fotogalería

Un fuelle convertido en Superman, una de las 70 obras que firma el ilustrador francés de / Daniel Pedriza

¿Trastos o superhéroes?

  • Coladores, botellas, embudos y hasta brochas de afeitar se convierten en personajes animados en una exposición en la Escuela de Náutica, primer episodio de la Muestra de Artes Fantásticas que se celebra este fin de semana en Santander

Los objetos juegan a dos cosas: una es lo que son, y otra lo que podrían llegar a ser si en vez de terminar en la basura se convierten en superheroes que sobreviven a su propia eliminación. La vida útil de los objetos es un reloj de arena cada vez más fina, por eso asistir al proceso de reconversión que ha hecho el artista galo Gilbert Legrand con las 70 piezas que muestra desde este jueves en la Escuela de Náutica supone una celebración no solo del ingenio sino también del empeño por burlar a la parca.

Un colador roñoso se convierte en una hermosa asistenta uniformada. Lo mismo ocurre con dos brochas inservibles que son ahora dos ratones en plena carrera. ¿Y qué decir de ese fuelle que expulsa aire como un Superman en pleno vuelo, o el de una botella con vaporizador que luce como un héroe de cómic, ataviado con antifaz y capa? No falta el paraguas negro deslizándose como un Batman, ni tampoco un molinillo oxidado convertido en Angry Bird. Una pipa de fumar tiene cara de mala leche al ser ahora un toro en pleno bramido, y un grifo antiguo es un muchacho con las piernas abiertas.

¿Fantasía o ilusión óptica? En el fondo, las esculturas son la realidad burlándose del acostumbramiento, y esa treta de Legrand, que funciona en su exposición 'El gran show de las pequeñas cosas', funciona exactamente igual en el resto de propuestas que se enmarcan en el programa de la Muestra de Artes Fantásticas. Humor, metáforas y sobre todo fantasía marcan el devenir de un fin de semana que desde este viernes y hasta el domingo poblarán de actuaciones, juegos y propuestas la ciudad.

La muestra se podrá visitar, al precio de un euro, de 18.00 a 21.00 horas de lunes a viernes, y de 11.30 a 14.30 y de 17.00 a 21.00 horas, los fines de semana.

Una novedad de esta edición del MAF es la propuesta '1941: año cero', un proyecto de Amanda Pola y El Café de las Artes que, tras realizar numerosas entrevistas y encuentros con vecinos de la zona de Castilla-Hermida y el Barrio Pesquero, han creado una video mapping que se verá este sábado sobre la fachada de la torre de las estaciones. Se trata de un espectáculo para todos los públicos que se desarrollará en dos pases de 23 minutos, a las 23.00 y 23.45 horas. Por esta razón, el tráfico en las calles Calderón de la Barca y Atilano Rodríguez se cortará al tráfico a partir de las 21.00 horas del sábado salvo para autobuses, taxis y servicios de emergencias.

Qué ofrece el MAF

La programación no sólo propone funciones en la calle y en las salas seleccionadas. También, en esta octava edición, dos grandes eventos marcan la celebración del MAF. 'Laberint II' es un mar de paredes de colores lleno de encrucijadas que retan a los participantes más intrépidos. Construido en hierro, se trata de un laberinto de gran formato cuyas puertas solo se abren cuando el viajero es capaz de resolver los enigmas y pruebas de habilidad e ingenio que proponen. Está instalado en los Jardines de Pereda y abrirá sus puestas este sábado a las 12.00 horas.

Los espectáculos de calle se sucederán a lo largo de todo el día. Entre las propuestas, cabe destacar 'El cuento del viejo Lobo', de los checos Teatro Koñmo que tendrá lugar en la Plaza Pombo a las 17.00 y 20.00 horas. La 'auténtica' historia del viejo lobo será narrada por dos cómicos titiriteros que manipulan magníficos títeres de madera. Un espectáculo de humor y música que interacciona con el público, recomendado para mayores de 3 años. Podrá verse también el domingo 25 de septiembre a las 12.00 horas en el nuevo espacio de La Redonda, situado en Vioño de Piélagos.

En cuanto a la Chana Teatro, un colectivo que cuenta ya con un público bastante fiel dentro del MAF, presentará varios pases de su obra 'Vulgarcito' en el Palacio de Festivales el sábado a las 17.30 y el domingo a las 12.00 horas. Se trata de una dramatización muy libre, con objetos del famoso cuento Epaminondas.

Después, a 18.00 horas, los Boozan Dukes, que integran a músicos de cinco países, aterrizan en Santander para predicar, celebrar y festejar con ritmos vudú, blues, stomp criollo, swing y calypso su propuesta 'Acérquense damas y caballeros' en la Plaza San Martín.

El Anfiteatro del Centro Botín recibirá a las 21.00 horas a 'Potted', un proyecto de innovación artística sobre el espacio, los objetos, las estructuras y el ritmo. La intención es poner en crisis el sentido del objeto para llegar a su esencia, por medio de las disciplinas circenses y creando una comunicación directa con el espectador, cargada de impacto visual. El sábado regresará 'Ma biche et mon lapin', de la compañía francesa Aïe, Aïe, Aïe, que ofrecerá varios pases desde las 17.30 a las 20.00 horas en El Café de las Artes. Este colectivo ha preparado un breve y delicioso espectáculo donde, sobre una mesa, con música y sin palabras, las parejas se forman y se deforman en un ballet de objetos manipulados.