelayo se oponía a identificar literatura española con literatura en castellano y consideraba que no se podía reducir la identidad de la literatura a la adscripción lingüística.

Ha apuntado que, bajo esa concepción, "las fronteras geográficas o las divisiones administrativas no se impondrían como algo absoluto". "En estos tiempos de exclusivismos, recordamos con envidia un modo de sentir y pensar cuya meditación podría hacernos alumbrar felices conclusiones", ha dicho el premiado.

"Una tragedia para la ciencia española"

El lingüista y gramático Ángel López García-Molins se ha encargado de la laudatio de este profesor, que, además del Premio Internacional Menéndez Pelayo, también ha recibido la Medalla de Honor de la UIMP, que lleva aparejado la distinción.

López ha subrayado la justicia de este premio y ha asegurado que si Garrido se hubiera dedicado a otra cosa, y sus trabajos no existiesen, "sería una tragedia para la ciencia española de la literatura".

Así, se ha referido a su trabajo en terminología y en hispanismo, y ha resaltado que Garrido "fue el primero que comprendió que la literatura ya no podía ser mera filología".

Ha añadido que "nadie mejor" que este estudioso para recibir un premio de investigación llamado Menéndez Pelayo, porque "su trabajo supone una puesta al día de las preocupaciones del polígrafo santanderino". "Como él, Miguel Ángel Garrido ha sido exhaustivo, ha sido moderno y ha sido hispanista", ha recalcado López en su laudatio.

"Un pensador de la ciencia"

El rector de la UIMP, César Nombela, ha ejercido como padrino de Moya y ha pronunciado la laudatio de este investigador y catedrático de Genética de la Universitat de València.

Nombela ha destacado a Moya como "una primera figura del panorama científico español" y ha dicho que en él concurren "circunstancias excepcionales", ya que une a la condición de científico la de pensador.

El rector lo ha definido como "un pensador desde la ciencia" y ha asegurado que su pensamiento es "tremendamente honrado".

Moya ha señalado que esta distinción como doctor honoris causa le resulta especialmente gratificante porque, además de reconocer su trabajo como científico, valora su reflexión sobre la relevancia de la ciencia como forma de pensamiento.

Evolución y progreso

Ha pronunciado la lección de clausura, titulada "Evolución y progreso", en la que ha reflexionado sobre si existe o no progreso biológico.

El recién investido doctor honoris causa por la UIMP estudió simultáneamente Biología y Filosofía en la Universitat de València y obtuvo doctorados en las dos titulaciones.

En la actualidad, centra su investigación en el estudio del microbioma humano y otros organismos bajo una perspectiva evolutiva y de biología de sistemas y sintética.

A mediados de los años ochenta, promovió el Grupo de Genómica Evolutiva en el Departamento de Genética de la Universitat de València, en la que es catedrático desde 1993.

Es autor de unas quinientas publicaciones y ha publicado varios libros sobre la teoría evolutiva y el alcance del pensamiento evolutivo, entre ellos "Pensar desde la ciencia", "Naturaleza y futuro del hombre", y "Biología y espíritu".

También ha hecho estancias postdoctorales y desde agoto de 2014 dirige la Cátedra FISABIO para el momento de la investigación biomédica de la Universitat de València.

Además de Moya, este verano 2016 la Universidad Internacional Menéndez Pelayo ha distinguido como doctor honoris causa al investigador en Fotónica Philip Russel y al Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

El rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, ha intervenido en este acto para resaltar la vinculación entre su institución académica y la UIMP y ha felicitar a Garrido y Moya.