Visita guiada por las obras del MAS
Visita guiada por las obras del MAS / María Gil Lastra

El MAS cerrará ocho meses durante la "reforma integral" del edificio el próximo año

  • El Ayuntamiento espera iniciar a principios de 2017 las obras de mejora de la cubierta y la accesibilidad del museo santanderino

Las obras de mejora de la cubierta y la accesibilidad en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander (MAS) obligarán a cerrar al público durante los ocho meses que se estima que duren los trabajos, que el Ayuntamiento espera iniciar a principios de 2017 a pesar de haberse anunciado para este otoño. El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, acompañado de la concejala de Cultura, Miriam Díaz, ha presentado este viernes el proyecto definitivo después de éste recibiera ayer el visto bueno del Servicio de Patrimonio de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria.

Esta actuación, que supondrá la reforma "integral" del museo, irá ahora a la Junta de Gobierno Local para su aprobación y posterior licitación y adjudicación, unos trámites que el Ayuntamiento espera concluir antes de que finalice el año para así empezar las obras en 2017.

Este proyecto supondrá una inversión municipal de 600.000 euros y se estima que tendrá un plazo de ejecución de ocho meses, aunque éste podría reducirse en las ofertas que se presenten. En cualquier caso, el alcalde ha indicado que, siendo "conservadores", el cierre del MAS se prolongará durante toda la ejecución de los trabajos por cuestiones de "seguridad y conservación".

Ha explicado que este cierre, que aún no se sabe si se prolongará durante todas las obras, no implicará la paralización de la actividad del museo, que continuará trabajando en tareas de tipo científico como continuar con la digitalización de las obras de la colección del MAS, la realización de estudios de artistas cántabros como Solana y María Blanchard y los trabajos para las próximas colecciones permanentes y temporales.

Proyecto de mejora

El proyecto busca mejorar la accesibilidad con la instalación de un ascensor y montacargas con acceso desde la calle del Rubio, que obligará redistribuir espacios del museo creando unas nuevas oficinas y trasladando la biblioteca especializada.

Con el objetivo de que el MAS alcance la accesibilidad universal, también se van a eliminar todas las barreras arquitectónicas que puedan existir y se van a incorporar sistemas tecnológicos para la accesibilidad visual, auditiva e intelectual a las exposiciones.

En cuanto a la cubierta, en ésta también se llevará a cabo una reforma integral con la renovación de todos los materiales y la incorporación de sistemas de optimización del rendimiento térmico. En este punto, el alcalde ha recordado que se barajó que, con esta actuación, se pudiera haber hecho una quinta planta al museo pero los servicios técnicos han determinado que "no es posible".

En otras acciones, se va a mejorar el acceso principal al MAS con la automatización de las puertas, revisar toda la climatización del edificio y el sistema de seguridad, disponer nuevos sistemas de audio y habilitar nuevo acceso diferente para el acceso del personal a las oficinas.